Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Es una afección psicológica grave y un trastorno alimentario potencialmente mortal. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la recuperación es posible.

La anorexia nerviosa (AN), es una enfermedad psiquiátrica caracterizada por mantener un bajo peso corporal, restricción calórica e insatisfacción corporal. A menudo, las personas que sufren de anorexia experimentan una imagen corporal distorsionada, viéndose a sí mismas con sobrepeso incluso cuando tienen un peso significativamente inferior al normal. 

Tipos principales de AN

Existe dos tipos comunes de anorexia, que son los siguientes:

  • Tipo de atracón / purga: la persona que lucha con este tipo de trastorno alimentario a menudo se purga después de comer. Esto alivia el miedo a aumentar de peso y compensa parte de la culpa de haber ingerido alimentos prohibidos o muy restringidos. Este tipo atracón / purga puede purgarse también haciendo ejercicio en exceso, vomitando o abusando de laxantes.
  • Restrictivo: A menudo se percibe como muy auto disciplinado. Restringen la cantidad de alimentos, calorías y, a menudo, alimentos con alto contenido de grasa o azúcar. Consumen muchas menos calorías de las necesarias para mantener un peso saludable. Esta es una forma desgarradora de morir de hambre.

Síntomas físicos

Los signos y síntomas físicos de la anorexia pueden incluir:

  • Aparienci sùper delgada, pérdida de peso extrema o no lograr los aumentos de peso esperados durante el desarrollo
  • Recuentos sanguíneos anormales
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Mareos o desmayos
  • Decoloración azulada de los dedos.
  • Cabello que se adelgaza, se rompe o se cae
  • Ausencia de menstruación
  • Estreñimiento y dolor abdominal.
  • Piel seca o amarillenta
  • Intolerancia al frío/ presión arterial baja
  • Ritmos cardíacos irregulares
  • Dientes erosionados y callosidades en los nudillos debido al vómito inducido

Algunas personas que tienen anorexia se atracan y se purgan, similar a las personas que tienen bulimia. Pero las personas con anorexia generalmente luchan con un peso corporal anormalmente bajo, mientras que las personas con bulimia generalmente tienen un peso normal o superior al normal.

Síntomas emocionales y conductuales

Conductuales

  • Restringir severamente la ingesta de alimentos o hacer ayuno.
  • Hacer ejercicio en exceso
  • Vómitos compulsivos y autoinducidos para deshacerse de los alimentos, que pueden incluir el uso de laxantes, enemas, suplementos dietéticos o productos a base de hierbas.

Emocionales

  • Negación del hambre o excusas para no comer
  • Comer solo algunos alimentos «seguros», generalmente bajos en grasas y calorías
  • Adoptar comidas rígidas o rituales de alimentación, como escupir la comida después de masticar
  • Mentir sobre cuánta comida se ha ingerido
  • Pesar o medir el cuerpo repetidamente
  • Quejarse de estar gordo o tener partes del cuerpo gordas
  • Cubrirse con capas de ropa
  • Estado de ánimo plano (falta de emoción)
  • Retiro social
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Interés reducido en el sexo

 Cuáles son las causas

No se ha identificado una causa única para la anorexia nerviosa. Probablemente suceda como resultado de factores biológicos, ambientales y psicológicos.

Se han asociado los siguientes factores de riesgo:

  • Persona susceptible a la depresión y la ansiedad, en adolescencia o desde la infancia
  • Dificultad para manejar el estrés
  • Ser perfeccionista y estar demasiado preocupado por las reglas
  • Baja autoestima
  • Problemas para comer durante la primera infancia o la infancia
  • Tener ideas específicas sobre belleza y salud, que pueden estar influenciadas por la cultura o la sociedad.
  • Tener un alto nivel de restricción emocional o control sobre su propio comportamiento y expresión

Tratamiento de la anorexia

Se recomienda buscar la recuperación de la anorexia con un equipo bien calificado de especialistas en trastornos alimentarios. Compuesto por un terapeuta, un médico y un nutricionista.

  • Médico: la máxima prioridad en el tratamiento de la anorexia nerviosa es abordar cualquier problema de salud grave que pueda haber resultado de los trastornos alimentarios, como desnutrición, desequilibrio electrolítico, amenorrea y latidos cardíacos inestables.
  • Nutricional: este componente abarca la restauración del peso, la implementación y supervisión de un plan de alimentación personalizado y la educación sobre los patrones alimentarios normales.
  • Terapia: el objetivo de esta parte del tratamiento es reconocer los problemas subyacentes asociados con el trastorno alimentario, abordar y curar los eventos traumáticos de la vida, aprender habilidades de afrontamiento más saludables y desarrollar aún más la capacidad de expresar y lidiar con las emociones.

Datos interesantes 

– Cerca del 95 por ciento de las personas que sufren este trastorno son mujeres. 

-Generalmente comienza en la adolescencia, a veces antes y menos frecuentemente en la etapa adulta.

-La anorexia nerviosa afecta primordialmente a las personas de clase socioeconómica media y alta.

-En la sociedad occidental el número de personas con este trastorno parece aumentar.

-La anorexia nerviosa puede ser leve y transitoria o grave y duradera.

-Se han comunicado tasas letales tan altas como del 10 al 20 por ciento.

-La edad de inicio de la anorexia se sitúa en la primera adolescencia, en torno a los 12 años, si bien la población más afectada se encuentra entre los 14 y 18 años.

-Existen colectivos más propensos a sufrir estos trastornos, es el caso de las gimnastas, las bailarinas o las modelos

Casi 1 de cada 10 españoles padece algún tipo trastorno alimentario, la enfermedad mental con mayor mortalidad debido a las complicaciones físicas que provoca y por suicidio. La mayoría son chicas y tienen entre 12 y 24 años, pero cada vez hay personas más mayores, y cada vez más chicos, un total de 400.000 personas en España que sufren cada día los avatares de la insatisfacción con su propio cuerpo.