Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) pide al Gobierno que se tenga en cuenta a los pacientes crónicos en la priorización de los grupos de vacunación que serán inmunizados en la fase 2 contra la COVID-19.

Ante la inminente finalización del proceso de vacunación de los grupos establecidos en la fase 1, la Plataforma ha recordado al Ministerio de Sanidad la necesidad de aplicar un criterio de priorización que “no deje atrás la relevante condición de riesgo que supone contar con una enfermedad crónica”.

Así lo ha explicado Carina Escobar, presidenta de la POP, quien ha añadido: “Estamos totalmente de acuerdo en la priorización de nuestros mayores como siguiente grupo de vacunación y con mayor riesgo ante la Covid19, pero no podemos olvidar a los pacientes crónicos jóvenes, adultos y mayores como prioritarios a inmunizar por su patologías y comorbilidades”.

En este sentido, la presidenta de la Plataforma también ha querido alertar de “la situación de desprotección e inseguridad que tienen los menores de 16 años con enfermedades crónicas”. Sobre esto, Carina Escobar ha explicado que “aunque a ellos directamente no se les vaya a vacunar, se les debe de tener en cuenta de cara a inmunizar su entorno, empezando por vacunar a sus familiares y cuidadores. Esta es la forma de que los menores en riesgo puedan estar protegidos”.

Ante esto, la Plataforma de Organizaciones de Pacientes ha solicitado al Gobierno que se valore de forma especial la condición de vulnerabilidad en la que se encuentran los pacientes crónicos, “tal y como el propio Ministerio de Sanidad ha descrito en el apartado de priorización de la vacuna incluido en la Estrategia de vacunación frente a COVID19 en España, ha apuntado Escobar.

Según el epígrafe conclusivo de dicha estrategia y referente a las personas con condiciones de riesgo*, se considera que las personas con enfermedades crónicas y con algunas otras condiciones deben tenerse en cuenta de forma especial para la vacunación por su especial vulnerabilidad de COVID-19, debido al riesgo de complicaciones graves e incluso de fallecimiento, por la posible diferente respuesta inmunitaria a la vacunación y por el importante porcentaje de la población que suponen”.

Por último, la POP ha instado al Gobierno a hacer públicos los siguientes grupos que serán inmunizados tras los mayores de 80 años, y ha solicitado que, a su vez, se den a conocer los protocolos de vacunación que se llevarán a cabo con los mismos.

“Tenemos una total desinformación sobre cómo se va a proceder con la inmunización de los pacientes crónicos, no sabemos, por ejemplo, si seremos contactados por nuestro servicio de salud o si tendremos que solicitar una cita, ni siquiera dónde y en qué entornos se recibirán estas dosis”, ha explicado Carina Escobar, quien ha concluido: “Nos encontramos con mucha incertidumbre y, realmente, nos preocupa que se cumplan los turnos de vacunación”.

Adultos con condiciones de riesgo

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha elaborado el primer Consenso en español acerca de la “Priorización de Vacunación frente a SARS-CoV-2 en Adultos con Condiciones de Riesgo”. Se trata de un documento que en un contexto como el actual de dosis muy limitadas, tiene como objetivo ayudar a las autoridades públicas a tomar decisiones sobre cómo establecer órdenes preferentes en la vacunación, en función del riesgo de enfermedad grave o fallecimiento, que suponga sufrir la COVID-19 para una persona con alguna condición clínica o factor de riesgo previos.

Este Consenso establece la priorización como factor clave del éxito para la minimización del daño que está generando el SARS-CoV-2, y será útil para las fases venideras de la Estrategia de Vacunación en España, publicada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

La aportación fundamental que se deriva del mismo es haber categorizado, de forma muy esquemática y sencilla, el riesgo que se deriva de sufrir la COVID-19 analizando más de 30 posibilidades clínicas u otros factores según la evidencia científica más actual disponible.

Para la realización de este Consenso se ha usado la común metodología de “Síntesis Rápida de la Evidencia” o “Living Systematic Review“, con más de 150 artículos publicados en revistas científicas (meta-análisis, ensayos clínicos, etc.). En ellos se evaluó, para cada una de las más de 30 condiciones clínicas u otros factores, la confianza de la asociación y la magnitud de la asociación; es decir, la expresión numérica de cuánto más de riesgo de enfermedad grave o fallecimiento tiene una persona, exclusivamente, por su enfermedad u otros factores, concluyéndose de esa manera el riesgo final: alto, moderado o bajo, por condición clínica.

Por último, y de cara a aumentar la solidez de estas recomendaciones, se determinó, mediante el sistema de evaluación de la calidad de la evidencia GRADE, la “fuerza de la recomendación” que consideran para cada condición clínica.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene considera que cuando le corresponda la vacunación a las personas con condiciones de riesgo”, según se enumera en la estrategia ministerial, aquellas que tengan un riesgo mayor de enfermedad grave o fallecimiento, cuestión sintetizada en este nuevo documento de Consenso que se presenta, deberían ser vacunadas en primer lugar, al ser las más beneficiadas de ello, tal y como han demostrado en el documento. 

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Consejos de tu Farmacéutico

Pertenezco a la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94. La falta de experiencia de una facultad que empezaba me llevó a tener...