Un desfibrilador portátil en la farmacia de la Estación de Sants salva la vida a un viajero

0
1119

Un hombre de 69 años, usuario de la red de Cercanias, ha salvado la vida en la Estación de Sants de Barcelona gracias a la acción de un desfibrilador portátil ubicado en la farmacia de la propia estación. La desfibrilación consiguió reanimar al enfermo, que había sufrido un infarto agudo de miocardio, hasta la llegada del SEM (Servicio de Emergencias Médicas), que lo trasladó al hospital Clínic de Barcelona, donde se encuentra estabilizado.

Se trata de la primera vida salvada desde que, el pasado mes de diciembre, se iniciara la primera fase del proyecto “Barcelona, ciudad cardioprotegida”, cuyo objetivo es que las farmacias cuenten con un desfibrilador para utilizarlo en casos de episodios cardíacos sobrevenidos. De momento, una treintena de farmacias distribuidas por todos los distritos de la ciudad ya disponen de uno de estos dispositivos, cuyo número se irá incrementando en las sucesivas fases del proyecto, que finalizará en 2016.

La iniciativa ha sido impulsada por la Associació Barcelona Salut (ABS), entidad sin ánimo de lucro, fundada por 25 conocidos médicos, investigadores y farmacéuticos, que cuenta con la colaboración, entre otros, de la Fundació Brugada. El proyecto, realizado gracias al patrocinio de la farmacéutica Ferrer y AXA, se desarrolla conjuntamente con la Associació de Farmàcies de Barcelona, en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona, el Departament de Salut y el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona.

La muerte súbita cardiaca causa 400.000 muertes al año en los países de la UE. De éstas, un 10% se producen en Cataluña. Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad, y desde que se produce el episodio cardiaco, las posibilidades de sobrevivir se reducen un 10% por cada minuto que pasa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here