El Colegio de Biólogos de Cataluña alerta sobre el uso inadecuado de desinfectantes para combatir el covid-19

0
139
Cleaning products

El Colegio de Biólogos de Cataluña (CBC) alerta sobre el uso en el espacio público de desinfectantes para combatir el covid-19 por parte de personas sin formación específica, contratadas a través de sociedades no inscritas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas, y sin disponer de criterios técnicos ni materiales adecuados. Los efectos sobre la salud y sobre el medio ambiente de los productos empleados pueden ser gravemente negativos.

Especialmente preocupante es el uso de desinfectantes clorados, altamente tóxicos y que han sido utilizados por algunas administraciones locales, que pueden tener efectos cancerígenos y son altamente perjudiciales para los organismos acuáticos.

Según uno de los portavoces del CBC, el biólogo Eduardo Martínez, “los biocidas son productos tóxicos poco selectivos y su uso está regulado y sólo pueden ser manipulados por personal convenientemente protegido y supervisado“. Martínez también considera que “es muy importante evitar el uso de productos no autorizados y aplicar correctamente los autorizados para garantizar su eficacia y minimizar daños en la población, los bienes y el medio ambiente” y recomienda “evitar las desinfecciones compulsivas, con equipos, maquinaria y personal no preparado, para contribuir a conservar la salud, la nuestra y la del planeta, y evitar una falsa sensación de seguridad que puede inducir a rebajar las condiciones de autoprotección “.

El colegio también manifiesta su alarma por la detección de empresas que aprovechan la situación de miedo generalizado causada por el covid-19 para impulsar la comercialización de productos pretendidamente viricidas, cuya eficacia no ha sido demostrada para un uso ambiental y que no han sido autorizados por el Ministerio de Sanidad. Cabe recordar que actualmente no existe ningún producto biocida autorizado para ser nebulizado sobre las personas.

En este sentido, Eduardo Martínez advierte que “el efecto tóxico de los desinfectantes sobre los viriones, es el mismo que sobre los humanos y el resto de seres vivos. Por lo tanto es necesario un uso responsable de estos productos, la aplicación de los cuales está regulada por la legislación”.

Uno de los productos que se está extendiendo es el ozono, utilizado en los arcos de desinfección y espacios cerrados, y que a pesar de que se utiliza con éxito para esterilizar material quirúrgico y agua, para ser efectivo precisa de unas concentraciones tóxicas para los humanos. En cuanto a la luz ultravioleta, también utilizada con éxito como agente para inactivar virus y bacterias, tiene conocidos efectos irreparables para la piel y su uso debe quedar limitado a espacios sin presencia humana, o con la piel y los ojos protegidos de la luz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here