Se celebra el ‘VII Congreso de la Asociación Andaluza de Enfermedades Autoinmunes’

0
707

Con el objetivo de mantener una línea de trabajo común entre los profesionales implicados en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes y contribuir a la difusión de las novedades en el manejo de estas patologías, se celebra en Almería, del 13 al 15 de febrero, el VII Congreso de la Asociación Andaluza de Enfermedades Autoinmunes (AADEA).

“En España son escasos los estudios de prevalencia de las enfermedades autoinmunes (EAS). Se considera que las estimaciones de cifras de incidencia y prevalencia para el total de estas enfermedades están por debajo de la realidad porque, o no se dispone de datos de todas ellas, o ni siquiera están incluidas en los registros o publicaciones”, asegura la Dra. Ana Celia Barnosi, presidenta del Comité Organizador del Congreso.

Pero a pesar de no tener datos de prevalencia, la Asociación Andaluza de Enfermedades Autoinmunes trabaja para poner en marcha proyectos de investigación de gran magnitud acogiendo a clínicos de diferentes especialidades y a investigadores de ciencias básicas.

Cada año, en el Congreso de la AADEA se presentan los avances obtenidos. La presidenta ha explicado que “en esta VII edición se van a presentar algunas novedades en el campo de la genética y epigenética que aportan conocimientos sobre el origen de las enfermedades autoinmunes y en concreto del lupus eritematoso sistémico (LES)”.

Pero además de la genética y epigenética, el programa científico trata el trasplante de células mesenquimales en las enfermedades autoinmunes, la reproducción asistida en pacientes con síndrome antifosfolipídico y otros temas relacionados con las osteoporosis, infecciones, vasculitis, uveítis…

Los principales avances: en el campo del Lupus Eritematoso Sistémico
Durante varios días, cerca de 200 internistas, reumatólogos, nefrólogos, inmunólogos, dermatólogos, oftalmólogos y neurólogos, entre otros, intercambiarán experiencias a través de siete mesas destinadas a actualizar conocimientos sobre hipertensión pulmonar, uveítis y esclerodermia o enfermedades autoinmunes sistémicas.

Una de estas enfermedades es el lupus eritematosos sistémico cuyos criterios clasificatorios diagnósticos revisados en 1982 y posteriormente en 1997 han sido criticados porque excluyen a pacientes con formas limitadas o precoces, porque las manifestaciones dermatológicas tienen mucho peso o porque no se recogen determinadas manifestaciones neurológicas, entre otros motivos. “Por esta razón, el grupo SLICC (Systemic Lupus International Collaborating Clinics) ha establecido nuevos criterios clasificatorios que pueden ayudar a establecer un diagnóstico más precoz, sobre todo de pacientes con manifestaciones menos frecuentes de la enfermedad”, ha explicado el Dr. Norberto Ortego, miembro del Comité Científico del Congreso.

Durante la celebración del mismo, también se hará alusión a los avances desde el punto de vista terapéutico en el tratamiento del LES gracias a la optimización de los fármacos. “Los antipalúdicos han demostrado ser un tratamiento de fondo imprescindible, con importantes beneficios en morbilidad y mortalidad”, ha señalado este experto.

“Pero – recalca- sin duda el mayor avance ha sido el desarrollo de anticuerpos monoclonales como belimumab, único fármaco de esta clase autorizado para el tratamiento de la enfermedad, en base a los buenos resultados obtenidos en los ensayos clínicos realizados con el fármaco”.

¿Qué son las enfermedades autoinmunes?
Una enfermedad autoinmune es una enfermedad causada por el sistema inmunitario, que ataca las células del propio organismo. En este caso, el sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca partes del cuerpo, en vez de protegerlas. Pueden ser de dos tipos:

Enfermedades autoinmunes sistémicas (no órgano específicas): se producen cuando los anticuerpos reconocen antígenos no específicos en más de un órgano en particular. Así, existe un grupo de enfermedades que, a pesar de tener algunos antígenos específicos de algunos órganos, no presentan exclusividad para estos, como por ejemplo la polimiositis. Además del lupus eritematoso sistémico, se encuentra la esclerosis sistémica, el síndrome de Sjögren, el síndrome antifosfolípido, la artritis reumatoide o las miopatías inflamatorias.

Síndromes locales (órgano específicas): pueden ser de carácter endocrino (diabetes mellitus tipo 1, enfermedad de Addison, tiroiditis de Hashimoto etc.), dermatológico (pemphigus vulgaris), o hematológico (anemia hemolítica autoinmune), e involucra un tejido en particular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here