La medicina integrativa mejora la calidad y la esperanza de vida de los enfermos de cáncer

0
1143

Combina el conocimiento de la medicina oficial con otras medicinas complementarias que han demostrado su eficacia científicamente

Ante la necesidad de observar la enfermedad desde una perspectiva más amplia surgió la Medicina Integrativa (MI), un puente entre la medicina oficial y la medicina complementaria. La medicina oficial centra el tratamiento del cáncer en la destrucción de la célula cancerígena, pero en ese proceso no se trata ni se cuida el fortalecimiento del sistema inmunológico, la restauración del equilibrio de las funciones biológicas alteradas, ni las emociones del paciente, vitales para afrontar con éxito la enfermedad.

La MI actúa desde una visión más holística
añadiendo a los tratamientos oficiales otros cuya
eficacia ha quedado demostrada científicamente
que potencian el sistema inmunitario
-imprescindible en el control del cáncer- como
la fitoterapia, la acupuntura, la medicina ortomolecular (enfocada a restituir la salud celular mediante el uso de vitaminas, minerales, aminoácidos, coenzimas y probióticos), dietas adecuadas y personalizadas, además de la psicoterapia para tratar el distrés (estrés persistente no resuelto) de origen emocional como posible causa o agravante del proceso canceroso.

Según la Dra. Esther Ibáñez, médico con amplia experiencia en el uso de la MI en el centro médico Teryon, “en los pacientes oncológicos hemos podido comprobar una mejoría de su calidad de vida y una reducción de los efectos secundarios de la quimioterapia e incluso en algunos casos un aumento en la esperanza de vida”.

Uno de los aspectos que trata la MI es la fitoterapia. En este aspecto, la Dra. Ibañez añade que “hoy ya existen numerosos estudios científicos que avalan el uso de fórmulas compuestas por diversas plantas chinas en los tratamientos para el cáncer que ya se están utilizando, no sólo en China, sino en otros países como EUA, Canadá o Australia”. Aún así, remarca que “nos ocupamos de completar el tratamiento sin alterar jamás la estrategia oncológica establecida por la medicina oficial. Nuestro trabajo consiste en potenciar al máximo la capacidad del cuerpo para restaurar la salud”.

El Dr. Antonio Grau, con más de 20 años de experiencia en MI, añade que esta disciplina médica se centra en el estudio de las causas biológicas y psíquicas en que la enfermedad se origina, se desarrolla y se cronifica en cada enfermo. Por ello, se trata de un tratamiento personalizado.

La medicina tradicional y complementaria y la OMS
Cabe añadir que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la medicina tradicional y complementaria (MTC) es “una parte importante y con frecuencia subestimada de los servicios de salud”. Por ello, la OMS establece en su estrategia sobre la MTC 2014-2023 que “muchos países reconocen actualmente la necesidad de elaborar un enfoque coherente e integral de la atención de la salud, que facilite a los gobiernos, los profesionales sanitarios y, muy especialmente, a los usuarios de los servicios de salud, el acceso a la MTC de manera segura, respetuosa, asequible y efectiva”.*

Es importante resaltar que estos tratamientos no sólo son efectivos en casos de cáncer sino también en multitud de patologías de difícil tratamiento como las enfermedades neurológicas degenerativas, enfermedades autoinmunes, depresión o dolor crónico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here