Coenzima Q10: nuevos usos

Coenzima Q10: nuevos usos

Nos escribe… Reyes G (Cádiz)

“Llevo casi un año tomando simvastatina porque los niveles de colesterol están elevados y hace unos meses que tengo bastante dolor en mis articulaciones, me han dicho que puede ser por la simvastatina y que tome coenzima Q10. Me gustaría conocer su opinión”.

Los medicamentos con estatinas, también conocidos como HMG-CoA inhibidores de reductasa, son los medicamentos más populares y más poderosos para bajar el colesterol. Existen muchos tipos de estatinas, las más usadas con la pravastatina, atorvastatina, simvastatina y rosuvastatina, y las diferencias básicas entre ellas radican en su potencia, su capacidad de producir efectos secundarios y la posibilidad de que se presenten efectos adversos cuando se usan en conjunto con otros medicamentos. Ellos trabajan interfiriendo con la HMG-CoA reductasa, una enzima necesaria para que el cuerpo produzca el colesterol. De esta forma se reduce la formación de colesterol LDL o malo a nivel del hígado. Si bien son medicamentos seguros, entre sus efectos adversos se describe la posibilidad de afectar los músculos produciendo una enfermedad conocida como miopatía que produce molestias, como dolor en los músculos, debilidad y cansancio, esta aparece en 10 de cada 100 personas que toman este tipo de medicamentos y pueden presentarse desde el momento de iniciar la terapia hasta un lapso de seis meses posterior a su comienzo.

No está muy claro cuál es el mecanismo exacto por el que las estatinas producen dolor muscular, pero hay evidencias que apuntan a que el mecanismo que probablemente se relaciona con este hecho es que estos fármacos disminuyen los niveles de una sustancia conocida como Coenzima Q10 que se encuentra en las mitocondrias de las células en donde interviene en los procesos metabólicos que generan energía. En muchos casos la prescripción de suplementos de Coenzima Q10 en personas que toman estatinas contribuye a mejorar los síntomas.

Pero qué es la coenzima Q10
La coenzima Q10 es una sustancia que funciona de forma similar a las vitaminas. Tu cuerpo produce CoQ10, la cual la utiliza para hacer las proteínas, contraer los músculos y proporcionar energía para las células; también obtienes una pequeña cantidad cuando consumes mariscos y carnes. La coenzima Q10 actúa como antioxidante, aumenta la función del sistema teresainmune y los niveles de energía y puede reducir la presión arterial, el riesgo de enfermedades del corazón y el riesgo de insuficiencia cardíaca. La CoQ10 también puede ayudar a tratar la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson y la distrofia muscular, y ayudar a prevenir migrañas, tal y como lo recoge MedlinePlus. Afortunadamente, tomar los suplementos de CoQ 10 previene que se reduzcan los niveles de CoQ 10 causados por los medicamentos de estatinas y lo hace sin interferir con sus efectos terapéuticos.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.