A partir de los 40 años es muy frecuente sufrir presbicia o vista cansada, esto ocurre porque los ojos van envejeciendo, pierden elasticidad y el cristalino ya no pueden enfocar bien de cerca. La aparición de este defecto visual es algo totalmente natural y no se puede prevenir, por lo que todos, antes o después, terminaremos padeciéndolo a partir de cierta edad. Afortunadamente la presbicia se puede corregir gracias a la cirugía. El doctor Javier Sanz, oftalmólogo de Clínica Baviera, nos da más información sobre cómo es esta intervención y sus ventajas.

¿Qué síntomas tiene una persona con presbicia?

El síntoma principal de la presbicia es una dificultad creciente para el enfoque detallado y mantenido en la visión cercana. Esto nos obliga a alejarnos los objetos para enfocarlos con mayor facilidad, produciendo dolor de cabeza y fatiga después de leer o realizar actividades minuciosas. Está causada por un proceso degenerativo del cristalino asociado al envejecimiento natural del ojo.

¿Es lo mismo presbicia que fatiga visual?

Los síntomas iniciales pueden confundirse, ya que en ambos casos el paciente experimenta molestias en los ojos, visión borrosa y dolor de cabeza. La fatiga visual puede presentarse a cualquier edad, sobre todo tras esfuerzos mantenidos en un mismo foco durante mucho tiempo. También se asocia a situaciones de poca o mucha luz o cuando se realizan cambios de enfoque constantes.

¿La progresión de la presbicia se detiene en algún momento?

Aunque es variable, los síntomas de la presbicia suelen comenzar alrededor de los 45 años y van progresando hasta los 60 años. A partir de esa edad se suele estabilizar puesto que ya se habrá perdido por completo la capacidad de acomodación o enfoque del cristalino.

¿Cómo se suele corregir la presbicia?

La presbicia se puede corregir mediante el uso de gafas que aumentan el tamaño de los objetos para reducir la dificultad de enfocarlos. No obstante, si el paciente desea prescindir de sus gafas, puede hacerlo de forma segura y permanente mediante la cirugía. Existen varias técnicas, pero la más habitual es la sustitución del cristalino por una lente intraocular multifocal.

¿Cómo es la operación?

Se trata de una intervención sencilla. Tiene una duración aproximada de 15 minutos y se realiza bajo anestesia tópica en gotas (colirio). A través de una pequeña incisión corneal de 2 milímetros se extrae el cristalino envejecido mediante un tratamiento de ultrasonidos y, después, se implanta en su lugar una lente multifocal que nos va a permitir la visión cómoda en todas las distancias.

Clínica Baviera lleva más de 20 años realizando intervenciones para la corrección de la vista cansada logrando unos excelentes resultados. Clínica Baviera dispone de avanzada tecnología y tiene más de 60 clínicas propias repartidas por toda España.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.