La retroversión uterina, útero ladeado o útero invertido es una condición de la anatomía pélvica femenina en la que la posición del útero se encuentra alterada y su orientación apunta hacia la espalda en lugar de hacia adelante.

“Aproximadamente el 15% de las mujeres tienen el útero inclinado o retrovertido, pero en realidad, su útero puede acomodarse en varias posiciones y moverse con el paso del tiempo. De hecho, muchas mujeres pueden tener el útero inclinado y ni siquiera darse cuenta”, afirma la doctora Shree Datta, ginecóloga y obstetra, colaboradora de Intimina. Se trata así de una condición bastante común, aunque no sea muy conocida entre las mujeres, y que no presenta ninguna manifestación clínica. Un examen pélvico es suficiente para determinar la posición del útero, bien a través del tacto bimanual o exploración vaginal, o simplemente con una ecografía.

Por qué aparece

Puede constituir una alteración congénita o adquirida, o bien surgir durante el embarazo para volver después a su posición habitual, generalmente después del tercer trimestre. También suele aparecer durante el postparto, fruto de la distensión de los ligamentos del suelo pélvico o debido al agrandamiento del útero propio del embarazo. En otras ocasiones puede ser una condición ligada a la menopausia o producirse a consecuencia de algunas enfermedades previas como la endometriosis.

Aunque suele ser asintomático, en algunos casos provoca:

  • Dolor en las relaciones sexuales debido al choque del pene con el cuello uterino.
  • Reglas más dolorosas o síntomas menstruales más intensos.
  • Estreñimiento crónico o dolor al evacuar por la presión del útero sobre el recto.
  • Incontinencia urinaria o retención de líquidos por la interferencia del útero con la vejiga.

 

¿Y a la hora de concebir?

¿Y a la hora de concebir?

La orientación del útero puede favorecer la llegada de los espermatozoides, pero el útero invertido no suele ser motivo suficiente para que la concepción no tenga lugar. Una vez que se ha producido el embarazo, el crecimiento uterino hace que éste tienda a colocarse por sí solo, pero no siempre ocurre así y la presión del útero sobre las paredes de la pelvis puede provocar dolores intensos y dificultades en la micción. En estos casos puede realizarse una recolocación manual.

 

Útero invertido
¿Necesita tratamiento?

Útero invertido
¿Necesita tratamiento?

Se considera que el hecho de tener un útero en retroversión no implica ninguna anomalía especialmente importante, por lo que no se ha descrito tratamiento o protocolo para ello. Si existen reglas dolorosas o molestias durante las relaciones sexuales el especialista puede iniciar un tratamiento para reducir los síntomas, aunque es posible que puedan deberse a múltiples factores que poco o nada tienen que ver con la posición del útero.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...