ESTÁS LEYENDO...

España supera la media europea en incidencia de tu...

España supera la media europea en incidencia de tumores de cabeza y cuello

España supera la media europea en incidencia de tumores de cabeza y cuello

Cada año se diagnostican 12.000 nuevos casos y se estima que en 2015 esta cifra ascienda a 16.000, lo que lleva a España a superar la media europea en incidencia de tumores de cabeza y cuello. Estos datos lo convierten en el quinto tumor más frecuente en varones y el décimo en mujeres.   

 vphFrente a otros tipos de tumores con los que la población general está más familiarizada como el cáncer de mama, colon o pulmón, el de cabeza y cuello ha recibido en numerosas ocasiones el apodo de “cáncer silencioso”. Un cáncer que a menudo se sufre en el silencio no sólo porque sus síntomas pasen desapercibidos; los estigmas sociales que relacionan estos tumores con el consumo de alcohol y tabaco (el 75% de los casos se atribuye a su consumo), y más recientemente con el Virus del papiloma humano (VPH), explican las barreras sociales a las que se ven sometidos estos pacientes.

“La confluencia de órganos afectados y de síntomas asociados a esta patología requieren la toma de decisiones conjuntas por parte de un equipo multidisciplinar, que integre desde cirujanos (otorrinolaringólogo, maxilofacial, plástico), oncólogos radioterápicos y oncólogos médicos a odontólogos, radiólogos y patólogos. Además, para disminuir las secuelas de la enfermedad y de las toxicidades, es fundamental la intervención de especialistas en nutrición, rehabilitación, enfermeras especializadas y psicología, entre otros”, afirma la doctora Lara Iglesias, responsable de la Unidad de Tumores de Cabeza y Cuello del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.  

Para lograr este objetivo, la tendencia actual en los hospitales es la constitución de comités de tumores que permitan evaluar cuál es el mejor abordaje para el paciente. “El cáncer de cabeza y cuello es un ejemplo de la necesidad de equipos multidisciplinares. La combinación de radioterapia y cirugía con la quimioterapia y la terapia biológica elevan considerablemente la tasa de curación y supervivencia de los pacientes. Además, combinar estas terapias permite realizar tratamientos más conservadores y menos discapacitantes para el paciente, lo que revierte en su calidad de vida”, afirma la doctora Iglesias. “Los especialistas de OncoSur creemos en los beneficios de este abordaje, y como muestra hemos elaborado la Guía de Tumores de Cabeza y Cuello”, afirma.

Mientras que tradicionalmente se ha relacionado el cáncer de cabeza y cuello con el uso de técnicas quirúrgicas agresivas, los últimos avances terapéuticos vienen con la introducción de las terapias biológicas (como son los anticuerpos monoclonales) que permiten tratar el tumor con mucha menor toxicidad, como el Erbitux (cetuximab) en combinación con radioterapia y quimioterapia, así como nuevas técnicas quirúrgicas menos agresivas que favorecen la preservación de órganos. “Por otro lado, se está investigando en el tratamiento con vacunas específicas, aunque todavía se encuentra en situación de estudios muy preliminares”, afirma la doctora Iglesias.

Nuevos enfoques para un nuevo factor: el VPH
En una enfermedad en la que el perfil del paciente ha sido tradicionalmente un varón con edad a partir de los 50 años, los movimientos sociales de los últimos años han influido en la prevalencia de esta enfermedad con la presencia de diferentes colectivos que precisan diferentes abordajes.
Por ello, la reunión de los oncólogos del Grupo OncoSur se plantea dos objetivos:

– Actualizar el conocimiento sobre la importancia del VPH en estos tumores, presentando los datos de prevalencia en pacientes de nuestro entorno

– Debatir mediante casos clínicos prácticos sobre cuál sería el mejor abordaje de
  tratamiento.

“La presencia del VPH ha supuesto la identificación de un subgrupo distinto de pacientes con cáncer de cabeza y cuello. Son pacientes más jóvenes, se asocia más al consumo de marihuana que al tabaco y al alcohol y, parecen presentar un mejor pronóstico. Por lo tanto, se está buscando el abordaje más apropiado de su enfermedad”, afirma la doctora Lara Iglesias. “Actualmente hay varios ensayos clínicos en marcha al respecto y se están desarrollando vacunas específicas tanto con intención preventiva (como en el cáncer de cuello del útero), como con intención curativa”, concluye.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS