mareo perro

Cuando llegan las vacaciones y el buen tiempo invita a ir a la playa, viajar en coche se convierte en parte de nuestra rutina diaria. Para evitar que tu perro se maree con facilidad, lo primero es acostumbrarlo desde cachorro a que adquiera el hábito de viajar. Así debes hacerlo.

Para algunos perros el viajar supone un estrés, se ponen nerviosos con antelación y experimentan una excesiva salivación que les lleva a vomitar. La etapa de cachorro es fundamental para acostumbrarlo y familiarizarlo con el coche. Por eso, conviene hacer trayectos cortos con él desde muy temprana edad, procurando así que se acostumbre al coche y que lo relacione con algo divertido, como ir al campo a jugar, etc.

A tener en cuenta

  1. Es importante que tu mascota viaje con el estómago vacío, lo que hará más improbable que vomite. Para evitar mareos también es fundamental procurar que la conducción sea suave y no realizar giros bruscos.
  2. Es importante seguir la normativa que señala la Dirección General de Tráfico (DGT) para el transporte adecuado de mascotas.
  3. Nunca debe viajar suelto en el interior del coche, ya que puede poner en grave peligro nuestra integridad física ante un frenazo o maniobra brusca. La única forma legal para que un perro pueda ir suelto en el que coche es que esté separado del conductor por una rejilla.
  4. Lo más adecuado es el uso de un transportín, que dependiendo del tamaño del perro podrá ir en el suelo, en los asientos anclado al cinturón de seguridad o en el maletero. En el caso de un perro grande, lo mejor es situarlo en el maletero, de forma transversal, y si es pequeño, en el suelo detrás de uno de los asientos delanteros.
  5. El otro medio es un arnés de doble anclaje, que lleva dos enganches y reduce el riesgo de rotura.
  6. Es importante que en el habitáculo exista una temperatura adecuada, ya que un exceso de calor y la poca ventilación fomentarán el mareo y por consiguiente el vómito.
  7. Una vez finalizado el trayecto podemos premiar a nuestro cachorro con alguna golosina para que siempre relacione el viaje con algo positivo.

Cuando el perro ya es adulto

En este caso las recomendaciones son casi las mismas. Se debe comenzar con trayectos cortos y procurar que el perro se sienta cómodo. Da muy buen resultado realizar un paseo o ejercicio antes del viaje, así el perro se encontrará más relajado y menos ansioso.

¡Se mareó!

¿Cómo podemos saber que el perro se encuentra mal y puede esta mareado? El principal síntoma que debe alertarnos son las náuseas que conducen al vómito. El vómito es un acto reflejo, comienza con una actitud ansiosa por parte de nuestro perro y un aumento de salivación, que lleva a que el perro comience también a lamerse la nariz. Este aumento de salivación provoca arcadas, una relajación del esfínter gastro-esofágico y termina vomitando.

Si el problema es continuo y nuestro perro no consigue acostumbrarse a viajar en coche, debemos consultar con nuestro veterinario para que nos recomiende algún tratamiento farmacológico que evite o mitigue este problema. El fármaco que más se utiliza es la acepromazina, un tranquilizante perteneciente a la familia de las fenotiacinas, que además de ejercer una acción sedante suave tiene propiedades antieméticas. Nuestro veterinario nos indicará en base al peso de nuestro perro y el efecto que queremos conseguir, cuál es la dosis correcta.

No debemos medicar nunca a nuestra mascota por nuestra cuenta, ya que este fármaco como otros, tiene efectos secundarios como hipotensión, hipotermia, etc. Por último, existen también algunos remedios naturales como el té de Menta o el jengibre, que también pueden ser de utilidad en estos casos.

Toma precauciones

En cualquier caso, no olvides que antes y durante el viaje deberás tener una serie de precauciones: sácalo a pasear antes de iniciar el viaje, asegurándote de que hace sus necesidades y tiene un tiempo de calma antes de subir al coche; deja que tu perro sea el último en subir al vehículo para ahorrarle el estrés de cargar el coche; no le des de comer en las horas previas si se marea y hazte con la medicación adecuada para prevenir mareos recomendada por tu veterinario; haz paradas frecuentes para que pueda beber, hacer sus necesidades y moverse; y presta especial atención al abrir las puertas del coche en las paradas y/o al llegar a tu destino, no dejándole nunca solo en el coche y, en caso de tener que hacerlo, dejando las ventanas un poco abiertas.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...