Superando barreras en la atención a los pacientes con ictus

0
759
Detectar precozmente el riesgo de ictus

Durante la celebración del 7º Congreso Europeo de Pacientes, Innovación y Tecnología, que tiene lugar en Madrid estos días, se lleva a cabo la mesa redonda, “Superando barreras en la atención de los pacientes con ictus”. La sesión, que cuenta con el soporte de Boehringer Ingelheim, tiene como objetivo concienciar sobre la importancia del cuidador en pacientes con ictus, una enfermedad que se sitúa como la segunda causa de muerte en España.

La mesa cuenta con la participación de Carmen Aleix, presidenta de la Federación Española de Pacientes con Ictus, el Dr. Javier Mar, economista de la salud e investigador del estudio CONOCES, y la doctora Isabel Egocheaga, médico de familia y miembro del Comité Técnico de la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud. La mesa redonda estará moderada por el presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), Alipio Gutiérrez. El Congreso, organizado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, tiene como principal objetivo fijar planes específicos para gestionar la atención a los pacientes crónicos.

El impacto social y económico del ictus

En España, el ictus es la segunda causa de muerte, la primera en mujeres, y afecta cada año a más de 130.000 personas, de las cuales 80.000 fallecen o quedan con alguna discapacidad. Concretamente, la mortalidad por ictus isquémico (8 de cada 9 ictus son de tipo isquémico), es del 15% de los pacientes, en los primeros 30 días, y del 33% de los pacientes, al cabo de 1 año, sino son tratados específicamente. Sin embargo, lo más importante son las secuelas que producen.

Desde el punto de vista económico, los costes sanitarios en el primer año tras el diagnóstico de un ictus son considerablemente elevados debido al ingreso hospitalario y a la rehabilitación, y están relacionados con la duración de la estancia hospitalaria del paciente. Un paciente que sufre un ictus y queda dependiente cuesta al Estado entre 20.000 y 30.000€ el primer año. El ictus consume entre el 3% y el 4% del gasto sanitario en los países de rentas elevadas, distribuyéndose el 76% de los costes sanitarios directos en el primer año, concentrado mayoritariamente en costes hospitalarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here