ESTÁS LEYENDO...

El boom de las Infecciones de Transmisión Sexual. ...

El boom de las Infecciones de Transmisión Sexual. ¿Qué está pasando?

El boom de las Infecciones de Transmisión Sexual. ¿Qué está pasando?

Desde 2013, las Infecciones de Transmisión Sexual como la sífilis, la gonorrea y la clamidia se han incrementado en un 76%, 67% y 22% en Europa. Según los dermatólogos, el miedo al sexo sin protección es la causa principal de este incremento, de ahí que las estrategias de prevención deban estar encaminadas a conectar con los más jóvenes.

En los últimos años han saltado todas las alarmas en toda Europa, debido al aumento imparable de Infecciones de Transmisión Sexual. Dermatólogos reunidos en el marco del 47º Congreso Nacional de Dermatología y Venereología celebrado el pasado mes de junio, han alertado del vertiginoso aumento de las infecciones de transmisión sexual: según un reciente estudio, la sífilis, la gonorrea y clamidia se han incrementado en un 76%, 67% y 22% a nivel europeo, respectivamente. Una cifra que nos da que pensar y que nos urge a tomar medida cuanto antes.

En este sentido, los dermatólogos han puesto sobre la mesa la necesidad imperante y urgente de conectar con los más jóvenes. “Los adolescentes no han vivido la pandemia del VIH en los 80 y los 90, creen que no están en riesgo y esto los lleva a no utilizar el preservativo en las relaciones sexuales”, afirma la doctora Alicia Comunión, coordinadora del Grupo de ITS de la AEDV y miembro del Centro de prevención de ITS y Sida del Ayuntamiento de Madrid. Y añade, “las campañas tradicionales no están funcionando por lo que, si queremos que haya una concienciación real y efectiva, necesitamos educar en el lenguaje y en las plataformas que utilizan los más jóvenes”.

La piel, primer chivato de las ITS

La piel es el órgano que más rápidamente manifiesta el contagio de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y lo hace a través de síntomas genitales y también de síntomas extragenitales. Así lo explica la doctora Maria Ubals, dermatóloga en el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, quien explica que las ITS pueden aparecer en forma de úlceras, verrugas o exantemas en partes del cuerpo extragenitales, y que, en consulta, “cada vez nos encontramos más casos de este tipo de patologías extragenitales, que en gran en parte se deben al repunte de las ITS que se está produciendo tanto en España como en Europa. “El motivo de estas reacciones más inusuales son la inoculación directa del microorganismo mediante pequeñas erosiones o por la diseminación de la infección”, afirma la experta.

¡Ojo! Algunas ITS pueden pasar desapercibidas

Ahora bien, los dermatólogos insisten en que muchas de ellas son asintomáticas y pueden pasar desapercibidas. Según la doctora Alicia Comunión, “por ejemplo, 2 de cada 3 clamidias no manifiestan síntomas. Es fundamental que la sociedad sepa que estas infecciones pueden pasar desapercibidas, pero pueden transmitirse de una persona a otra si no se utiliza el preservativo durante las relaciones sexuales. Como se ha perdido el miedo al VIH, la sociedad en general ya no utiliza el preservativo y esto ha hecho que se disparen las ITS en todo el mundo. Ante esta situación creemos que es vital que, ante cualquier relación de riesgo, las personas acudan al dermatólogo para así poder activar los protocolos y realizar las pruebas pertinentes”, asegura.

“Es importante dar el mensaje de que, aunque se haya tenido una infección por sífilis en el pasado y se haya tratado correctamente, puede volver a contraerse, ya que no se genera protección para toda la vida”.

Clamidia

La infección por clamidia es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, que sin el tratamiento adecuado puede tener consecuencias graves para la salud. Se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección, a través de sexo anal, vaginal o por el sexo oral. La infección es más frecuente en personas jóvenes y en personas con múltiples parejas sexuales que no toman las medidas adecuadas de prevención. Aunque más del 70% de las mujeres y del 50% de los hombres con infección por clamidia no presentan síntomas, cuando aparecen son los siguientes:

clamidia ITS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gonorrea

La gonorrea es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por una bacteria llamada Neisseria Gonorrhoeae (o gonococo). Se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección, a través de sexo anal, vaginal o por el sexo oral. La infección es más común en los jóvenes, los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), y las personas con múltiples parejas sexuales que no utilizan las medidas adecuadas de prevención.

Más del 50% de las mujeres y del 10% de los hombres que tienen gonorrea no presentan síntomas. La infección en el recto y la garganta usualmente no produce ningún síntoma. Cuando los síntomas están presentes los más comunes son:

Gonorrea

 

 

 

 

 

 

Sífilis

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. Se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección, a través de sexo anal, vaginal o por el sexo oral. Las mujeres embarazadas pueden transmitir la enfermedad a su hijo/a. La infección es más común en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH) y personas con múltiples parejas sexuales que no utilizan las medidas adecuadas de prevención. Existen 4 etapas de la infección.

1. Sífilis primaria: aparición de una úlcera (denominada chancro) no dolorosa en aquella parte del cuerpo que ha estado en contacto con la bacteria, generalmente de 2-3 semanas después de tener relaciones sexuales con una persona infectada. Suele localizarse con más frecuencia en pene, vulva, vagina o ano. Ocasionalmente pueden aparecer úlceras en la boca o labios que pueden ser dolorosas. Es posible que la úlcera pase desapercibida dependiendo de su localización. Puede tardar en curarse hasta 6 semanas y ser una importante vía de contagio para las parejas sexuales.

2. Sífilis secundaria: si no se realiza tratamiento, la enfermedad progresa a esta fase ebido a la proliferación de bacterias en la sangre. Suele producirse de 3-6 semanas después de la aparición de la úlcera de la sífilis primaria. Sus síntomas incluyen erupción cutánea, que a menudo afecta a las palmas de las manos y plantas de los pies, inflamación localizada en la zona genital, manchas blancas en la boca y glándulas inflamadas. Menos frecuentemente existe pérdida irregular de cabello (alopecia), sordera, problemas oculares, afectación hepática, renal o neurológica. La sífilis secundaria es altamente transmisible para las parejas sexuales durante las relaciones sexuales no protegidas. Sin tratamiento, la erupción y otros síntomas de la sífilis secundaria suelen desaparecer después de varias semanas, aunque la enfermedad no se ha curado y progresa a la fase siguiente.

3. Sífilis latente: cuando los síntomas de la sífilis secundaria han desaparecido, es posible que no se produzcan síntomas durante varios años, pero la infección está presente y puede detectarse a través de una analítica de sangre.

4. Sífilis terciaria: aproximadamente 1 de cada 10 personas con sífilis no tratada desarrollará graves problemas neurológicos, osteoarticulares o cardíacos, muchos años después de la infección.

Retos y estrategias

Identificar tratamientos alternativos a la azitromizina y determinar nuevas estrategias que disminuyan o estabilicen el contagio son los retos que los dermatólogos y toda la comunidad médica tienen por delante. En el primer caso, el aumento de las ETS y el abuso de los antibióticos han dado lugar a cepas multirresistentes, especialmente, en la infección gonocócica entre población heterosexual. Una de las recomendaciones alternativas al antibiótico tradicional, azitromicina, es tratar con doxiciclina los casos que muestran especial resistencia.
En el segundo caso, los dermatólogos consideran relevante introducir nuevas estrategias. En el caso del VIH una de las nuevas propuestas que se plantean, en línea con el Ministerio de Sanidad, es la PreEP, una estrategia de prevención en la que las personas con VIH negativo inician un tratamiento anti-VIH antes de entrar en contacto con el virus reduciendo el riesgo de infección. Para el VPH los dermatólogos demandan ampliar la vacunación para que esta tenga efecto antes de que se inicien las relaciones sexuales tanto en mujeres como en hombres.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.