Los partidos políticos reconocen la labor sanitaria de las farmacias comunitarias en la pandemia

0
387

Los portavoces en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados han participado en una mesa redonda durante el IX Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) en la que se han puesto de acuerdo en reconocer la labor y el esfuerzo realizado por las farmacéuticas y farmacéuticos comunitarios durante la etapa más dura de la pandemia COVID-19 para que los medicamentos llegasen a toda la ciudadanía.

En la mesa -que ha llevado por nombre Papel asistencial de los farmacéuticos comunitarios desde la perspectiva de los partidos y ha estado moderada por la presidenta del comité organizador del congreso y de SEFAC Euskadi, Sonia Sáenz de Buruaga– se ha puesto de relieve que “la cruz verde ha estado siempre encendida” durante toda la pandemia y el “fundamental papel de la farmacia” en la sociedad, pero ha habido discrepancias en el modelo de farmacia a implementar.

La mesa ha estado moderada por Sonia Sáenz de Buruaga, presidenta del Congreso y presidenta de la delegación de la SEFAC en el País Vasco, y en ella han participado: Ana Prieto Nieto, (portavoz del PSOE); Elvira Velasco Morillo (portavoz del PP); Juan Luis Steegmann Olmedillas (portavoz de VOX); Guillermo Díaz Gómez (portavoz de Ciudadanos); Rosa Mª Medel Pérez (portavoz de Unidas Podemos); y Josune Gorospe Elezkano (portavoz del PNV).

Ana Prieto Nieto, portavoz del PSOE

En primer lugar, la portavoz del PSOE ha agradecido “la tarea de todos los farmacéuticos que han estado en primera línea en el mostrador a pie de calle atendiendo a quién lo ha necesitado gracias a su compromiso en la protección de la salud de las personas”.

“Son una parte del Sistema Nacional de Salud, tanto en la prestación farmacéutica como en otras actividades que se regulan en los conciertos que se firman con las Comunidades. Es necesario destacar, por ejemplo, el papel que hace la farmacia comunitaria, tanto en los barrios de las poblaciones como en los núcleos rurales, donde el farmacéutico ofrece una función sanitaria de primera magnitud en la salud de la población y contribuye a la no despoblación”, ha indicado.

Ana Prieto Nieto ha continuado su intervención afirmando que “la farmacia comunitaria es un establecimiento sanitario de interés público, ya que el 99 % de la población dispone de una farmacia en el lugar dónde vive y tiene, de esta forma, personal sanitario a pie de calle. La farmacia permite el acceso al medicamento se viva donde viva”.

Elvira Velasco Morillo, portavoz del PP

La portavoz del PP también se ha sumado a los agradecimientos porque los farmacéuticos “se han dejado la piel, especialmente en la zona rural. Siempre ha habido un ofrecimiento por el papel que podían desempeñar con las dificultades que tenían sin material de protección”.

“Se ha visto el esfuerzo, la dedicación por llevar el medicamento a todos los domicilios y las ganas de ponerse por delante para cubrir las necesidades y problemas de salud que se han generado. Hay que reconocer la gran labor que están haciendo los farmacéuticos y farmacéuticas comunitarias”, ha aseverado.

De esta forma, Elvira Velasco Morillo ha afirmado que las farmacias “tendrían que integrarse más en el Sistema Nacional de Salud para dar respuesta a todas las necesidades de la población de tipo sanitario. “Habría que establecer líneas de colaboración, independientemente de la titularidad, para que el beneficio sea mayor, siempre con el consenso de las profesionales sanitarias”, ha considerado.

Juan Luis Steegmann Olmedillas, portavoz de VOX

Por su parte, el portavoz de VOX también ha aplaudido la labor de las farmacias durante la pandemia COVID-19 “al ser indudable que la cruz verde siempre ha estado encendida” y ha recordado que su grupo “exigió su protección y solicitamos que se les realizara los test de detección del virus, como en los centros sanitarios y sociosanitarios”.

Respecto al modelo de farmacia, Juan Luis Steegmann Olmedillas ha desgranado que para su grupo político las farmacias “son establecimientos sanitarios de interés público que podrían mejorar el sistema a través de posibles conciertos o colaboraciones”. “Nuestro plan sería evaluar si es oportuno o no establecer un concierto de Sanidad con las farmacias con una serie de funciones y obligaciones. La cuestión es saber qué tanto por ciento están preparadas para dar este salto a efectos operativos (adherencia, seguimiento farmacológico…).

“Tendrían que ser potenciados el farmacéutico de atención primaria, el hospitalario y el comunitario de tal forma que todos los farmacéuticos estén implicados en el Sistema Nacional de Salud, bien formando parte del servicio público o concertando servicios si es preciso. Y también es deseable llegar a un acuerdo entre las profesiones sanitarias implicadas”.

Guillermo Díaz Gómez, portavoz de Ciudadanos

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos ha comenzado su intervención alzando la voz porque “en un principio las farmacias no fueron consideradas un lugar de riesgo y nosotros, en una de las prórrogas del Estado de alarma, cambiamos esa concepción para que fueran lugares en los que la COVID-19 se considerase una enfermedad profesional en el ámbito de las farmacias comunitarias”.

“Esta situación nos parecía inconcebible por estar en esa primera línea de batalla. El papel de la farmacia comunitaria en esta crisis ha sido tremendo. Sin estar del todo protegidos habéis seguido abiertas y dando un gran servicio y eso es de aplaudir”, ha confesado.

Guillermo Díaz Gómez, en lo que respecta al modelo de farmacias que defiende su grupo, ha afirmado que “la colaboración público-privada, en cualquier sector que se dé, nos parece virtuoso. No creemos que la naturaleza jurídica de un establecimiento, de una profesión, determine las funciones y la eficacia de las mismas. Pensamos que tal y como está definida la oficina de farmacia es correcta, pero sí creemos que la farmacia comunitaria tiene que estar más coordinada con la atención primaria. Por ejemplo, no entendemos que no se haya podido hacer pruebas de cribado COVID-19 y lo hemos planteado y sabiendo que estáis dispuestos y preparados”.

En este contexto, ha afirmado que esta crisis “nos ha enseñado que hay que dar más protagonismo a los farmacéuticos”. A juicio de su grupo político, “tienen una formación extensa y son profesionales sanitarios, cuya capacidad no está totalmente aprovechada” y ha abogado por “darles más competencias y funciones”.

Rosa Mª Medel Pérez (portavoz de Unidas Podemos

Por su parte, la portavoz de Podemos ha destacado “el trabajo fundamental que se ha hecho desde las farmacias durante la parte más dura de la pandemia como el servicio a domicilio”, pero ha denunciado que “son los servicios sociales quiénes tendrían que haberlo hecho, pero llevan con unos recortes tremendos desde 2008”.

En este contexto, en una defensa hacia un modelo de gestión público de los recursos, ha hecho hincapié en que para su grupo político la farmacia comunitaria “es la farmacia asistencial dentro de los centros sanitarios y que en la atención primaria es donde tiene que potenciarse, al igual que existe una farmacia hospitalaria. Las oficinas de farmacia como las conocemos tiene que existir, pero con otras misiones y funciones”.

“No estamos de acuerdo con la gran mayoría de los servicios que las farmacias comunitarias realizan o pretenden hacer. Ni cribados, ni analíticas… creemos que es una labor de atención primaria. Si se necesitan a las oficinas de farmacia para esa función quiere decir que la atención primaria no está lo suficientemente dotada”, ha apostillado, Rosa Mª Medel Pérez.

Josune Gorospe Elezkano (portavoz del PNV)

Por último, la portavoz del PNV ha mostrado su “agradecimiento infinito a los farmacéuticos porque sabemos las tensiones que habéis vivido” y ha abogado por el modelo actual de farmacia.

“Entendemos que entre los puntos de mejora que tienen que aplicarse está la integración con el resto de agentes del sistema de salud. Consideramos que la farmacéutica y el farmacéutico son profesionales del sistema de salud y tienen que integrarse con la Atención Primaria, pero también con la atención personalizada y también con los servicios sociales local, y comarcal”.

Presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC)

El presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), Jesús C. Gómez, ha agradecido las palabras de apoyo y reconocimiento a todos los grupos políticos y ha subrayado que “los farmacéuticos nos capacitamos cuando vamos a realizar un servicio farmacéutico y lo consensuamos, como en la deshabituación tabáquica en la que trabajamos con otros profesionales”.

En este contexto, ha puesto en valor la farmacia comunitaria, “donde todos los días atendemos a 2.300.000 personas que entran en la farmacia. Creo que el farmacéutico de primaria no hace esta labor”, ha indicado en respuesta a los argumentos de Medel. “Las personas durante la pandemia y sin ella vienen a nuestra farmacia porque saben que nuestra cruz verde está encendida y con un profesional sanitario siempre. Ayudamos a no colapsar el sistema de salud porque hay muchas consultas de síntomas menores que resolvemos en la oficina de farmacia”.

Además, ha puesto sobre la mesa “la capacidad de pactar y llegar a acuerdos con otras profesiones sanitarias”. Por ejemplo, hemos pactado con seis sociedades médicas el abordaje del COVID19 (Neumología, Medicina Interna, Sociedad Española de Urgencias, y las tres sociedades de Atención Primaria”.

“La farmacia no quiere sustituir a nadie. Quiere complementar. Porque si quisiera sustituir cometería un grave error. La dispensación y el seguimiento terapéutico es la ley que nos obliga a hacer ese seguimiento, pero necesitamos más recursos. No poder acceder a la historia clínica nos hace trabajar con una venda en los ojos a la hora de aconsejar y dispensar para saber si está vacunado, si puede haber alguna interacción o alergia a algún medicamento”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here