Tener bajo el ácido úrico podría ser factor de riesgo de Parkinson

0
1383

Presentar niveles bajos de ácido úrico bajo podría ser un factor de riesgo para el Parkinson, tal y como ha evidenciado una investigación llevada a cabo por un equipo de especialistas de tres instituciones sevillanas, su universidad, el Hospital Universitario Virgen del Rocío y su Instituto de Biomedicina (IBIS).

De esta forma, los miembros del Grupo de Investigación de Trastornos del Movimiento de estos centros sostienen esta teoría, ya que los factores genéticos asociados a estos índices “están directamente relacionado con el riesgo de desarrollar esta enfermedad”. Así se expone en la Agencia Sinc.

A juicio del responsable de este equipo, el doctor Pablo Mir Rivera, que señala que, en los últimos años, se han descrito numerosos genes relacionados con la fisiopatología de los trastornos del movimiento, el objetivo final es “predecir la respuesta al tratamiento a través de su perfil genético”.

Así, se podría decidir “cuál es el más adecuado y evitar posibles efectos secundarios”, continúa el experto, que añade que, para alcanzar esa Medicina personalizada, “primero hay que conocer los factores genéticos que predispongan al desarrollo de esos efectos”.

Distonía y Tourette, también a estudio

Por otra parte, este grupo de especialistas de la capital hispalense también están estudiando los factores genéticos ligados a otros trastornos del movimiento como es la distonía, un trastorno del movimiento “caracterizado por la presencia de contracciones musculares prolongadas que pueden producir posturas mantenidas y movimientos anómalos”.

Para ello, éstos lideran un estudio multicéntrico formado por especialistas de Andalucía, Madrid y Valencia. No obstante, también están inmersos en otros proyectos, como uno que analiza los factores genéticos por los que unos músicos son más propensos a sufrir distonía que otros.

Por último, también es objetivo de investigación el síndrome de Tourette, trastorno que está siendo protagonista de varios estudios. En ellos se trata de caracterizar “tanto los factores genéticos como ambientales involucrados en su desarrollo”, concluyen los expertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here