ESTÁS LEYENDO...

Todo a punto para completar la interoperabilidad d...

Todo a punto para completar la interoperabilidad de la receta electrónica en el SNS

Todo a punto para completar la interoperabilidad de la receta electrónica en el SNS

La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha informado a los consejeros presentes en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de que el Ministerio certifica esta semana a la Comunidad de Madrid para completar su incorporación al sistema de receta electrónica interoperable del SNS, una vez ha cumplido todos los requisitos técnicos exigidos.

Con ello, en cuanto la Comunidad de Madrid active el servicio, se culminará el proyecto de interoperabilidad de receta en todo el SNS. De esta forma, cualquier ciudadano podrá retirar los medicamentos que tienen prescritos desde la farmacia de cualquier comunidad autónoma, ya que ésta era la única autonomía que no había implantado este servicio.

La Ministra ha destacado la importancia de asegurar la continuidad asistencial y la atención a los problemas de salud que puedan surgir durante un desplazamiento geográfico en todo el Sistema Nacional de Salud.

“Es importante recordar que la tarjeta sanitaria de cualquier comunidad autónoma, independientemente de su diseño gráfico, es válida en cualquier punto del SNS o en cualquier farmacia española porque se gestiona para todos con unas reglas comunes y desde un único sistema de información”, ha destacado la ministra, María Luisa Carcedo.

La ministra ha recordado que la base de la interoperabilidad está en el sistema común de identificación personal, un sistema centralizado en el Ministerio de Sanidad. La Base de Datos de Población Protegida del SNS recoge la información de todas las tarjetas sanitarias de las comunidades autónomas y asigna a cada persona un código de identificación único para todo el SNS.

Este código es la clave que permite vincular toda la información sanitaria de una persona generada en cualquier servicio de salud, independientemente del lugar de procedencia de la tarjeta o de los diferentes formatos que tengan en cada comunidad autónoma emisora.

El código y la base de datos son el soporte tanto del sistema de receta interoperable como el de la historia clínica electrónica compartida.

La historia clínica interoperable permite que los profesionales sanitarios autorizados por cada consejería y dotados de un sistema de identificación digital seguro -así como los propios usuarios- accedan a los datos clínicos relevantes para atender a los pacientes desplazados. Con ello se consigue que la información clínica del paciente viaje con él y esté disponible allá donde necesite asistencia sanitaria en el SNS.

En el caso de la interoperabilidad de la historia clínica, Cataluña ha sido la última comunidad autónoma en incorporarse. El pasado mes de enero activó la posibilidad de que los informes de su población puedan ser consultados en el resto del SNS. Únicamente falta habilitar que los médicos catalanes puedan acceder a los informes vía telemática.

PLAN NACIONAL FRENTE A LA RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

El Pleno del Consejo Interterritorial ha aprobado el segundo Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), elaborado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación bajo la coordinación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Las acciones prioritarias del nuevo PRAN darán continuidad a las líneas de trabajo de la estrategia 2014-2018 con el objetivo de reducir el consumo de antibióticos y disminuir la necesidad de utilizar estos tratamientos en medicina humana y veterinaria. Se busca así frenar el crecimiento de la resistencia a los antibióticos y su impacto en la salud de toda la población.

La metodología del PRAN 2019-2021 mantendrá las seis líneas estratégicas establecidas en el plan anterior: vigilancia, control, prevención, investigación, formación y comunicación, así como el sistema de grupos de trabajo vigente desde entonces.

En esta estrategia seguirán trabajando todas las CC.AA., 8 ministerios (Sanidad, Agricultura, Economía, Educación, Interior, Defensa, Ciencia y Transición Ecológica); 70 sociedades científicas; organizaciones colegiales; asociaciones profesionales y universidades; y más de 300 expertos.

Entre los logros alcanzados destacan los relacionados con el consumo de antibióticos. Entre 2016 y 2017 se registró una reducción del 4,34% en el consumo total de antibióticos en salud humana lo que supone un cambio en la tendencia creciente que se registraba desde el año 2012.

En 2017 se lanzó la herramienta online Mapas de Consumo, la primera que permite consultar todas las cifras de consumo de antibiótico en salud humana por ámbito, año y tipo de antibiótico.

España está entre los países de la UE que más antibióticos consume. Según las cifras del Registro del Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD), alrededor de 3.000 personas mueren cada año en España como consecuencia de las infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes, más del doble de muertes que las provocadas por accidentes de tráfico.

El Pleno ha aprobado además la creación de la Red de laboratorios para la vigilancia de los microorganismos resistentes. Se da cumplimiento así a una de las medidas del Plan Nacional frente a la Resistencia de los Antibióticos.

La Red establece tres niveles de vigilancia: nivel básico con capacidad para detectar los microorganismos resistentes; nivel 2, constituido por laboratorios de apoyo con capacidad para realizar todos los requerimientos diagnósticos que figuran en los protocolos de vigilancia; y nivel 3 que lo constituirá el Centro Nacional de Microbiología. Ejercerá funciones de referencia para los laboratorios de nivel 2 y para los laboratorios de las comunidades autónomas que no tengan designado ningún laboratorio de apoyo.

CATÁLOGO DE BIENES Y SERVICIOS DE ADQUISICIÓN CENTRALIZADA EN EL SNS

La ministra Carcedo ha presentado a los representantes de las CC.AA. el Catálogo de Bienes y Servicios de adquisición centralizada en el Sistema Nacional de Salud. Son cerca de 25.000 artículos, entre medicamentos y productos sanitarios, catalogados de forma estructurada y jerarquizada.

La estructura del catálogo permite en un futuro incorporar también servicios sanitarios. Esta herramienta contribuirá a la mejora de las estrategias conjuntas de aprovisionamiento, incorporando al sistema de contratación centralizada un lenguaje único para la definición de ítems de forma simple y accesible. La iniciativa responde a criterios de equidad, calidad y cohesión en el Sistema Nacional de Salud.

CART

El Pleno del Consejo Territorial ha aprobado los documentos validados por el grupo de trabajo institucional del Plan de abordaje de las Terapias Avanzadas en el SNS. Se trata de los criterios para la designación de centros para la administración de los medicamentos de última generación CAR-T, el procedimiento para la valoración de solicitudes por parte del grupo de expertos del Sistema Nacional de Salud (SNS) y el procedimiento para la derivación de pacientes entre los centros del SNS, entre otras cuestiones.

Con estos criterios se pretende garantizar la calidad, la experiencia de los equipos que van a utilizar estas técnicas en hospitales y servicios concretos y la equidad.

Las CAR-T son terapias innovadoras de alto impacto sanitario y económico que ofrecen oportunidades para algunas enfermedades que hasta el momento carecen de tratamientos eficaces.
La estrategia terapéutica, en el caso de los tratamientos con células CAR-T, consiste en extraer y tratar en el laboratorio los linfocitos del paciente que, una vez modificados genéticamente, se administran como medicamento para combatir a las células tumorales.

El pasado mes de diciembre, el Ministerio de Sanidad anunció la aprobación de la financiación de la primera terapia celular CAR-T industrial en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

La autorización se ajusta a la indicación para tratar la leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria, en recaída post trasplante o en segunda o posterior recaída en pacientes pediátricos y adultos jóvenes de hasta 25 años de edad y para la indicación de Linfoma B difuso de célula grande (LBDCG), en recaída o refractario tras dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.