Sanidad autoriza a las Comunidades Autónomas a dispensar en farmacias medicamentos hospitalarios

0
266

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos valora positivamente que el Ministerio de Sanidad autorice a las Comunidades Autónomas a tomar medidas como la dispensación de medicamentos hospitalarios en las farmacias comunitarias.

Esta fue una de las propuestas que los farmacéuticos trasladaron al ministro el pasado 13 de marzo con el fin de facilitar el acceso a los colectivos más vulnerables, reducir riesgo de contagios, favorecer la adherencia a los tratamientos y reducir la presión asistencial sobre los hospitales. Para Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos, “el ministro ha sido sensible a nuestra solicitud que no era otra que facilitar el acceso a estos medicamentos a los pacientes más vulnerables para evitarles riesgos innecesarios.”

Según recoge la Orden publicada el viernes 27 de marzo en el Boletín Oficial del Estado, se permite de forma excepcional y mientras dure el Estado de Alarma, a las Comunidades Autónomas a autorizar las dispensación de fármacos hospitalarios fuera del hospital a pacientes no ingresados.

Con el fin de facilitar la implantación de este servicio en las farmacias, el Consejo General elaboró un protocolo que puso a disposición de autoridades sanitarias y Colegios de Farmacéuticos. Este procedimiento, implantado ya en algunas autonomías, propone la acción coordinada de la Distribución Farmacéutica con los farmacéuticos hospitalarios y comunitarios, para garantizar la continuidad asistencial, realizar el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes y promover la adherencia al tratamiento.

Personas vulnerables

La medida aprobada hoy permitirá a las Comunidades Autónomas dar solución a aquellas personas que habitualmente van a los hospitales a recoger su medicación, pacientes con elevado riesgo clínico, en cuarentena, inmunodeprimidos, con esclerosis múltiple, lupus o artritis, entre otros, pudiendo implantar este servicio y que estos pacientes puedan elegir así si se les dispensa en su farmacia más cercana. En este sentido, Jesús Aguilar insiste en que “con la red de 22.071 farmacias que tenemos distribuidas en toda España y el escenario que estamos viviendo, no tenía sentido obligar a los pacientes a ir a los hospitales por estos medicamentos.”

Esta medida aprobada el viernes forma parte de la batería de propuestas que el Consejo de Farmacéuticos hizo públicas y remitió al Ministerio de Sanidad y a las Autoridades Sanitarias de las Comunidades Autónomas. Además de esta medida, los farmacéuticos ofrecían un protocolo para dispensar medicamentos a domicilio, articular medidas para garantizar el abastecimiento de medicamentos en todo momento o permitir al farmacéutico la dispensación excepcional de ciertos medicamentos por el tiempo que se determine y de acuerdo con las instrucciones de las Autoridades Sanitarias.

Entrega de medicamentos a domicilio con Cruz Roja

También, y con el fin de asegurar la continuidad y adherencia a los tratamientos y como medida excepcional ante la infección por COVID-19, el Consejo General de Farmacéuticos y Cruz Roja han suscrito un acuerdo para que la red de 200.000 voluntarios colaboren con los farmacéuticos comunitarios que lo pudieran precisar, en la entrega domiciliaria de medicamentos – con y sin receta médica – , productos sanitarios y productos de salud a las personas que no puedan acceder a la farmacia para retirar su medicación, evitando desplazamientos y riesgo de contacto de la población más vulnerable.

El objetivo de este acuerdo es que todas las personas afectadas de forma especial por esta situación de alerta puedan tener acceso a su medicación sin tener que salir de casa mientras dure el Estado de Alarma. Para ello, los farmacéuticos contarán con la red nacional de voluntarios de Cruz Roja, en una iniciativa que se enmarca dentro del Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19 para las personas en situación de vulnerabilidad y población general.

De este servicio podrán beneficiarse las personas dependientes, con problemas de movilidad, personas con síntomas de infección de COVID-19, personas en cuarentena domiciliaria por infección del COVID-19, y pacientes crónicos complejos con enfermedades respiratorias, diabéticos y con enfermedades cardiovasculares y siempre se iniciará con la llamada directa al farmacéutico que será el que entre en contacto con los voluntarios de Cruz Roja.

Jesús Aguilar ha manifestado que “se trata de una acuerdo con un marcado carácter social y sanitario que realizamos en un momento de emergencia sanitaria sin precedentes, con el que queremos evitar una mayor transmisión del virus, facilitando el acceso a los medicamentos sin salir de los hogares a las personas más vulnerables en esta crisis. La profesión farmacéutica está plenamente comprometida con la población y estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para combatir la propagación de la infección por COVID-19”.

Por su parte, el presidente de Cruz Roja Española, Javier Senent, ha afirmado que “en momentos como los actuales en los que en Cruz Roja estamos intensificando nuestra actividad para, no sólo mantener nuestros programas de atención a las personas más vulnerables, sino poder dar respuesta a cada vez a más personas y a la población general, aunar esfuerzos para que, las personas más vulnerables ante el COVID-19, que están viviendo situaciones de aislamiento y confinamiento, dispongan de los medicamentos necesarios, tiene que ser la prioridad de todos”.

El acuerdo contiene un procedimiento de entrega de medicamentos en los domicilios de personas en circunstancias concretas, con la directa intervención y supervisión del profesional del farmacéutico comunitario, en el caso de no poderse desplazar personalmente a realizar la entrega. Es un sistema absolutamente excepcional y únicamente justificado por el Estado de Alarma derivado por la infección por COVID-19.

Para realizarlo se ha creado un protocolo de actuación con todas las garantías y seguridad. Para ello, será imprescindible que las personas que quieran beneficiarse del servicio se pongan en contacto con la farmacia que desean les facilite la medicación. Cuando el paciente contacte con la farmacia comunitaria y realice la demanda del servicio, el farmacéutico solicitará al paciente su identidad, nombre y apellidos, DNI/NIE, domicilio y teléfono de contacto.

El farmacéutico que no pueda llevar personalmente los medicamentos o productos farmacéuticos al domicilio del paciente contactará con el número de teléfono que cada Asamblea Provincial de Cruz Roja ha puesto a disposición de la red de farmacias comunitarias y con el paciente para comunicarle que será una persona voluntaria de Cruz Roja quien entregará los medicamentos. Cada Asamblea provincial coordinará el envío de personas voluntarias a la red de farmacias junto con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia. La persona voluntaria de Cruz Roja asignada para prestar el servicio contactará telefónicamente con la farmacia para recibir las instrucciones correspondientes del farmacéutico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here