Los farmacéuticos de hospital reclaman formación especializada común para toda Europa

0
721

Los farmacéuticos de hospital hacen un llamamiento urgente a los responsables europeos a implantar una formación especializada común para todos los países de la Unión Europea. Un reto que está en vías de convertirse en una realidad, tal y como aseguró el presidente de la Asociación Europea de Farmacia Hospitalaria (EAHP), Roberto Frontini, el pasado mes de marzo durante la celebración del Congreso de la EAHP.

La puesta al día sobre este tema, así como las principales novedades, avances y conclusiones presentados durante el encuentro serán expuestos y debatidos hoy en la I Jornada Post EAHP, avalada por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), con el patrocinio de GSK.

En este sentido, el sistema de formación español es muy valorado, ya que provee al futuro profesional de una formación específica que tiene una duración equivalente al MIR de los estudios de Medicina. Y así lo corrobora el doctor Miguel Ángel Calleja, vicepresidente de la SEFH: “el programa español lleva un amplio camino recorrido y nuestro nivel en la organización docente de postgrado y en la especialización es muy admirado por otros países de nuestro entorno“.

A juicio de la doctora María Rosario Santolaya, del Hospital Universitario Príncipe de Asturias y miembro del Comité Científico de la EAHP, el nivel de la farmacia hospitalaria de nuestro país es muy elevado respecto a Europa. “Estamos por delante en aspectos como la formación de especialistas, la agrupación de profesionales en sociedades científicas o la dotación tecnológica de los servicios. Pero esto no significa que no tengamos que aprender de ellos, ya que cada país tiene su propia idiosincrasia y el intercambio de profesionales es siempre enriquecedor“, añade.

Reino Unido es una referencia en cuanto a competencias cllínicas e integración del farmacéutico de hospital en todos los equipos clínico.“Debemos fijarnos en estos países para seguir mejorando“, comenta el doctor Calleja, “ya que a pesar de que hemos avanzado mucho en los últimos años, en áreas concretas como oncología, infecciones o urgencias, aún debemos tener una presencia mayor en todas las especialidades del hospital, así como en atención primaria“.

Romper barreras organizativas
Una de las principales barreras con las que se encuentra el farmacéutico de hospital es la comunicacion entre los distintos niveles asistenciales. La doctora Santolaya explica que “se está trabajando mucho en la continuidad asistencial y, tanto la receta electrónica como la historia clínica única informatizada, son herramientas muy valiosas. Pero también es necesaria una apuesta institucional dotando a los servicios de farmacia con recursos, no solo tecnológicos sino también humanos para posibilitar el seguimiento farmacoterapeútico real“.

Esta experta advierte que “problemas de medicación como la falta de adherencia, la conciliación de los tratamientos al ingreso y al alta hospitalaria, las duplicidades terapéuticas y el seguimiento de los efectos adversos podrían prevenirse o resolverse si no existiera esta barrera. De esta forma, el principal beneficiario sería el paciente, ya que supondría maximizar la efectividad de los tratamientos y minimizar los riesgos“.

Avances y nuevos retos
Otros retos a los que se enfrenta la Farmacia Hospitalaria son la medicina personalizada, los pacientes crónicos y el desabastecimiento de medicamentos que no tienen alternativas terapéuticas. “Sin duda, el entorno está cambiando y los farmacéuticos de hospital nos estamos adaptando a las nuevas demandas. Concretamente en España estamos sabiendo aprovechar esta oportunidad, y el trabajo colaborativo con otros países europeos nos ayudará a hacer que en el futuro lo alcancemos mucho antes y lo diseñemos con garantías de éxito“, afirma el vicepresidente de la SEFH.

Asimismo, se han producido importantes avances en este área. La renovación tecnológica, el liderazgo cada vez más marcado en la selección y correcto posicionamiento de los medicamentos, así como en su protocolización y uso adecuado, o el desarrollo de actividades clínicas cada vez más cercanas al paciente, son sólo algunos ejemplos.

Para el Presidente de la SEFH, el doctor Jose Luis Poveda todo esto ha supuesto un cambio significativo en el perfil del farmacéutico y en el modo de trabajo de los servicios de farmacia hospitalaria. “Ahora estamos reorientándonos hacia el paciente no ingresado que atendemos en nuestras consultas externas y en los hospitales de día. También estamos más involucrados en la atención de los pacientes en urgencias y en las transiciones asistenciales (ingreso y alta hospitalaria). En definitiva, un nuevo panorama ante el que debemos tener más competencias y una mayor colaboración con otros profesionales sanitarios“, concluye el doctor Poveda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here