El cáncer de piel es el tipo de tumor más diagnosticado en el mundo y también en España. Si bien en 2020 se diagnosticaban 71.000 nuevos casos de cáncer de piel no melanoma, este año las previsiones han subido a 78.000, según la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología). Por su parte, los casos de melanomas han aumentado de 6.200 nuevos casos en 2020 a 7.500 este año, según la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica).

“En general, hay poca preocupación social sobre las consecuencias del cáncer de piel, a pesar de que cada vez hay más campañas de información ciudadanaEn muchos casos,se le considera erróneamente un “cáncer no peligroso”, a pesar de que el melanoma tiene una gran capacidad de generar metástasis rápidamente y ser potencialmente mortal si no se diagnostica en sus primeras fases. La buena noticia es que, a la vez, es un cáncer que se puede prevenir eficazmente con autoprotección, y curar siempre que se realice un diagnóstico y tratamiento precoz” explica el Dr. Miguel Sánchez Viera, director del Instituto de Dermatología Integral (www.ideidermatologia.com).

¿Cómo obtenemos un diagnóstico precoz?

  • Revisiones anuales dermatológicas: en ellas, se detectan lesiones en la piel que el ojo humano no puede ver. La dermatoscopia digital es la prueba diagnóstica fundamentalRealiza un mapeo del cuerpo asociado a la detección mediante microscopio de superficie lesiones sospechosas, almacenando las imágenes para su seguimiento y comparación posterior. Si se identifican lesiones potencialmente malignas (queratosis actínicas) o en sus primeras fases, se garantiza la curación en hasta un 95% de los casos.
  • Autoexploraciones: deben realizarse cada dos meses como mínimo. Hay que revisarse el cuerpo completo (con ayuda de un espejo y/o de otra persona) y observar si han aparecido lunares nuevos o si han cambiado de forma. La regla del ABCDE es de mucha ayuda, donde A significa asimetría; B, corresponde a bordes irregulares; C se interpreta como cambios en el color; D es un diámetro superior a 0,6 cm; y E de evolución, es decir, un lunar que cambie de tamaño, forma o color en poco tiempo.

¿Cómo nos protegemos?

Protegernos frente al cáncer de piel es sencillo, pero es necesario constancia, ya que debe hacerse durante todo el año, incluso en los meses de otoño e invierno.

  • Evitar tomar el sol en las horas centrales del día: entre las 12 y las 17:00 horas. Es cuando la radiación es más alta y la piel sufre más.
  • Quemaduras en la piel: las que se producen en la infancia y en la adolescencia, especialmente si se producen en las mismas zonas (hombros, cara, brazos y piernas) pueden traducirse en la edad adulta en un cáncer de piel.
  • No a la sobreexposición solar: hay personas a las que les gusta estar moreno todo el año, por lo que abusan del sol y utilizan cabinas bronceadoras para mantener el tono. “Suele ser un problema psicológico llamado tanorexia, cuyo resultado con el paso del tiempo suele ser la aparición de grandes manchas o lunares que van creciendo, que en muchos casos son cánceres de piel, y por los que no acuden al médico, al preferir mantener su tono, con el consiguiente riesgo que conlleva” añade el director de IDEI.
  • Fotoprotector: utilizar crema solar con un SFP de 50 en los meses de primavera y verano y del 30 el resto del año. “Siempre hay excepciones. Si practicamos deportes de invierno, montañismo, senderismo o cualquiera al aire libre, hay que optar por el factor de protección 50 todo el año. Aunque no seamos conscientes porque la temperatura no es excesivamente alta, se recibe una gran cantidad de rayos UVAB que la piel va acumulando” explica el Dr. Sánchez Viera.

“Si los dermatólogos no conseguimos que nuestros pacientes interioricen las visitas rutinarias al especialista para una revisión de lunares, y la autoprotección, el número de casos de cáncer de piel seguirá creciendo año a año como lo ha venido haciendo en las últimas décadas. Las administraciones públicas también deberían fomentar campañas para la identificación del cáncer de piel, tal y como hacen con el cáncer de mama o de colon, para disminuir el número de casos anuales” matiza el director del Instituto de Dermatología Integral.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...