Trastornos mentales: la familia, clave en la rehabilitación

0
717

Trastorno bipolar y esquizofrenia. Estas dos patologías, la segunda de ellas en sus variantes más severas, las atienden los profesionales de la Unidad de Psicosis de Avances Médicos S.A (AMSA). “Hay dos tipos de pacientes: aquellos con un grado de trastorno muy severo y moderado”, explica Florencio Moneo, psiquiatra de AMSA y responsable de esta unidad. “Aproximadamente la mitad de ellos consigue recuperarse, es decir, reinsertarse en la sociedad. Los que no lo consiguen acaban en el INEM o en trabajos protegidos”, agrega.

El tratamiento suele durar alrededor de 4 meses (y la asistencia media es de 15 pacientes) y, según Moneo, “la red social de apoyo –familiares y amigos- es clave para la recuperación del paciente”. También lo es la medicación. “Es muy importante emplear los psicofármacos actuales, puesto que atacan las puntos diana y tienen menos efectos secundarios (no crean dependencia, ni provocan enfermedades metabólicas)”.

En general, los tratamientos son grupales y multifamiliares “ya que hay que procurar que el ambiente sea lo más parecido al sitio donde se reintegran, la sociedad”. Para ello trabaja un equipo interdisciplinar formado por psiquiatras, psicólogos y terapeutas, además “de gente en prácticas que entra y sale, y que contribuye a que el grupo no se vuelva sectario”, señala el experto de AMSA.

Además, los profesionales de AMSA hacen hincapié en la formación sanitaria tanto de los pacientes como de sus familiares, algo que consideran “fundamental”. Por otra parte, el responsable de la unidad indica que “en muchas ocasiones los pacientes vienen de las hospitalizaciones de otros hospitales –Basurto, Zamudio y San Juan de Dios-, por lo que llegan moderadamente estabilizados”.
 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos