ESTÁS LEYENDO...

Casi el 90% de las mujeres entre 50 y 65 años tien...

Casi el 90% de las mujeres entre 50 y 65 años tiene más seguridad en sí misma que cuando era joven

Casi el 90% de las mujeres entre 50 y 65 años tiene más seguridad en sí misma que cuando era joven

Muy activas, ilusionadas, seguras de sí mismas y con gran vida social. Son los datos que arroja el primer Estudio TENA Lady “La mujer española a partir de los 50”, elaborado recientemente por la consultora TNS Demoscopia, para TENA Lady, con el aval científico de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), con el objetivo de conocer los pensamientos, hábitos y actitudes de las mujeres españolas entre los 50 y los 65 años, como segmento poblacional que en esta etapa de la vida aún tiene mucho que decir y que hacer.

Coordinado por la psicóloga y portavoz de TENA Lady, Alicia Jiménez Castellot, y con el auspicio el doctor Rafael Sánchez Borrego, presidente de la AEEM, el estudio sociológico se ha centrado en estudiar las relaciones familiares y vida social de las mujeres a estas edades, además de conocer los diferentes aspectos psicológicos, como la percepción de la felicidad, las ilusiones o las distintas preocupaciones más frecuentes en esta etapa. El estudio investiga también su estado de salud y especialmente la incidencia de los aspectos relacionados con la menopausia, entre los que se encuentran las pérdidas de orina. En concreto, trata de conocer su prevalencia y grado de importancia en la vida de la mujer y de una manera transversal, la influencia de las pérdidas de orina en todos los aspectos sociales, sanitarios y psicológicos mencionados anteriormente.

Rol social de la mujer madura

El estudio socio-psicológico, primero de estas características realizado en España, se ha llevado a cabo a través de 1.000 entrevistas a mujeres entre 50 y 65 años de todo el territorio nacional. En España hay 4.600.000 mujeres entre 50 y 65 años, de las cuales más del 50% trabaja o ha trabajado fuera del hogar.

El 56,8% de las mujeres que ha participado en el estudio opina que el papel de la mujer dentro del hogar se ha vuelto más importante en los últimos tiempos debido a la situación actual. La mayor parte de ellas (un 71%) cuida o presta especial ayuda a algún familiar.  Cabe destacar que en este grupo encontramos que un 27% de estas mujeres está al cuidado de sus mayores y un 14% se ocupa del cuidado de sus nietos. “En nuestra sociedad las mujeres mayores de 50 años todavía son jóvenes y activas; y juegan un papel fundamental: por un lado, son el pilar sobre el que gira toda la estructura familiar y, por otro lado, cumplen con su rol de mujer trabajadora y profesional”, señala la psicóloga. “A pesar de esta condición de cuidadoras y de la elevada exigencia que implican estos roles, la mujer se siente realizada y con una elevada autoconfianza y seguridad en sí misma. Según los datos,  más del 80% de ellas se consideran felices, con más autoestima y seguridad en sí mismas que cuando eran más jóvenes, se sienten satisfechas con su vida y les gusta cuidar de su imagen exterior”.

Ilusiones, preocupaciones y vida social

Un 90% de las mujeres declara sentirse activa y con ganas de hacer cosas. El 82% de las mujeres afirma hacer vida social fuera de la familia, con amigos, compañeros de trabajo, etc. Según el estudio, las principales ilusiones para el futuro tienen que ver con la familia y con la programación de algún viaje, seguido por la jubilación. Por otra parte, las principales preocupaciones de la mujer en España a partir de 50 años tienen que ver con factores económicos o del trabajo: el 72.9% afirma sentirse preocupadas por el futuro de sus hijos o nietos y por la economía familiar. En segundo lugar se encuentra la salud: el 21 % refiere preocupación por su estado de salud y por el de su familia. Se observa que factores como el envejecimiento (1%) o la soledad (1,6%) han pasado a un segundo plano y no les dan tanta importancia.

 Aspectos relacionados con la salud

El dolor lumbar (5,6%) y la artrosis o dolor muscular (55,1%) son los trastornos asociados a la menopausia que más han referido las mujeres participantes en el estudio y las que más empeoran su calidad de vida. Le siguen la osteoporosis (20%), los problemas cardiovasculares (16,7%) y el cáncer de mama (4,4%). En cuanto a los factores asociados al envejecimiento, los que más preocupan a las mujeres de estas edades son, en primer lugar, la pérdida de energía (52,7%), seguido del aumento de peso (48,3%), el insomnio (40,5%), la sequedad vaginal (25,9%), las pérdidas de orina (25,6%), los sofocos (21,5%) y las arrugas (19,7%). “Sin embargo, cabe destacar que para las mujeres con pérdidas de orina que en España, son 6 millones y medio de personas, y con respecto a las que han contestado al cuestionario supone cerca de medio millón de mujeres, pasa a ocupar el segundo puesto de preocupaciones relacionadas con cumplir años, tras la pérdida de energía” apunta el doctor Sánchez Borrego.

La encuesta refleja que el 80% de las mujeres con pérdidas de orina que han participado en el estudio, se considera activa y con ganas de hacer cosas. Más del 70% declara no tener problemas para dormir ni en sus relaciones sexuales y un 60% manifiesta seguir manteniendo sus actividades normales del día a día. También más de un 70% afirma no tener ningún problema en comentarlo con su círculo. La interpretación del doctor Sánchez Borrego es que “esto nos indica que nos encontramos ante una normalización del problema. Aun así, sí es cierto que observamos algunas diferencias significativas entre las mujeres que tienen y no tienen pérdidas de orina en cuanto a sus actividades diarias, su ocio y vida social y su autoestima”. “Otro aspecto que llama la atención es el que las mujeres sin pérdidas de orina dan más importancia a estos factores que las que sí las tienen, o dicho de otro modo tienden a magnificar los problemas asociados”, concluye el doctor.

En este estudio se pone de manifiesto que más del 42% de las mujeres con pérdidas de orina que han participado en esta encuesta no consulta a su médico o especialista, es por esto que el doctor Sánchez Borrego recomienda que “siempre hay que consultar con el médico o especialista, quien mediante una valoración adecuada podrá recomendar un tratamiento adaptado a cada necesidad. Por ejemplo, los programas de prevención como la rehabilitación de suelo pélvico mediante fisioterapia pueden mejorar o retrasar la aparición o grado de afectación de las pérdidas de orina  hasta en un 70% de los casos”. En cualquier caso siempre ha de ser el médico o especialista el que determine lo más aconsejable en cada caso concreto.

*Fuente: El Estudio TENA Lady “La mujer española a partir de los 50” está elaborado por TNS Demoscopia con el aval científico de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com