ESTÁS LEYENDO...

Aurora Barraguer nos explica qué son las aguas min...

Aurora Barraguer nos explica qué son las aguas mincelares y el porqué de su éxito

Aurora Barraguer nos explica qué son las aguas mincelares y el porqué de su éxito

Las aguas mincelares son un producto que está subiendo enteros en las preferencias de las consumidoras y su oferta en la farmacia es cada vez mayor. Se trata de soluciones de base acuosa compuestas de unas partículas específicas, las miscelas, que son las de dan nombre a este producto y que se caracterizan por tener una estructura bipolar: por un lado atraen el agua (polo hidrófilo) y, por otro, atraen la grasa (polo lipófilo).

Tal y como comenta Aurora Barraguer, experta en dermocosmética de laboratorios Uriage, “estas mincelas actúan como unos imanes que atraen las impurezas y la suciedad de los poros, dejando un rostro limpio, sin rastros de suciedad y sin necesidad de aclarado. Debido a ello están indicadas principalmente para desmaquillar y limpiar en profundidad la piel de las impurezas acumuladas, así como de los agentes externos como el maquillaje o la contaminación”.

Una de las principales dudas que surgen respecto a estos productos es cuál es su diferencia con los tónicos faciales “de toda la vida”.  Según esta experta, “se puede decir que el agua mincelar es un producto más puntual o inmediato, que se puede usar en cualquier momento para eliminar restos de polución, sebo, sudor, etc. “El tónico, por su parte, es un complemento del cuidado facial que se aplica tras una limpieza profunda de la piel y que ayuda a equilibrar el pH cutáneo, además de tonificar y calmar”.

Para utilizar correctamente este producto hay que aplicarlo sobre un algodón y pasarlo por el rostro mediante ligero toquecitos, evitando arrastrar. “Es muy importante utilizar un agua mincelar que esté indicada para nuestro tipo de piel, dependiendo de si ésta es grasa, seca o sensible (por ejemplo, con tendencia a sufrir algún tipo de afección como la rosácea)”. Se pueden usar a diario, siempre que la piel “pida” una limpieza, y también, mañana y noche, formando parte de la rutina de limpieza y desmaquillado. “Puesto que están formuladas para eliminar todo tipo de impurezas como polución o restos de sudor, también se pueden utilizar, por ejemplo, tras un  jornada de playa o una sesión de gimnasio. En estos casos, lo recomendable es combinarlas con agua termal de manera que la piel quede perfectamente hidratada y ayudando así a regenerar las células cutáneas”, señala la experta.

aguas mincelares





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.