Cómo viajar con incontinencia urinaria

0
2661

Más de 6 millones y medio de españoles sufren incontinencia urinaria, siendo la población a partir de los 65 años la principal afectada

El pudor, la inseguridad o la sensación de mal olor pueden ser barreras que frenen el poder disfrutar de unos días fuera de casa para los que sufren pérdidas de orina. Laboratorios Hartmann ofrece unos sencillos consejos y precauciones para viajar sin preocupaciones.

  • Sé metódico. Es importante acudir al baño cada dos o tres horas aun cuando no haya ganas y hacerlo varias veces al día a las mismas horas. Es importante hacerlo sin apretar o forzar la vejiga. Para tu seguridad, también puedes realizar una serie de ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la zona pélvica.
  • Localiza farmacias en la zona. No olvides llevar absorbentes contigo, pero tanto si vas a estar en un destino fijo como en ruta, localiza farmacias en la zona y solicita tu producto habitual con anterioridad. Así no tendrás sorpresas ni agobios.
  • Protege activamente la piel. Asegúrate de usar absorbentes con protección activa de la piel. El calor y la humedad pueden influir negativamente en el desarrollo de infecciones urinarias. El uso de absorbentes que gestionen y regulen el pH 5.5 te aportará confort, evitando molestias e inconvenientes durante el viaje.
  • Despreocúpate del olor. La tecnología sanitaria con la que cuentan los absorbentes modernos neutraliza el olor mediante unas moléculas que lo atrapan y lo retienen. Con los absorbentes HARTMANN disfruta con plena libertad estés donde estés. De igual manera, el uso de toallitas húmedas cómo Menalind®, especialmente diseñadas para la higiene íntima, te darán un plus en seguridad y confort.
  • Si tienes una urgencia actúa. Ante la necesidad irresistible de orinar, un truco es inclinarse simplemente hacia delante como si anudáramos los cordones de los zapatos. Se trata de un ejercicio sencillo que puede realizarse incluso a diario y en cualquier lugar. Ésta posición permite invertir la dirección de la presión en la pelvis y aliviar la sensación de incontinencia.
  • Cuida y protege tu piel de rojeces. Las irritaciones dermatológicas son uno de los problemas más frecuentes cuando se padece incontinencia, y esto se acentúa con el calor. Para prevenirlas, es esencial prestar atención a los hábitos de higiene especialmente en la zona íntima y zonas de roce /pliegues. El uso de productos adecuados, como la espuma protectora Menalind® y la crema protectora transparente para la zona intima, ayudaran a prevenir potenciales irritaciones, heridas o ulceras.
  • Aprovecha cada parada. Cuando estés en ruta, para cada 2 horas para descarnar y estirar las piernas. Evitar beber grandes cantidades de líquido de golpe, es mejor ir bebiendo poco a poco. Acostumbrarte a ir al servicio de una forma regular te ayudará a controlar las micciones y a disminuir el estrés.
  • No te olvides de la hidratación. La ingesta de líquidos en verano no sólo es vital para afrontar las altas temperaturas, sino que además favorece el funcionamiento vesical. No obstante, limita cierto tipo de bebidas después de las 6 de la tarde, sobre todo de sustancias diuréticas como lo son el café, té, infusiones o refrescos, así como la ingesta de alimentos picantes. Descansarás mucho mejor por la noche.

Encuentra éstas y más recomendaciones en elrincondelcuidador.es, una plataforma on-line dedicada a todas aquellas personas que cuidan de una persona mayor o dependiente en casa, ya sean profesionales o familiares. En la web encontrarás artículos de interés sobre la vejez, así como tutoriales, trucos y consejos prácticos para afrontar la incontinencia y sus problemas asociados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here