ESTÁS LEYENDO...

Lo que comemos tiene efectos acumulativos en nuest...

Lo que comemos tiene efectos acumulativos en nuestra salud

Lo que comemos tiene efectos acumulativos en nuestra salud

Los componentes del patrón de alimentación pueden tener interacciones y efectos potencialmente acumulativos para la salud y se les debe prestar especial atención. Así lo destaca la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), al quedar recogido en las nuevas Guías Alimentarias 2015-2020 o Guías Dietéticas Americanas que acaban de publicarse y que, mientras que las ediciones anteriores se centraban en componentes dietéticos individuales, como grupos de alimentos y nutrientes, en esta nueva publicación el foco de las nuevas recomendaciones son los patrones de alimentación y las características de los alimentos y nutrientes.

“Los patrones de alimentación se pueden adaptar a las preferencias personales de los individuos, lo que permitiría a los ciudadanos elegir una dieta más adecuada. Cada vez hay más evidencia de la relación entre los patrones generales de alimentación, salud y riesgo de enfermedades crónicas, y las conclusiones de estas relaciones están lo suficientemente bien establecidas como para apoyar la orientación en alimentación”, explica el doctor Miguel Ángel Martínez Olmos, miembro del Comité Gestor del Área de Nutrición de la SEEN.

Las Guías Dietéticas Americanas son un documento publicado por el Departamento de   Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura (USDA) de Estados Unidos para guiar a los ciudadanos americanos hacia una dieta saludable, promoviendo el consumo de alimentos y bebidas que ayuden a mejorar la salud y a prevenir enfermedades crónicas. Están diseñadas para que los profesionales ayuden a todos los ciudadanos estadounidenses de más de 2 años a consumir una dieta sana y nutricionalmente adecuada, y son la base para las iniciativas de políticas alimentarias y nutricionales a nivel federal. Se publican cada cinco años desde 1980, y tienen una gran repercusión a nivel internacional.

Las Guías Alimentarias 2015-2020 establecen 5 directrices generales que fomenten hábitos alimenticios saludables, reconocen que las personas tendrán que hacer cambios en sus elecciones de alimentos y bebidas para lograr un patrón saludable, y que todos los segmentos de nuestra sociedad tienen un papel que desempeñar en el apoyo a las opciones saludables. Para el doctor Martínez Olmos, “en el núcleo de esta guía está la importancia de consumir los patrones de alimentación saludable en general, incluyendo verduras, frutas, granos integrales, lácteos, alimentos ricos en proteínas y aceites, consumidos dentro de un nivel de calorías adecuado y formulados con cantidades limitadas de grasas saturadas, azúcares añadidos, y sodio”.

Menos azúcares añadidos y grasas saturadas
La SEEN también resalta que las Directrices de 2015 recomiendan consumir menos de un 10% de calorías procedentes de azúcares añadidos y también un máximo de un 10% procedente de las grasas saturadas. Asimismo, establecen que hay una fuerte evidencia de que las dietas con menos carne se asocian con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. “Hay evidencia moderada de que los patrones de alimentación están asociados con un menor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer”, añade el doctor Martínez Olmos.

Dieta Mediterránea, ejemplo de patrón de alimentación saludable
Como ejemplo de patrones de alimentación saludable que traducen e integran estas recomendaciones las guías mencionan el patrón de Dieta Mediterránea entre otros, gracias, en opinión de la SEEN, a las crecientes evidencias publicadas acerca de su papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas. “De acuerdo con estas Guías el consumo de frutas, verduras y hortalizas se refuerza; el de azúcar, y en especial el de alimentos que no lo contienen de forma natural, se desaconseja; se deja de criminalizar a todas las grasas en general distinguiendo entre unas y otras; se revaloriza el consumo de huevos como fuente de proteínas, y los productos cárnicos en general pierden posiciones”, concluye este especialista.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com