ESTÁS LEYENDO...

Estrías rojas, aún estás a tiempo

Estrías rojas, aún estás a tiempo

Estrías rojas, aún estás a tiempo

“Mi hija de doce años tiene estrías. ¿Es normal que le hayan salido siendo tan joven? ¿Son eficaces las cremas antiestrías?” Nos escribe… Clara (Madrid)

Las estrías no son más que pequeñas (o no tan pequeñas) cicatrices localizadas en el interior de la piel (exactamente en la dermis), que se originan debido a un estiramiento brusco de la piel como consecuencia de un aumento de peso considerable en poco tiempo. Tienen lugar más frecuentemente durante el embarazo, en pacientes con síndrome de Cushing (enfermedad provocada por el aumento de la hormona cortisol), en caso de cambios bruscos de peso, por el crecimiento propio de la pubertad y en momentos de cambios hormonales severos. En menor medida pueden aparecer debido a la formación anómala de colágeno.

Sus lugares favoritos: aunque en realidad pueden aparecer en cualquier zona sometida a un estiramiento brusco, las estrías suelen aparecer en zonas como caderas, muslos, abdomen, mamas y glúteos.

Roja o blanca Cómo actuar

Tratar las estrías que ya han aparecido es complicado, puesto que la cicatriz ya está formada. Lo importante para abordarlas es la prevención, es decir, anticiparnos al cambio fisiológico que va a sufrir nuestro cuerpo y emplear productos específicos para evitar su aparición. Estas previsiones son posibles, por ejemplo, en embarazadas, períodos de pubertad, etc. Es importante saber que las estrías que son blancas difícilmente llegarán a desaparecer por mucho que apliquemos productos, pues es una cicatriz ya “cerrada”. Sin embargo, si las estrías son rojizas sí que estaremos a tiempo de actuar, pues en esos casos, aún existe irrigación sanguínea dentro de la zona, lo que hace posible una correcta cicatrización.

Usar hidratante: un bulo

Existe una creencia errónea sobre eficacia de utilizar cremas hidratantes para la prevención de estrías. Nada más lejos de la realidad, dado que la hidratación debe producirse en las capas más profundas de la piel y no en la superficial. Sin embargo, algunos activos presentes en muchos productos antiestrías han demostrado su eficacia a la hora de prevenirlas. Entre estos componentes encontramos:

1.      Centella asiática: aumenta la síntesis de colágeno y elastina, imprescindibles para una correcta cicatrización.

2.      Rosa mosqueta: en forma de aceite también actúa como estimulante celular, además de ser nutritivo para la piel.

3.      Vitamina E o tocoferol: tiene poder antioxidante e hidratante, lo que hace que mejore el aspecto de la piel.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.