Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

La primera de las mesas redondas de esta edición de Infarma Virtual 2021 ha analizado el valor asistencial aportado por los farmacéuticos durante la pandemia, tanto en el entorno rural como urbano.

Todos los ponentes han incidido en la necesidad de una legislación que ampare la actuación profesional desplegada durante esta crisis sanitaria, en situaciones como la detección de personas vulnerables o la atención farmacéutica domiciliaria, como ha destacado Óscar López Moreno, moderador de este primer encuentro y vocal de Oficina de Farmacia del COFM.

Begoña González Paramio, farmacéutica titular de oficina de farmacia en Figueruela de Arriba (Zamora), ha reivindicado la labor sociosanitaria de la farmacia rural y el día a día de unos profesionales que desempeñan un servicio sanitario esencial para los habitantes de miles de municipios en España. De las 22.000 farmacias abiertas en toda España, 5.339 farmacias están ubicadas en municipios rurales. De ellas, 2.128 oficinas se encuentran en municipios con población inferior a 1.000 habitantes y 1.208 en municipios de menos de 500 habitantes.

Entre otros resultados, esta farmacéutica ha conseguido que ningún paciente del municipio dejara su medicación a través del seguimiento profesional, la renovación automática de tratamientos o la entrega y revisión de la medicación a domicilio, además de prestar una labor psicológica y también de salud pública al atender todo tipo de situaciones personales e informar sobre el uso correcto de mascarillas y el lavado de manos. Poder conciliar, un sueldo digno, trabajar en equipo con médicos y enfermeros o legislar la dispensación de medicamentos a domicilio son algunas de las demandas expuestas por esta farmacéutica.

Por su parte, Olivia Martínez Monge, vicepresidenta segunda de la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR), ha contado su experiencia como farmacéutica titular en Sotobañado y Priorato (Palencia) para poner en valor una farmacia rural que se ha visto obligada a invertir en equipos y materiales de protección para seguir prestando un servicio esencial a la población. En su opinión, “la farmacia rural ha sabido reaccionar de forma rápida ante la crisis y proteger a los pacientes, garantizando su atención farmacéutica como único profesional sanitario disponible en el municipio”.

Asimismo, considera que ha existido una demanda de servicios profesionales que necesitan un encaje legal: “La labor en los pueblos va más allá de la dispensación y necesitamos un marco legislativo para seguir ejerciendo nuestra labor”. También ha recordado que la farmacia rural se convirtió “en un centro de comunicación para los ciudadanos durante la pandemia” y que sus profesionales han contribuido a reducir la brecha digital a muchas personas mayores en la petición de citas, consultas médicas o sacar informes.

Antonio Bresó Marfil, farmacéutico de oficina de farmacia de Móstoles, se ha referido a la situación de los centros de salud y los hospitales durante una pandemia que “ha desbordado todas las previsiones de trabajo asistencial en los centros sanitarios”. En este sentido, la labor del farmacéutico ha permitido reducir la presión asistencial al tratar síntomas menores, hacer triaje y derivar los casos más graves, buscando soluciones “sin receta” o al establecer canales de comunicación y líneas de atención preferente con los centros de salud. “Hemos solicitado citas de pacientes, regularizado la medicación o pedido ambulancias”, ha recordado para subrayar, a continuación, que los farmacéuticos “hemos demostrado ser los profesionales sanitarios más cercanos y accesibles al ciudadano”.

“Como empresarios, hemos tenido que adaptar las farmacias para hacerlas seguras para la población y no cerrar. Nos hemos convertido en mayoristas buscando equipos de protección individual y compartiendo todo el material disponible”, ha explicado, para finalizar su intervención señalando que “por profesionalidad, compromiso y convicción hemos dado un paso adelante todos para colaborar en esta pandemia aportando un gran valor añadido”.

Por último, Nuria Jiménez Olivas, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en Centro de Salud Daroca en Madrid, ha compartido la experiencia de Daroca Farmacias, un proyecto de colaboración entre médicos, enfermeros y farmacéuticos en un área de salud de la capital madrileña que atiende a 54.000 personas y que cuenta con 100 profesionales sanitarios y 37 oficinas de farmacia.

“Las farmacias han sido el punto más cercano para los pacientes; han sido también un escaparate para difundir medidas de higiene y de protección o cómo funcionaba la atención del centro de salud; los farmacéuticos han participado en sesiones clínicas monográficas sobre coronavirus que retransmitíamos por zoom; han hecho muchos repartos a domicilio, una media de 100 medicamentos al día; han detectado a personas en situaciones vulnerables o con patologías agudas que informaban a los centros de salud; han reforzado el seguimiento de pacientes crónicos, como la diabetes”, ha destacado la doctora Nuria Jiménez.

Esta especialista ha puesto énfasis en la información que se transmite a la población, donde “los consejos tienen que ser comunes a todas las farmacias y profesionales”, y la comunicación entre profesionales para conseguir objetivos en salud: “La clave es la comunicación, hay que conocer cómo trabaja el otro y tiene que estar protegida, ser legal y eficaz para poder ser así más útiles a la comunidad”.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Consejos de tu Farmacéutico

Pertenezco a la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94. La falta de experiencia de una facultad que empezaba me llevó a tener...