Los fármacos actuales alivian el dolor oncológico en el 80-90% de los casos

0
729

El 30 por ciento de los pacientes que superan el cáncer sigue sufriendo dolor crónico.

Entre el 60 y el 90 por ciento de los pacientes con cáncer en fase avanzada padecen dolor. La alta incidencia y las características del dolor oncológico hacen necesaria una formación específica y la coordinación entre los profesionales de distintas especialidades médicas para que su abordaje sea el adecuado.

Teniendo presente estas premisas, Grünenthal ha organizado la XIII edición del curso: “Cáncer y Dolor, hacia una oncología sin dolor”, en la que han participado médicos especialistas en Oncología Médica, Radioterápica y en Cuidados Paliativos.

Según los expertos, el principal origen de este tipo de dolor se encuentra en la propia neoplasia ya que puede dañar un tejido o comprimir un nervio. “Los tumores más dolorosos son los de hueso, cabeza y cuello, y los de páncreas. La mitad de los pacientes que están recibiendo un tratamiento oncológico sufren dolor”, explica el doctor Jaime Feliu, jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de La Paz y director del curso. Asimismo, comenta que “los propios tratamientos contra el cáncer (cirugía, radioterapia o quimioterapia) y los procedimientos diagnósticos también pueden ser la causa del dolor oncológico”.

Los principales síndromes dolorosos que presentan un control más difícil son: metástasis óseas, plexopatías lumbosacra, polineuropatías y afecciones viscerales. “El dolor debe tratarse de manera individualizada, teniendo en cuenta su tipología, sus características -intensidad, duración, factores desencadenantes-, la causa del mismo y las peculiaridades de cada paciente. En función de todo esto, se decide la estrategia terapéutica más adecuada”, aclara el director del curso.

Además, los profesionales insisten en que el abordaje ha de ser interdisciplinar y contemplar diferentes estrategias: desde los medicamentos opioides, pasando por las técnicas analgésicas invasivas, hasta la radioterapia. “Con los medios farmacológicos actuales, utilizados de forma óptima, es posible aliviar el dolor en el 80-90 por ciento de los pacientes. En el 20 por ciento restante será necesario aplicar técnicas intervencionistas para lograr su alivio”, asegura el doctor Feliu.

El dolor es un síntoma que afecta de manera directa y muy negativa a la calidad de vida de los pacientes. El 30 por ciento de los pacientes que superan el cáncer sigue refiriendo dolor.

Hacia una oncología sin dolor
En el curso han participado dieciséis ponentes de diversas especialidades: oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos, farmacólogos, psicólogos, especialistas en dolor y médicos de cuidados paliativos. Durante dos jornadas, se abordó la epidemiología del dolor oncológico, la forma de evaluarlo, la farmacología de los analgésicos y el manejo de los opioides, las técnicas intervencionistas para el alivio del dolor, y los aspectos psicológicos más destacados en el tratamiento de los pacientes con dolor oncológico.

La estructura del curso tiene como objetivo la dinamización y la interactividad de los alumnos ya que comienza con una parte teórica y continúa con la presentación de diversos casos clínicos que ilustran la praxis diaria. Asimismo, los asistentes tuvieron la ocasión de participar de manera muy interactiva, pudiendo lanzar preguntas a los ponentes. “En esta línea, este año hemos introducido como novedad un concurso de casos clínicos en el que se han premiado los tres mejores casos teniendo en cuenta el contenido, planteamiento e interés científico”, añade el doctor Feliu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here