El láser permite borrar cicatrices tras accidentes o quemaduras

1
10405

Por su parte el Dr. Martínez, añade que, en el campo del tratamiento de pacientes quemados por incendios, agua hirviendo o por sustancias químicas, “estamos teniendo mucho éxito. La terapia con láser combinado (láser vascular y fraccionado) mejora en flexibilidad y elasticidad de la zona, además los pacientes tras este tratamiento afirman no notar molestias o picor que antes sí tenían”.

En esta XXX reunión del GEDET, el Dr. Antonio Campo Voegeli presenta un procedimiento para rosácea con láser vascular. “En mi consulta, hemos logrado una tasa de mejoría clínica del 89%. Esto permite reducir el tratamiento farmacológico durante años. El láser actúa sobre el componente vascular, tanto en capilares superficiales como profundos, coagulándolo para que el cuerpo lo reabsorba, ya que esos capilares no tienen una función específica (estos pacientes presentan una mayor densidad de capilares que es lo que les genera los síntomas de la rosácea). El resultado es muy bueno. Sin embargo, pacientes con otro tipo de rosácea, aquella en la que hay un gran componente inflamatorio, tienen peores resultados a la terapia con láser o no responde a ella”, explica este dermatólogo de la Clínica Dermatológica Campo-Optimage y académico de la AEDV.

Pero las aplicaciones del láser no se quedan ahí, gracias a la evolución tecnológica se han podido ampliar las indicaciones para las que fueron creados en su inicio. Por ejemplo, los dispositivos láseres vasculares, que se desarrollaron para tratar telangiectasias (arañas vasculares), ahora han demostrado su eficacia para la patología dermatológica inflamatoria o para las lesiones tumorales, concluye el Dr. Jesús del Pozo Losada, dermatólogo del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña y presente en esta reunión que se celebra desde este jueves al sábado 17 de noviembre en San Sebastián.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here