El tabaco retrasa la curación de las heridas

0
6232

Investigadores daneses han hecho un estudio que lo demuestra: 78 voluntarios fueron heridos superficialmente en la espalda, y posteriormente se siguió su evolución durante 15 días. De ellos, 48 eran fumadores, pero a la mitad de éstos se les pidió que dejaran temporalmente de fumar. Durante su seguimiento, se pudo comprobar que en el 12 % de los fumadores la herida no sólo se infectó, sino que se reabrió, mientras que sólo se infectó en el 2 % de los no fumadores y de aquellos que habían dejado de fumar temporalmente. Curiosamente, en éstos últimos la herida nunca llegó a reabrirse.