artritis reumatoide
artritis reumatoide

Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Entre un 70% y un 80% de las personas con artritis reumatoide (AR) presentan alteraciones del sueño.  Esta enfermedad reumática inmunomediada impide que la persona pueda conciliar bien el sueño, provoca que se despierten con antelación o que sientan fatiga al levantarse por la mañana sintiendo que no han descansado correctamente. 

Las alteraciones del sueño pueden darse en todas las fases del mismo y tienen un impacto directo en la calidad de vida de quienes conviven con AR implicando problemas psicológicos y/o deterioro cognitivo, a raíz del estrés que genera en la persona. 

Solo en España, la AR afecta a casi 420.000 personas y cada año, 20.000 personas reciben por primera vez el diagnóstico. Además, existen evidencias de que las restricciones en la participación social derivadas de la enfermedad están asociadas con las alteraciones en el estado psicológico y emocional de los pacientes. 

En este sentido, Hablemos de Artritis Reumatoide – www.hablemosdear.com – recoge una serie de recomendaciones de los expertos para hacer frente al impacto del sueño en las peronasde AR.

Recomendaciones para mantener una buena higiene del sueño:

  1. Dormir 8-9 horas diarias intentando mantener una rutina con horarios establecidos
  2. Se recomienda, en la medida de lo posible, una siesta que no supere los 30 minutos.
  3. Cenar al menos dos horas antes de acostarse y tomar alimentos ligeros.
  4. Evitar el uso de pantallas digitales durante al menos dos horas antes de irse a la cama.
  5. Disponer de una habitación tranquila, bien ventilada y sin ruidos.
  6. Evitar el consumo de sustancias que puedan resultar excitantes como teína, cafeína o tabaco.
  7. Realizar ejercicio físico de forma regular, pero evitando que sea en las últimas horas del día. Los ejercicios aeróbicos, la natación y el pilates son muy recomendados.
  8. Puede resultar útil anotar las preocupaciones y al lado de cada una apuntar posibles soluciones para hacerles frente
  9. En algunas ocasiones y, siempre bajo supervisión médica, es necesario recurrir a tratamiento farmacológico.
  10. Mantener una buena comunicación médico-paciente es imprescindible para poder abordar todas las dudas y lograr mejorías en la calidad de vida. Acudir a una asociaciación de pacientes puede ayudar a la persona a sentirte comprendida y apoyada, lo que mejorará su estado de ánimo.

Para más información sobre este y otos síntomas que impactan en las personas con AR, la web Hablemos de AR ofrece información validada por expertos en reumatología y junto con la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis) es una fuente de información para pacientes y cuidadores que conviven con esta enfermedad.

A pesar de los grandes avances logrados en los últimos años, según la Encuesta AR 2020, realizada por ConArtritis a 882 pacientes, existen necesidades no cubiertas como la fatiga, el dolor, el impacto de la enfermedad sobre la calidad del sueño o sus repercusiones en la esfera psicológica y emocional en las que se debe continuar trabajando para mejorar la calidad de vida de estas personas.

En cuanto al impacto sobre diferentes ámbitos de su vida, el 31,5% de las personas con AR refieren mucho impacto o impacto grave a nivel emocional, el 12,4% a nivel cognitivo, el 29,2% en el ámbito laboral o académico, el 18,7% a nivel social y el 15,1% a nivel familiar.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Consejos de tu Farmacéutico

Pertenezco a la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94. La falta de experiencia de una facultad que empezaba me llevó a tener...