Vuelta al trabajo: todos los consejos para cuidar tu vista

0
822

Una visita rutinaria al especialista tras el verano ayudará a resolver posibles problemas en los ojos, especialmente si no se han tomado las precauciones adecuadas en la época estival. “Es difícil precisar y cuantificar en qué medida afecta el sol al funcionamiento ocular, pero sí existen datos que nos permiten relacionar la exposición solar con la formación de cataratas y con enfermedades degenerativas de la retina como la degeneración macular asociada a la edad”, explica el doctor Enrique Cervera, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital General de Valencia. Para prevenir estos daños, durante el verano, es importante utilizar gafas de sol homologadas y gorros o sombreros. Cuidar la alimentación, evitar la sequedad ocular y cuidar las lentillas también ayudarán a nuestra salud visual. Éste y otros consejos han sido recopilados en el informe sobre los cuidados y recomendaciones en materia de salud visual a tener en cuenta de cara a la vuelta al trabajo que acaba de presentar Bausch+Lomb, empresa líder en el cuidado de la salud ocular.

Falta de concienciación

Actualmente, no existe una plena concienciación de la importancia de mantener una regularidad en las visitas al especialista. Según se desprende del estudio realizado por la compañía, y cuyos resultados y conclusiones han sido avalados por la Sociedad Española de Oftalmología, un 73% de los encuestados con trabajo dice que no se chequea la vista simplemente porque ve bien y un 71% porque no tienen ningún síntoma. Las comprobaciones del estado de la vista muestran diferencias por niveles educacionales: sólo un 29% de los encuestados con título de primaria se realizó un chequeo de la vista en el último año frente a un 49% de los entrevistados con título universitario.

La misma conclusión se obtiene al analizar el nivel de ingresos: aquellos miembros que declaran tener unos ingresos familiares inferiores a 20.000 euros han revisado su vista en el último año en un 39%, mientras que aquellos con ingresos familiares superiores a 70.000 euros lo han hecho en un 50%. De hecho, un 41% de las familias con ingresos inferiores a 20.000 euros no chequean más su vista porque les parece caro.

Una exploración del fondo de ojo es capaz de dar información sobre el estado vascular del paciente, permitiendo detectar enfermedades como la diabetes e hipertensión arterial. Otros datos que podría aportar la visita al oftalmólogo es la detección de la presencia de conjuntivitis o irritaciones causadas por una excesiva exposición al agua de la piscina o del mar, alteraciones a nivel de la córnea y los efectos de una excesiva exposición a la luz solar, en forma de alteraciones a nivel de la retina”, asegura Cervera.

Cuida tus ojos en la oficina

Cada día, los adultos pasan un tercio de la jornada en su puesto de trabajo, con el ordenador como principal herramienta de trabajo. Un 86% de las personas con empleo, según el Barómetro desarrollado por Bausch + Lomb, afirma conocer los perjuicios para la vista de trabajar con un ordenador. Sin embargo, solo el 46% de ellos se realizó un chequeo en el último año. “Entre los daños que pueden producirse, normalmente por rutinas incorrectas, se incluyen la fatiga visual y la sequedad ocular. La reducción del parpadeo al fijar la vista supone una agresión para la distribución normal de las lágrimas, lo que favorece o predispone a la sequedad”, explica el oftalmólogo.

Para evitar este y otros daños para la vista, es importante seguir algunas recomendaciones: situar la pantalla a una distancia de los ojos de 50-55 cm, utilizar pantallas TFT, ampliar el tamaño de los caracteres en la lectura de documentos y evitar consultarlos si están dentro de fundas transparentes, debido a los brillos que genera el plástico. Además, en caso de necesitar gafas o lentillas, utilizarlas. La iluminación, por otro lado, ha de ser la adecuada, ni insuficiente, ni excesiva y, preferiblemente, natural.

En algunos entornos laborales los trabajadores están sometidos a mayores riesgos de sufrir accidentes o enfermedades laborales. Prevenir los daños en los ojos es clave para que no se conviertan en irreparables. Es fundamental identificar los peligros a los que están expuestos y utilizar protección ocular adecuada y mantenerla en condiciones óptimas. En caso de producirse un accidente, es imprescindible buscar asistencia médica.

Nuevas tecnologías: Tablet y e-readers

La proliferación de nuevos dispositivos como libros electrónicos o tabletas hace que cada vez más usuarios los utilicen en su puesto de trabajo. Hay que tener en cuenta que, cuanto más pequeña es la pantalla, mayor es el esfuerzo acomodativo a realizar. Para no forzar la vista, es importante mantener una distancia mínima de entre 30 y 40 cm entre el dispositivo y  los ojos. Además la mayoría de los dispositivos permiten adaptar el tamaño de la letra, para hacer más cómoda la lectura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here