CRISTINA BORDILS: “No queremos que nos arrastre la moda, hay que conectar con la gente que se cuida, pero con criterio y seriedad”

0
126

CRISTINA BORDILS es directora general de Laboratorios BABÉ

La marca cumple 25 años, en este aniversario ¿qué mensaje se quiere lanzar al público general por un lado y a los profesionales de la dermocosmética por otro?
Se creó como un laboratorio orientado a dar soluciones a problemas de la piel y cuenta actualmente con un consistente catálogo, actualizado con las demandas del consumidor y la realidad del mercado.

¿Cuál es el origen de los Laboratorios y cómo fueron los comienzos?
Dos farmacéuticos valencianos trabajando en una oficina de farmacia: Vicente Ruiz y Romualdo Bertomeu. Uno estaba más en la rebotica mientras que el otro trataba más con el paciente y detectaba sus necesidades, las cuales, hace 25 años no estaban del todo cubiertas. Juntos empezaron a desarrollar fórmulas y productos que atendieran a esas necesidades y de una manera accesible para todo el mundo. Empezaron en la farmacia y han querido mantener el canal farmacéutico como base de la distribución de Babé.

Desde entonces, ¿cómo ha sido su evolución y cuál ha sido el crecimiento en facturación, presencia internacional…?
No ha sido una evolución homogénea. Si bien hubo unos años en que decayó la presencia en farmacias, desde hace 2 años se ha  incrementado muy importante nuestra presencia en las principales capitales de provincia, con un equipo especializado de visita médica y estamos haciendo un trabajo más importante y ambicioso de cara al farmacéutico y al consumidor. A nivel internacional, estamos en casi 30 países, con presencia en Latinoamérica y expansión actualmente en Asia y el mundo árabe.

¿Qué objetivos se marca la compañía para los próximos años?
Tener más presencia en el mercado y conectar con un consumidor cada vez más exigente, más preocupado por la salud y más informado.

Cristina Bordils: “La venta en farmacias aporta prescripción, credibilidad y legitimación”

¿Qué líneas de productos podemos encontrar en Laboratorios BABÉ?
Babé trabaja ahora casi 80 referencias; los iconos de la marca son el jabón de aceite para pieles muy secas y atópicas y la crema hidronutritiva facial. También destacaría los productos pediátricos y las ampollas que son un excelente remedio para pieles que de alguna manera han sido castigadas.

Y en el futuro, ¿estudian entrar en algún segmento que todavía no hayan tocado?
No. Pretendemos permanecer en las categorías en que estamos y apostando por el canal farmacia y la prescripción médica.

Ustedes hablan de siete atributos que forman la identidad la marca, ¿podría explicarnos cuáles son?
Siete son los atributos que forman la identidad de esta marca: la seguridad y eficacia de sus fórmulas, la sencillez en su uso y su recomendación, la innovación en los procesos, la transparencia en su comunicación, la accesibilidad de la marca a todos los públicos; y la empatía.

Y el aspecto diferenciador de BABÉ frente a otras líneas de dermocosmética, ¿cuál diría qué es?
Es una suma de atributos y de cualidades. Y para que nos decidamos a hacer un lanzamiento, primero tiene que satisfacer y cumplir con “los 7 atributos”.

¿Qué aporta la venta en farmacias frente a otros canales de distribución?
Prescripción, credibilidad, legitimación.

¿Cuáles son los cuidados imprescindibles para una piel sana y bonita?
Limpieza con productos adecuados y tener en cuenta cada habitat: no es lo mismo urbe contaminada que estar cerca del mar o en la montaña. Hay que recurrir a una hidratación apropiada a cada tipo de piel y, como digo al hábitat, al entorno en que se mueve la persona y a su estilo de vida.

Entre las categorías que mayor afluencia están generando en la oficina de farmacia, se encuentra la dermocosmética, siendo además una de las que mayor margen de beneficio proporciona. Suponemos que BABÉ no es ajeno a esta tónica…
No lo somos, pero lo que queremos es QUE NO NOS ARRASTRE LA MODA. La gente actualmente es, en general, más saludable que hace años y hay que conectar con todas esas personas, pero con criterio y seriedad.

En este punto, la formación del farmacéutico en esta disciplina es clave, a su entender ¿cómo debería ser esta y qué conocimientos debería cubrir?
Los farmacéuticos están perfectamente formados, pero tienen un enorme reto: hay infinidad de marcas y productos en Dermocosmética. Esto les obliga a conocerlos todos y posicionar cada producto adecuadamente y adaptarlos a la prescripción individualizada de cada paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here