ESTÁS LEYENDO...

Disponible en España semaglutida, un nuevo análogo...

Disponible en España semaglutida, un nuevo análogo del GLP-1 para el tratamiento de la diabetes tipo 2

Disponible en España semaglutida, un nuevo análogo del GLP-1 para el tratamiento de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 afecta a 5,3 millones de personas en España. Es una enfermedad multifactorial y compleja que, sin un correcto seguimiento, puede tener graves consecuencias para la salud: problemas oculares, sobrepeso u obesidad, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, etc. Para ayudar a controlar mejor esta enfermedad y prevenir algunas de sus graves complicaciones asociadas, Novo Nordisk lanza Ozempic® (semaglutida), un nuevo análogo del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Ya disponible en España para el tratamiento de adultos con diabetes mellitus tipo 2, ha demostrado que reduce significativamente los niveles de glucosa en sangre, al tiempo que ayuda en el control del peso y hace que descienda el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular grave hasta en un 26% en los pacientes de alto riesgo o que han sufrido un episodio cardiovascular previo. También destaca por su flexibilidad: se administra subcutáneamente una vez a la semana en cualquier momento del día, con o sin comidas.

La eficacia de semaglutida está basada en el programa de ensayos clínicos SUSTAIN, en el que demostró un perfil seguro y con buena tolerabilidad. Este programa comprende ocho ensayos clínicos globales de fase 3a en los que participaron más de 8.000 adultos con diabetes tipo 2, incluidas personas con elevado riesgo cardiovascular, con y sin enfermedad renal.

En estos ensayos, Ozempic® ha proporcionado una mayor reducción de los niveles de glucosa en sangre (HbA1c) y del peso corporal en comparación con otros tratamientos para la diabetes tipo 2 (sitagliptina, exenatida de liberación prolongada, insulina  glargina U100 y dulaglutida)5-8, además de demostrar beneficios cardiovasculares y una reducción estadísticamente significativa de la aparición o progresión de la nefropatía diabética frente a placebo conjuntamente con el tratamiento estándar.

“Cuando se ha comparado de forma directa con otras opciones terapéuticas, semaglutida ha probado que es capaz de llevar a control a un porcentaje muy alto de pacientes, cifras que hasta ahora solo habíamos observado con terapias más agresivas”, afirma el Dr. Esteban Jódar, jefe del departamento de Endocrinología y Nutrición de los hospitales Quirón Salud Pozuelo, Ruber Juan Bravo y San José (Madrid).

Para Mads W. Ø. Larsen, director general de Novo Nordisk en España, “Ozempic® puede establecer una nueva referencia en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Su sólido perfil clínico aporta una opción terapéutica muy necesaria para personas que buscan una solución nueva y eficaz para controlar su enfermedad. Semaglutida está llamada a tener un gran impacto en la vida de los españoles con diabetes mellitus tipo 2 y así esperamos que sea”.

Las personas tratadas con Ozempic® experimentaron una pérdida de peso de entre dos y cinco veces superior en comparación con otras terapias para la diabetes y hasta el 79% alcanzaron el objetivo de control glucémico (HBA1c) por debajo del 7%, según las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes5-8, 10,11.

“Semaglutida cambia el paradigma de tratamiento para las personas con diabetes mellitus tipo 2 en su esfuerzo por mejorar el control de su enfermedad, un control que incluye mejorar sus niveles de glucemia y conseguir un difícil objetivo como es la pérdida de peso, ambos con resultados sin precedentes. Además, muestra una significativa reducción del riesgo de los episodios cardiovasculares del 26% en tan solo dos años de tratamiento, incidiendo así sobre la principal causa de mortalidad de las personas con diabetes mellitus tipo 2”, afirma Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk en España.

Control del nivel de glucosa en sangre

Se estima que un 56% de las personas con diabetes en España no tienen un nivel óptimo de control glucémico (hemoglobina glucosilada -HbA1c)12. Un control inadecuado de los niveles de glucosa en sangre puede tener como consecuencia hiperglucemias o hipoglucemias, poniendo en riesgo la salud y la calidad de vida de las personas con diabetes.

Ozempic® reduce la glucosa en sangre de un modo dependiente de la glucosa, mediante la estimulación de la secreción de insulina y la disminución de la secreción de glucagón cuando la glucosa en sangre es elevada17-19 sin causar hipoglucemias de manera directa: “Ha demostrado un descenso en los niveles de hemoglobina glicosilada mayor que los inhibidores de la DPP4, la insulina u otros análogos de GLP-1 -explica el Dr. Lluis Masmiquel, jefe de Endocrinología del Hospital Universitario Son Llàtzer (Palma de Mallorca)-. Al cabo de un año tras la incorporación del tratamiento con semaglutida, un 67% de los pacientes que estaban siendo tratados con una terapia dual o triple han visto cómo su situación era óptima en cuanto al objetivo terapéutico de hemoglobina”.

Por su parte, el Dr. Jódar “pone de relieve la potencia de Ozempic®, que permite controlar a un porcentaje muy alto de personas con diabetes que necesitan intensificar su tratamiento y, además, es capaz de llevar a objetivos de control a pacientes que han referido grandes dificultades para reducir los niveles de glucosa en sangre”.

Prevención de enfermedades cardiovasculares

Alrededor del 80% de las personas con diabetes tipo 2 fallecen a causa de una enfermedad cardiovascular aterosclerótica, como el infarto del miocardio o el ictus. Los altos niveles de glucosa en sangre y otras alteraciones asociadas a la diabetes (presión arterial alta, alteración de los lípidos, obesidad…) provocan daños en los vasos sanguíneos, lo que motiva que la enfermedad cardiovascular sea una complicación muy frecuente y la principal causa de muerte y discapacidad en las personas con diabetes.

Según el Dr. Masmiquel, “Ozempic® ha evidenciado una disminución de un 26% de episodios cardiovasculares en comparación con placebo, índice que, hasta el momento, no ha sido superado por ningún otro fármaco para la diabetes. Esto tiene grandes beneficios para las personas con diabetes tipo 2, especialmente, para aquellas con elevado riesgo cardiovascular”.

Reducción del peso

El 90% de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad. Es una enfermedad que requiere una gestión a largo plazo y se asocia a diversas consecuencias graves para la salud y a una menor esperanza de vida. Por ello, los tratamientos que ayudan a controlar el peso son, por lo general, altamente beneficiosos para las personas con diabetes. En este sentido, Ozempic® reduce el apetito y disminuye la ansiedad por comer. “Aunque es una característica general de los fármacos de este grupo, no todos han demostrado la misma pérdida de peso en los ensayos clínicos de desarrollo. Entre ellos, el más potente en reducción de peso ha sido semaglutida”, explica el Dr. Jódar.

“Ozempic® es un fármaco que atraviesa muy bien la barrera hematoencefálica y actúa en los centros del apetito. Y a este nivel ha sido mucho más potente que las otras opciones terapéuticas que tenemos hasta el momento”, añade el Dr. Masmiquel.

 





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.