Ejercicios para reafirmar la piel

0
2478
Two young women doing exercise together with medicine ball on a terrace

¿Quieres mejorar el tono de tu piel, pero no sabes muy bien por dónde empezar? Pues aquí te mostramos algunos ejercicios para reafirmar la piel y decir adiós a la flacidez de una vez por todas. Además, en este artículo también tienes recomendaciones de cremas que te pueden ayudar.

Adelgazar, el embarazo, la pérdida de colágeno,… Estas son algunas de las principales causas que provocan la falta de firmeza en la piel. Además de cuidar la alimentación, usar cremas y beber la cantidad diaria de agua recomendada, también es importante decir adiós a la pereza y hacer deporte.

Pero, ¿cuáles son los ejercicios más eficaces para reafirmar la piel? Te damos las claves para tonificar el cuerpo y te damos algunos consejos para potenciar su efecto.

Ejercicios para reafirmar la piel

Planchas

Es uno de los ejercicios más efectivos para reafirmar la zona del abdomen. Atrás quedaron los abdominales, ahora lo que se lleva son las planchas que reafirman la piel y ayudan a fortalecer el vientre y trabajan otras partes como hombros, espalda, brazos, pecho y tríceps.

Hacer una plancha básica es muy sencillo, pero requiere práctica para evitar una mala postura y posibles lesiones. Tumbada boca abajo, apoya los codos en el suelo. Procura que estén alineados con los hombros. Contrae el abdomen y mantén el cuerpo estirado y paralelo al suelo. No bajes ni subas la cadera demasiado. Aguanta unos segundos en esta posición y descansa.

No te preocupes si al principio te cuesta porque, con la práctica, pronto podrás pasar de unos segundos a más de un minuto.

Sentadillas

Este ejercicio está especialmente recomendado para reafirmar la piel de las piernas y los glúteos y tiene tantas versiones que no te resultará difícil dar con la que más indicada o la que mejor se adapte a ti.

La más básica se realiza de la siguiente forma. De pie, separa ligeramente las piernas, un poco más que el ancho de las caderas. Flexiona las rodillas y extiende los brazos hacia delante. A continuación, baja como si te fueras a sentar en una silla.

No olvides mantener la espalda erguida y mirar hacia adelante. La postura en este caso también es fundamental para realizar el ejercicio correctamente. Si te ves con fuerza, puedes introducir una variante y, al subir, impúlsate y da un pequeño salto. Así estarás introduciendo algo de cardio en tu rutina de ejercicios.

Bicicleta

Hacer bicicleta no sólo ayuda a combatir la flacidez, sino que también es un ejercicio cardiovascular que favorece la quema de las grasas acumuladas, sobre todo en la zona de los muslos.

Si quieres potenciar su efecto, te recomendamos alternar un pedaleo suave durante unos 5 minutos con otro más fuerte, más o menos 30 segundos. De esta forma, acelerarás el metabolismo y aumentarás su eficacia.

También puedes optar por una variación más intensa como el spinning, un deporte que va más allá de los muslos y ayuda a tonificar prácticamente todo el cuerpo y con el que quemarás más calorías que con la bicicleta estática convencional.

Flexiones

Es un ejercicio que fortalece y reafirma la piel de los brazos (bíceps y tríceps) y que, además, trabaja el pecho y los hombros. Al igual que ocurre con las sentadillas y las planchas se pueden realizar de muchas formas, aunque aquí te enseñamos cómo hacer las más básicas con un pequeño truco.

Túmbate boca abajo, apoya las palmas de las manos en el suelo, a la altura de los hombros, un poco más abiertas que la distancia que los separa. Mantén el cuerpo y la espalda rectos y, a continuación, baja y levanta el cuerpo estirando los brazos.

Si te resulta complicado hacer flexiones, te proponemos un truco. Hazlas con las rodillas flexionadas, en vez de estiradas; y, según vayas cogiendo fuerza, realízalas con el cuerpo estirado totalmente.

Jumping Jacks

Es mucho más que un simple ejercicio de cardio. Los jumping jacks permiten trabajar diferentes zonas del cuerpo, desde las piernas hasta los hombros, de forma simultánea. Además de quemar grasas y mejorar la capacidad cardiovascular, ayudan a reafirmar la piel de glúteos y piernas y fortalecen la espalda.

De pie con las piernas ligeramente separadas, flexiona un poco las rodillas, manteniendo los brazos relajados. A continuación, da un pequeño salto y cae con los brazos y las piernas abiertos. Vuelve a repetir la misma acción, pero para cerrar los brazos y volver a la posición con la que empezaste el ejercicio.

Si quieres potenciar el efecto de estos ejercicios, te recomendamos que cuides tu alimentación y tomes alimentos ricos en proteínas (pollo, pavo, conejo, lácteos, huevos, …), bebe mucha agua y combina cremas reafirmantes con tratamientos estéticos de cabina.

Ahora que ya sabes cuáles son los mejores ejercicios para reafirmar la piel, es hora de decir adiós a la pereza y ponerlos en práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here