ESTÁS LEYENDO...

Bayer y la DNDi desarrollarán una molécula de uso ...

Bayer y la DNDi desarrollarán una molécula de uso veterinario para tratar la oncocercosis

Bayer y la DNDi desarrollarán una molécula de uso veterinario para tratar la oncocercosis

Es una enfermedad tropical de las consideradas “olvidadas” que causa ceguera

Bayer y la Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, siglas en inglés de Drugs for Neglected Diseases initiative) han firmado un acuerdo mediante el que Bayer ofrece su principio activo emodepsida para apoyar a la DNDi en su esfuerzo por desarrollar un nuevo fármaco para el tratamiento de la oncocercosis, también conocida como ceguera de los ríos. La oncocercosis es la segunda infección en el mundo que causa ceguera; y es una enfermedad tropical de las consideradas “olvidadas”, provocada por un gusano denominado filaria.

Emodepsida es un principio activo de la compañía japonesa Astellas, y ha sido desarrollado por la división Animal Health de Bayer para uso veterinario. En estudios preclínicos, se ha observado que emodepsida es eficaz eliminando los gusanos adultos, lo que demuestra su potencial como un nuevo medicamento macrofilaricida para el tratamiento de pacientes con oncocercosis. Astellas ha garantizado a Bayer los derechos para desarrollar emodepsida en esta línea de investigación.

Los programas a gran escala para el tratamiento y control de las enfermedades causadas por filarias, como la ceguera del río, han estado vigentes durante más de 20 años, basados en la administración de fármacos a poblaciones enteras. Aunque estos programas de administración masiva de medicamentos (MDA, siglas en inglés de Mass Drug Administration) han tenido un éxito considerable, los tratamientos deben repetirse en intervalos periódicos cada 6 o 12 meses hasta los 17 años para cubrir el periodo de vida de los gusanos adultos.

Esto se debe principalmente a los que tratamientos utilizados en la actualidad son microfilaricidas, lo que significa que eliminan sólo a los gusanos jóvenes. Un producto macrofilaricida como emodepsida, que elimina a los gusanos adultos, podría reducir de forma drástica el tiempo de tratamiento de los MDA, y podría utilizarse en áreas y circunstancias donde el uso de medicamentos microfilaricidas es limitado.

“Tenemos que basarnos en la experiencia y el progreso de los últimos 20 años y dar un nuevo impulso a la investigación y desarrollo de nuevas herramientas sanitarias para acelerar la eliminación de la oncocercosis en los países objetivo en África”, explicó el Dr. Bernard Pécoul, Director Ejecutivo de DNDi. “A través de nuestra colaboración con Bayer en el desarrollo de emodepsida, esperamos conseguir un tratamiento nuevo, seguro, de corta duración y adaptado a los pacientes, a la vez que ofrecer un nuevo enfoque de salud pública en los países afectados por esta enfermedad”.

“El suministro de fármacos para el tratamiento de enfermedades tropicales olvidadas como el Chagas o la enfermedad del sueño africana han sido un componente esencial de nuestro compromiso social desde hace muchos años”, indicó el Dr. Olivier Brandicourt, Presidente del Consejo de Dirección de Bayer HealthCare. “Tenemos muchas ganas de unirnos a DNDi en su misión de desarrollar mejores tratamientos adaptados a los pacientes con este tipo de enfermedades”, añadió.

Dentro del marco del acuerdo, DNDi se responsabilizará del desarrollo preclínico y clínico de emodepsida, y Bayer del desarrollo farmacéutico, así como de su producción, registro y suministro del fármaco. El acuerdo asegura que si emodepsida tiene éxito en las fases posteriores de su desarrollo, estará disponible al precio más bajo sostenible, para garantizar que sea asequible y accesible en los 31 países africanos donde la enfermedad es endémica.

Los derechos de uso de la tecnología o los resultados generados dentro de esta colaboración permiten a cada parte proseguir con el proyecto con terceros en caso de retirada de una de las partes, lo que asegura el desarrollo y accesibilidad de emodepsida para el beneficio de los pacientes.

Sobre la oncocercosis
La oncocercosis, también conocida como “ceguera de los ríos” es una enfermedad parasitaria endémica en 36 países en África, la península Arábiga y en algún país de América, transmitida por la picadura de la mosca negra. Afecta a unos 25 millones de personas en todo el mundo, de los que 6 millones de ellos sufren síntomas debilitantes y unos 270.000 están afectados de ceguera.

La oncocercosis impide el desarrollo económico en las áreas donde se da la enfermedad. El miedo a la infección por la picadura de la mosca negra lleva al abandono de las zonas fértiles de las riberas de los ríos, donde abunda el vector.

La filaria, en su forma adulta, puede vivir hasta 15 años dentro del cuerpo humano. La filaria hembra produce millones de microfilarias que provocan un deterioro visual grave (incluido la ceguera), lesiones, y picor intenso y despigmentación de la piel. Las hembras de la mosca negra ingieren las microfilarias si pican a una persona infectada. Algunas de estas microfilarias pueden transformarse en larvas infectivas y, si la mosca pica a otra persona, transmitirle el parásito, que completa así su ciclo de vida.

Beneficios potenciales
Si emodepsida se convierte en un macrofilaricida para el tratamiento de la oncocercosis, tendría importantes beneficios potenciales para los pacientes. Podría reducir la duración de los tratamientos que, con los tratamientos actuales, se basan en administraciones masivas de fármacos que pueden durar hasta 17 años, el tiempo que el parásito puede sobrevivir dentro del organismo humano.

Además podría utilizarse donde el uso de medicamentos microfilaricidas es limitado por cuestiones de seguridad en áreas donde los pacientes con oncocercosis están coinfectados con Loa loa (gusano africano del ojo), y tienen niveles muy elevados de microfilarias en la sangre. El tratamiento de estos pacientes con los fármacos actuales puede provocar reacciones adversas graves, incluido el daño cerebral (encefalopatía), que pueden ser fatales. Estas reacciones se deben posiblemente, a la muerte repentina y masiva de las formas juveniles del gusano Loa.

Por último podría utilizarse en el tratamiento individualizado del paciente.

Emodepsida
Emodepsida es un principio activa originario de la compañía japonesa Astellas, que ha sido desarrollado por la división Animal Health de Bayer para uso veterinario y comercializado como un medicamento veterinario antihelmíntico para perros y gatos, tanto en combinación con prazicuantel, como combinado con toltrazurilo.

Tras los buenos resultados de uso en animales, se ha observado que en estudios preclínicos emodepsida es eficaz eliminando los gusanos adultos, una característica única que permite prever una intervención terapéutica más corta para tratar a pacientes infectados.

 





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.