Los beneficios que la vitamina C puede aportar a tu piel

0
102

Todos sabemos que la vitamina C es esencial para fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la salud en general. Puede prevenir los resfriados, y su aroma puede despertar los sentidos. ¿Pero sabías que la vitamina C tiene beneficios excepcionales para tu piel también?

Sus propiedades antioxidantes hacen que esta vitamina sea crucial para la salud de la piel. Cuando se incorpora a la rutina diaria en forma de cosmético, la vitamina C ayuda a proporcionar una amplia gama de beneficios que mantienen tu piel con un aspecto joven, vital y fresco.

Este ingrediente natural es clave para proteger tu piel de los estresantes del ambiente, los signos de envejecimiento, los malos hábitos y otros problemas a los que nos enfrentamos a diario.

Continúa leyendo para conocer todos los beneficios de esta vitamina, las diferentes formas que encontrarás en el cuidado de la piel y cómo integrar este ingrediente clave en tu rutina diaria.

Beneficios de la vitamina C para la piel

Protege contra los radicales libres

Por si no lo sabes todavía, los contaminantes del aire al que estamos expuestos a diario causan daños a nuestras células cutáneas. Lo mismo se puede decir de la excesiva exposición al sol, el hábito del tabaquismo y el abuso de sustancias poco recomendables, como el alcohol. Estos factores son una razón clave por la que la calidad de la piel tiende a degradarse con el tiempo.

Afortunadamente, los beneficios de la vitamina C ayudan a proteger contra el daño causado por los radicales libres, mientras que los neutralizan para retardar los signos visibles del envejecimiento.

Los radicales libres son básicamente electrones no apareados que son químicamente inestables y tratan de encontrar otros electrones para ayudarles a estabilizarse. Desafortunadamente, estas molestas nanopartículas normalmente recurren a robar electrones de otras células, como las de tu piel.

Con esto se consigue disminuir el aspecto de las líneas finas y las arrugas, y ayuda a mantener una apariencia más joven, más despierta y fresca.

Aclara la tez

La vitamina C de alta potencia también ayuda a aclarar visiblemente la piel al disminuir la aparición de manchas oscuras y decoloración.

Con sus poderosas propiedades antioxidantes, la vitamina C trabaja para igualar el tono de la piel e iluminar el cutis en general, dejándolo con un brillo natural muy bonito y una textura perfecta.

Debido a que nutre e ilumina la piel, la vitamina C también ayuda a reducir la aparición de manchas oscuras que pueden desarrollarse con el tiempo.

Mejora la textura y suaviza

La vitamina C también tiene propiedades exfoliantes, lo que significa que puede mejorar la textura y el aspecto general de la tez. Esto significa que ayuda a eliminar la acumulación de células muertas y suciedad en la superficie de la piel y dejarla con un aspecto luminoso.

El cuidado de la piel con este ingrediente también reduce la apariencia de opacidad y le da a tu cutis un aspecto más suave y rejuvenecido.

Reduce los signos de envejecimiento

Finalmente, los beneficios de la vitamina C ayudan a reducir los signos de envejecimiento mejorando dramáticamente la apariencia de las líneas finas, arrugas y manchas oscuras.

La hidratación que aporta ayuda a reponer los lípidos naturales de la dermis y a restaurar la función de la barrera natural de la piel, lo que produce una textura más suave y una mayor retención de la humedad.

Los antioxidantes también pueden ayudar a hacer tu piel más fuerte para que pueda soportar mejor la prueba del tiempo.

Diferentes formas de vitamina C y qué buscar

Cuando se trata de la vitamina C, saber qué comprar no es tan simple como parece, ya que viene en una variedad de formas, y algunas son mejores para la dermis que otras. Saber qué buscar en una etiqueta hace que sea mucho más fácil elegir el cuidado de la piel adecuado.

Las formas más comunes de vitamina C en el cuidado de la piel son:

  • Ácido L-ascórbico – Esencialmente, es la forma pura de la vitamina C, y es la forma más común. Es muy potente y ofrece todos los beneficios de la vitamina C. Pero, debido a que es tan fuerte, es menos estable y a menudo puede ser demasiado agresiva para la tez de muchas personas.
  • Ascorbil Fosfato de Sodio – Esta versión soluble en agua es más estable que la anterior. Ofrece toda la efectividad sin riesgos. Es la mejor opción para todos los tipos de piel, y es muy poco probable que cause problemas incluso en las pieles más sensibles.
  • Ascorbil Fosfato de magnesio – Otro derivado de la vitamina C soluble en agua, pero menos potente que el Ácido L-ascórbico, más estable y más suave. Ayuda a aumentar la hidratación, a calmar la piel y a reducir la grasa.
  • Palmitato ascorbilo – Esta versión liposoluble es una mezcla de ácido ascórbico y ácido palmítico. Se usa con frecuencia en productos con base oleosa, se absorbe fácilmente y ayuda a uniformar el tono de la piel y a promover una apariencia juvenil.
  • Ascorbato de tetrahexildecilo – Esta versión soluble en grasa es más estable y se absorbe fácilmente en la piel. Es conocida por ayudar a la calidad general de la piel, pero puede causar irritación en la piel más sensible.

Qué buscar en los productos de vitamina C

 ¿Listo para añadir este ingrediente milagroso a tu rutina diaria? ¡Fantástico! Sin embargo, como la mayoría de las cosas, no todos los productos de vitamina C son iguales, por lo que es fundamental que sepas qué elementos buscar al seleccionar un nuevo producto.

Primero, asegúrate de buscar preparaciones estabilizadas, ya que las soluciones no estables pueden causar irritación y terminar siendo perjudiciales para tu tez. Del mismo modo, siempre debes comprar productos que estén empaquetados de tal manera que protejan el contenido de la luz solar, lo que evita la oxidación prematura de la vitamina.

Para los sueros específicamente, que son la forma más eficaz de aplicar la vitamina C al cutis, es crucial encontrar uno con una mayor concentración de ingredientes activos y moléculas más pequeñas, que ayude a penetrar más profundamente en la piel.

También puedes buscar un serum que contenga ácido L-ascórbico, ya que es la forma más pura de vitamina C y proporciona una defensa antioxidante superior en comparación con cualquiera de sus derivados ácidos.

Como puedes ver, añadir productos de vitamina C es una forma sencilla de mejorar la condición y el aspecto general de tu piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here