ESTÁS LEYENDO...

Casi la totalidad de las mujeres sufren sequedad v...

Casi la totalidad de las mujeres sufren sequedad vaginal durante el climaterio

Casi la totalidad de las mujeres sufren sequedad vaginal durante el climaterio
Prácticamente el cien por cien de las mujeres españolas sufre sequedad vaginal en algún momento del climaterio, uno de los problemas más comunes que suelen padecer las mujeres en edad menopáusica y que afecta a la calidad de vida y de las relaciones sexuales, según ha puesto de manifiesto el doctor José Luis Neyro, coordinador de la novena edición del Curso de Menopausia y Climaterio que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) celebra en Bilbao.

Según explica el doctor Neyro, una de las razones fundamentales que provocan la sequedad vaginal es el hipoestronismo, es decir, la falta de producción de estrógenos por los ovarios que conduce a una disminución del espesor de la mucosa vaginal y puede producir dolor en el contacto sexual.    

La aparición de los primeros síntomas, principalmente el picor, escozor y el dolor durante las relaciones sexuales (conocido como dispareunia), no es tanto una cuestión cronológica asociada a la edad de la menopausia, sino que depende de cuándo comienza a reducirse el nivel hormonal. “En ocasiones la sequedad aparece años después de la menopausia, pero en la mayoría de los casos suele ocurrir en la con anterioridad”, comenta este experto.

Precisamente para arrojar luz sobre el abordaje de este tipo de síntomas, el curso, según el doctor Rafael Sánchez, presidente de la AEEM, “pretende atender capítulos concretos de la salud de la mujer que inciden directamente en su calidad de vida”. Es una oportunidad, además, “para fomentar, desarrollar y promover el estudio del climaterio, formando a los especialistas implicados en el tratamiento de los posibles trastornos que pueden presentarse en la mujer menopáusica”, añade el doctor Sánchez Borrego.

Uno de los tratamientos más eficaces, según el doctor Neyro, es “el empleo de estrógenos que provocan la maduración del epitelio vaginal, aumentan su grosor, restauran el pH ácido normal, aumentan la secreción vaginal y alivian o resuelven las molestias relacionadas con la sequedad y su repercusión en la sexualidad y calidad de vida”.

El auge de los prebióticos y probióticos
Sin embargo, en los últimos años ha quedado demostrado el papel de los prebióticos y probióticos como tratamiento preventivo. Según explica este experto, “los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que producen un efecto beneficioso al estimular la actividad metabólica y promover la salud intestinal”. Este tipo de ingredientes funcionales, presente en la leche materna y en algunas frutas y verduras (plátano, ajo, puerro, cebolla, alcachofa, espárrago, tomate, raíz de achicoria, etcétera), disminuyen la presión sanguínea y el colesterol plasmático y favorecen la mineralización ósea, entre otras cualidades.

En el caso de los probióticos, además de su eficacia a nivel intestinal, ahora se conocen los denominados probióticos vaginales, gérmenes vivos que reequilibran la flora vaginal y evitan el sobrecrecimiento de gérmenes patógenos que alternan la calidad de vida de la mujer. Según explica el doctor Neyro, tras el tratamiento antibiótico, los probióticos vaginales se administran a través de tampones durante la menstruación o de cápsulas vaginales liofilizadas durante el resto del mes.





ARTÍCULOS RELACIONADOS