Frente al melanoma, pacta con el sol

0
1461
melanoma
melanoma

El mayor envejecimiento de la población, junto a una elevada e inadecuada exposición a la radiación ultravioleta, supone un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel. Por ello, los dermatólogos recomiendan tomar el sol pero con sentido común.

La incidencia de cáncer de piel está en continuo aumento y ya alcanza la consideración de epidemia a escala mundial. Según el doctor Agustín Buendía Eisman, responsable de la Campaña Euromelanoma de este año 2017, existe una evidencia de que el riesgo de desarrollar cáncer de piel es mayor si a la exposición a radiación ultravioleta inapropiada o excesiva unimos otros factores como la predisposición genética, el fototipo cutáneo bajo, la sensibilidad solar y estados de inmunosupresión, entre otros. Ello no significa que no debamos tomar el sol, sino que debemos hacerlo tomando las medidas de precaución indicadas por los dermatólogos. En este sentido, la Coordinadora de la Campaña, Yolanda Gilaberte, recuerda que “hay que disfrutar de todos los beneficios que el sol tiene en nuestra salud evitando sus efectos perjudiciales”, es decir, es fundamental tomar el sol pero con precaución.  Y es que asegura que los hábitos de salud que se adquieren en la infancia perduran más en la vida adulta. Además, especifica que lo que más influye en los hábitos de fotoprotección de los niños son los de su familia. Asimismo, la especialista ha recalcado que la autoexploración es una acción sencilla y muy útil para la detección precoz del melanoma. “Los dermatólogos somos claves para educar a la población en la prevención y la detección precoz el cáncer de piel”, afirma la doctora Gilaberte.

Efecto acumulado

“Nuestra inadecuada exposición al sol y nuestro comportamiento de protección solar provoca daños que tienen un efecto acumulativo y duradero en nuestra piel”. Así, el doctor Buendía advierte, “tomar el sol con sentido común, evitando las quemaduras y las exposiciones solares excesivas y crónicas es la mejor manera de pactar con el sol. Es más, las exposiciones solares moderadas son necesarias y beneficiosas, por ello los dermatólogos decimos: “que el sol es un gran amigo pero que si no pactamos con él puede convertirse en el peor enemigo. Los dermatólogos queremos que todo el mundo vea su piel como su prenda más preciada y que necesita sus cuidados durante toda su vida”. “Por ello recomendamos tomar el sol pero con sentido común”, recalca.

Más riesgo si…

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el principal factor de riesgo evitable para la mayoría de los melanomas es una sobreexposición a la radiación ultravioleta inapropiada al tipo de piel, ya sea natural (sol) o artificial (cabinas de bronceado).  Obviamente hay factores genéticos que no se pueden modificar, como son el tipo de piel (mayor o menor capacidad para broncearse), tendencia a desarrollar nevus-lunares-, y determinadas mutaciones que predisponen a padecer tumores, aún en ausencia de una exposición solar excesiva. También hay algunos factores de tipo químico como el arsénico, la nicotina o las breas que pueden provocar tumores cutáneos no melanoma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here