Pandemia de COVID-19. Preguntas básicas

0
222

¿Cómo se contagia el virus?

El método de transmisión del Coronavirus es sobre todo a través de gotas respiratorias que se propagan por el aire o contacto directo, cuando una persona infectada estornuda, tose o exhala. Es por esta razón por la que es importante mantener una distancia de seguridad de un metro y medio, como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También se transmite a través de superficies, donde puede llegar a vivir el virus incluso 48 horas. Por esta razón es necesaria la higiene de las manos con agua, jabón o solución hidroalcohólica desinfectante, y evitar tocarse las mucosas de la cara (ojos, boca y nariz). Otra medida a tomar en cuenta es usar pañuelos desechables.

¿Cuáles son los síntomas?

Según la OMS, los síntomas más comunes del COVID-19 son fiebre, tosseca y dificultad para respirar. En otros casos también puede presentarse congestión nasal, diarrea o cansancio. Los síntomas suelen ser leves y graduales, bastante parecidos a los de una gripe común. Por esta razón hay que estar atento a otros indicadores como haber estado en contacto con otra persona que sea positivo en Coronavirus.

¿Cuánto tiempo pasa desde que alguien es contagiado hasta que empieza a contagiar la enfermedad?

El período de incubación puede oscilar entre 1 y 14 días, con una media de 5 días hasta que pueden empezar a aparecer los síntomas, según la OMS. Tal como dice la Sociedad Española de Epidemiología, “lo frecuente es transmitirla en un punto más álgido, con más carga viral”. Cuantas más secreciones respiratorias, más riesgo existe de contagio.

El verdadero riesgo de la propagación de este virus es cuando el contagiado se siente asintomático, o con síntomas leves en esos primeros 14 días. Por esta razón, el Ministerio ha recomendado a toda la población que si se inician síntomas no se salga bajo ningún concepto. El protocolo a seguir es llamar al centro de salud o a los teléfonos habilitados para el Coronavirus.

¿Cuándo llamar a los servicios sanitarios?

Si la situación es grave, la instrucción es llamar a los teléfonos habilitados por las autoridades (aquí están todos, diferentes para cada comunidad autónoma) y seguir sus instrucciones. El Ministerio de Sanidad también ha editado sus propias guías de actuación en esta situación (disponibles aquí).

Dado que los síntomas del Coronavirus (fiebre, tos y sensación de falta de aire en algunos casos) son muy parecidos a los de la gripe, se recomienda esperar un día o dos para confirmar que se mantienen y, si es el caso, llamar al médico.

En caso de que tengamos la certeza de haber estado con alguna persona que ahora sepa que está contagiada de COVID-19 también debemos llamar a los servicios sanitarios, nunca acudir directamente.

¿Qué tomar para los síntomas?

Cualquier medicamento habitual o compuesto para bajar la fiebre servirá. El Ministerio de Sanidad recuerda, sin embargo, que los antibióticos no deben ser utilizados como medio de tratamiento ni de prevención. La mayoría de la gente en cuatro o cinco días ha superado la enfermedad, en caso de que vaya bien. Si empeora al segundo o tercer día, hay que llamar a Sanidad.

Mascarilla y habitación propia

Si tenemos síntomas, debemos aislarnos dentro del confinamiento. La conducta básica en estas situaciones debe ser “intentar pasar el mayor tiempo posible en una habitación independiente”. Quien tenga la posibilidad, debe aislar una habitación para uso exclusivo del paciente. La situación ideal sería dedicar dos: una para pasar el día, otra para dormir en soledad. Sanidad recomienda tener cubos de basura propios en estas estancias, con tapa que se accione con un pedal.

Una vez aislada, la persona enferma debe usar una mascarilla si vive acompañada. En un principio vale cualquiera que sea similar a las quirúrgicas, explica Artalejo. También hay que tomarse la temperatura habitualmente para monitorizar la evolución propia. El enfermo puede llevar guantes en caso de que salga a los espacios comunes, por ejemplo el baño.

¿Cuál es la tasa de mortalidad?

El 80% de los pacientes se recupera sin tratamiento especial, el 20% resulta grave y alrededor del 2% muere, según los datos de la OMS.

¿Quién y cuándo debe hacerse pruebas?

Deben llamar al 112 o a los números habilitados por las comunidades aquellas personas que presenten síntomas y que hayan estado en una ‘zona de riesgo’ o en contacto con alguien confirmado. Desde estos días, Sanidad ha añadido como ‘zonas de riesgo’ la Comunidad de Madrid y de La Rioja, y los municipios de Labastida y Vitoria-Gasteiz (País Vasco). Se suman a Italia, a los departamentos afectados de Francia y Alemania, China, Corea del Sur, Singapur, Irán y Japón.

Es decir, si se vive en esos lugares o se han visitado en los últimos días, hay que confinarse inmediatamente y llamar al médico en cuanto se tengan síntomas, no esperar a asegurarse de haber estado cerca de alguien infectado. De facto, según las recomendaciones del Gobierno, hay que efectuarlo así en toda España. Las muestras las toma en casa un equipo médico. 

Hay una salvedad: siempre hay que confinarse en casa en cuanto surge la fiebre o la tos, pero no siempre es necesario hacerse el test. El protocolo de Sanidad publicado el 12 de marzo incorporaba que, si se está en zona de riesgo y no se es grupo vulnerable, los síntomas son leves y solo se requiere atención domiciliaria, simplemente habrá que quedarse en casa y recibir el tratamiento que se le indique, sin confirmar en laboratorio. Precisamente para minimizar el colapso de los centros.

Desplazamientos durante el Estado de alarma

La recomendación general es quedarse en casa. Solo se puede salir de uno en uno -a no ser que sea para acompañar a alguien con discapacidad o problemas de movilidad- en los siguientes supuestos.

  1. Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Asistencia a centros sanitarios. 
  3. Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
  4. Retorno al lugar de residencia habitual.
  5. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  6. Desplazamiento a entidades financieras
  7. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  8. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

¿Cuáles son los grupos de más riesgo?

La población de más riesgo ante el Coronavirus son las personas mayores de 60 años con problemas respiratorios, cardíacos o con las defensas bajas. Este sector denominado como “población vulnerable” han de limitar salir de sus domicilios, evitando así lugares concurridos como supermercados.

¿Es peligroso usar monedas y billetes?

La OMS no ha emitido ninguna recomendación concreta sobre la necesidad de desinfectar monedas, billetes o tarjetas de crédito. Maldita.es se puso en contacto con la portavoz de la OMS Fadela Chaib para preguntarle directamente sobre el tema y les contestó: “La OMS no ha dicho que los billetes transmitan el COVID-19, ni han transmitido ninguna advertencia o comunicado sobre el tema. Se nos preguntó si los billetes podrían transmitir COVID-19 y respondimos que hay que lavarse las manos después de manejar dinero, especialmente si se tiene comida en la mano o si se está comiendo. Es una buena práctica de higiene lavarse las manos”.

¿Y otros objetos, como el móvil?

“No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus”, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su web.  Al margen de esta epidemia, es recomendable desinfectar la pantalla del móvil con frecuencia, que tocamos unas media de 2.600 veces al día con las manos que luego nos llevamos a la cara. Como con todo, la recomendación principal es la higiene. Estas semanas, Apple ha actualizado las instrucciones de limpieza de sus dispositivos.

¿Cuándo habrá vacuna? 

Hay muchos laboratorios y farmacéuticas en el mundo trabajando ahora mismo en una vacuna contra el coronavirus. Ocho centros españoles ganaron hace una semana fondos europeos para investigar el COVID-19. De hecho, esto es clave para uno de los objetivos: contener la epidemia en los países y ‘aplanar la curva’ de positivos para ganar tiempo mientras se consigue alguna solución. En cualquier caso, la comunidad científica no prevé que la vacuna esté lista antes de 18 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here