ESTÁS LEYENDO...

El riesgo cardiovascular

El riesgo cardiovascular

El riesgo cardiovascular

“He oído muchas veces en televisión o en la prensa que hay personas que tienen un riesgo cardiovascular alto. ¿Qué significa exactamente ese riesgo?” Claudio (Madrid)

Existe un hecho real: en ocasiones, las arterias que riegan el corazón no le aportan suficiente sangre; otras veces es el cerebro el que puede recibir menor cantidad de sangre que la que necesita. En ambas ocasiones, y parafraseando a aquel astronauta del Apolo 13, ¡tenemos un problema!

Estos dos casos son los típicos de una enfermedad arterial, por la cual el interior de las arterias se estrecha, impidiendo que la sangre llegue a su destino en la cantidad suficiente. La sangre, recordémoslo, tiene como objetivo principal el de llevar oxígeno a todas las células del cuerpo. Cuando este aporte falla, surgen los problemas cardiovasculares mencionados: el infarto, si nos referimos al corazón, y el accidente cerebrovascular o ictus, si se trata del cerebro. Habitualmente, la formación de una placa de colesterol y otras cosas es la responsable de la estrechez, por lo que tener un nivel alto de colesterol supone un riesgo para que se produzca después un infarto o un ictus. Pero no es lo único que nos pone en riesgo. Tener diabetes también incrementa ese riesgo o fumar o tener sobrepeso. Pero también tener antecedentes familiares o incluso, tener más de 55 años. Todos estos factores contribuyen a que sea más probable que lleguemos a tener en un futuro próximo un problema cardiovascular. En definitiva, se denomina riesgo cardiovascular a la probabilidad de tener una enfermedad cardiovascular en los próximos años. Por ello, es importantísimo actuar sobre los factores citados antes y que podemos modificar (colesterol, diabetes, tabaco, peso) para evitar sufrir problemas futuros.

Recuerda:
– Lleva una vida totalmente saludable.
– Controla tu alimentación y peso.
– Limita la ingesta de grasas y de dulces.
– Si tienes antecedentes en tu familia, especialmente tus padres, extrema el cuidado.
– Haz ejercicio frecuentemente, por ejemplo, camina a diario.
– Y por supuesto, no fumes.
sanz granda





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.