Jordi Casas es presidente del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona (COFB) y presidente de Infarma Barcelona 2023

El Encuentro Europeo de Farmacia se celebra los días 14, 15 y 16 de marzo de 2023, en el recinto ferial Gran Via de Fira de Barcelona. Organizado por el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona (COFB), el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) e Interalia este año tiene tres grandes objetivos: en primer lugar, hacer hincapié en la importancia de estar preparados, desde el sector farmacéutico, para poder dar respuesta a los retos sanitarios presentes y futuros. En segundo lugar, destacar la necesidad de contar con herramientas que permitan afrontar esos desafíos desde el desarrollo, el crecimiento y la innovación. Y, en tercer lugar, poner en valor todo lo que pueden aportar los farmacéuticos a la salud pública, desde los diferentes ámbitos de ejercicio, como un aliado más dentro del sistema sanitario.

“La respuesta a los desafíos de la salud” es el lema de Infarma Barcelona 2023. ¿Cuáles son los desafíos más acuciantes a los que se enfrenta el farmacéutico este año?

Tras tres años de pandemia, esa nueva realidad que considerábamos excepcional ha venido para quedarse. Esto nos sitúa en un escenario muy diferente al que teníamos en 2019, el último año que se celebró Infarma de forma presencial en Barcelona, y si algo se ha evidenciado en este tiempo, es que como profesión farmacéutica tenemos tres grandes retos. En primer lugar, consolidar la función de salud pública y social de los profesionales farmacéuticos; en segundo lugar, mejorar la comunicación entre la Farmacia y la Atención Primaria; y, en tercer lugar, adaptar a la nueva realidad social el modelo de prestación farmacéutica. Infarma es el encuentro idóneo para debatir sobre estos y otros desafíos a los que tendrá que hacer frente el sistema sanitario en un futuro próximo, donde no cabe duda que el farmacéutico tendrá un papel clave para abordarlos.

Cada edición es más innovadora y participativa, qué veremos en esta.

Cada nueva edición que realizamos del Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y el Salón de Medicamentos y Parafarmacia intentamos que sea más innovadora y participativa, ya que se trata del mayor encuentro profesional del sector. Una de las principales novedades de esta edición es la incorporación del congresista virtual. De esta forma, el congresista que no pueda desplazarse podrá participar de forma online en determinadas mesas redondas entorno a los temas de actualidad del sector. También hacer especial mención al programa científico, que contará principalmente con 3 grandes formatos: mesas de actualidad, aulas profesionales y conferencia inaugural y de clausura, todas ellas con grandes referentes del sector. Otra novedad es que Infarma Barcelona 2023 albergará el espacio: “Iniciativas de éxito”, que ya ha tenido lugar en ediciones anteriores de Infarma Madrid. El objetivo es dar visibilidad y compartir los proyectos más exitosos implementados por los colegios farmacéuticos de España durante el 2022. Por otro lado, destacar que, por primera vez, los pósteres científicos seleccionados serán presentados en el Congreso en formato digital, mediante unas pantallas interactivas prescindiendo del uso de papel.

Finalmente, poner en valor que un año más celebraremos Infama Solidario con un concierto benéfico, en el que esperamos mucha participación, para recaudar fondos para una entidad sin ánimo de lucro que realice actividades vinculadas a la pobreza farmacéutica. De esta manera, el colectivo farmacéutico colaborará, un año más, en esta actividad benéfica extra congresual potenciando la vertiente social inherente a la profesión.

Este año se esperan reformas trascendentales para el sector farmacéutico, como la anunciada sobre la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios. ¿Cuáles considera más importante acometer?

Las normas deben responder a las necesidades sanitarias y sociales, y por ello deben estar en permanente revisión. La Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios debe establecer el marco estatal donde pivoten el resto de normativas autonómicas, definiendo las nuevas competencias profesionales de los farmacéuticos, como es el caso de la atención farmacéutica domiciliaria. Asimismo, también debe adaptarse a las tendencias cambiantes de la sociedad, que cada vez está más digitalizada; y contemplar otros aspectos, como la consolidación de los servicios implementados en los últimos años y el incremento de competencias de los farmacéuticos para hacer frente a los desabastecimientos.

Tomó posesión del cargo en 2020, en plena pandemia. Qué balance hace de estos años al frente del COFB. ¿Cree que el papel de la farmacia se recordará siempre por el que protagonizó durante estos años de pandemia?

Han sido tres años especialmente intensos en los que los profesionales farmacéuticos hemos respondido con profesionalidad y rigor a todos los retos sanitarios y sociales. Hemos estado en primera línea, colaborando estrechamente con los CAP para reducir la tensión asistencial y contribuyendo en el cribado de casos de COVID-19 a través de los TAR. Por todo ello, no cabe duda que, tras la pandemia de la COVID-19, se ha puesto de manifiesto el relevante papel del farmacéutico como agente de salud y la importancia de su integración en el sistema sanitario.

Y qué prioridades tienen en la hoja de ruta del COFB en este año que comienza.

Durante el 2023 desde el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona tenemos previsto continuar con las tres principales líneas estratégicas que retomamos el año pasado. En primer lugar, ampliar y potenciar la oferta formativa mediante el Programa de Formación Continuada 2022-2023, con más de 190 actividades en formato presencial, híbrido y online. 

En segundo lugar, continuar con la digitalización del sector, para facilitar el trabajo diario de los profesionales farmacéuticos y su relación con el usuario. Y en tercer lugar, posicionar al farmacéutico como un agente de salud integrado en el sistema sanitario.

Además, este año también estamos muy centrados en la organización de Infarma Barcelona 2023, que tendrá lugar los días 14, 15 y 16 de marzo en el recinto ferial Gran Via de Fira de Barcelona; y en la celebración de los 125 años del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona.

Cuál es la postura del COFB respecto a la dispensación excepcional, la protocolización y remuneración de servicios, la capacidad de sustitución y otras muchas cuestiones de gran calado para el farmacéutico comunitario.

Todos los servicios que promovemos pasan por que sean de manera protocolizada para ofrecer una atención homogénea y de calidad. En cuanto a la remuneración, trabajamos con CatSalut en un extenso catálogo de servicios concertados, donde están incluidos, entre otros, el Programa de detección precoz del cáncer de colon y recto, el Programa de detección precoz del VIH mediante test rápido, el Programa de Mantenimiento con Metadona y, próximamente, el Programa de detección precoz de cáncer de cuello uterino.  No obstante, es cierto que la implementación de otros servicios que entran dentro de las funciones de la oficina de farmacia como red capilar sanitaria también tendría que pivotar en una remuneración o resarcimiento de los costes generados por la implementación de los mismos. Por otro lado, consideramos que se tendría que capacitar al farmacéutico comunitario para sustituir la medicación y dispensar otra forma farmacéutica con el mismo principio activo. Sobre todo en la actualidad, en un momento en el que se ha acentuado la falta de determinados medicamentos agilizaríamos el proceso de dispensación, evitaríamos colapsar los centros de atención primaria y facilitaríamos a los pacientes la continuidad terapéutica.

La colaboración entre colegios e instituciones es el punto de partida para mejorar el futuro de la profesión. Hasta qué punto el farmacéutico forma parte “de facto” de las estrategias de Salud Pública de Cataluña. En qué ámbito considera que el farmacéutico puede resultar de más ayuda.

Tanto el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona (COFB), el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya (CCFC), como los profesionales del sector farmacéutico desde hace años colaboramos con la administración sanitaria para impulsar programas de salud pública. Según una encuesta realizada por el CatSalut, la colaboración y comunicación entre las farmacias y la atención primaria, en la realización de los test de antígenos y detección de la COVID-19, fue el aspecto mejor valorado por la ciudadanía durante la pandemia. De hecho, me gustaría recordar el papel que desempeñaron los farmacéuticos y farmacéuticas, en coordinación con CatSalut, durante el pico de la pandemia de la COVID-19. A modo de ejemplo, en 2022 las farmacias catalanas supervisaron 655.574 test de antígenos y, en tan solo dos meses, notificaron 350.326 casos positivos de test realizados en el domicilio.  Además, el CCFC y CatSalut firmamos un convenio estratégico en 2021 para fomentar el despliegue de la atención farmacéutica en el Sistema de Salut en tres grandes ámbitos: la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, la accesibilidad y la coordinación asistencial y, finalmente, la atención y el seguimiento farmacoterapéutico a pacientes con enfermedades crónicas.

La dispensación colaborativa de medicamentos de dispensación hospitalaria en farmacias comunitarias puesta en marcha durante la pandemia, sigue funcionando con gran éxito en cinco comunidades autónomas, entre las que se encuentra Cataluña. Qué acogida ha tenido entre los farmacéuticos, los gestores sanitarios y los pacientes.

La entrega de proximidad de Medicamentos Hospitalarios de Dispensación Ambulatoria (MHDA) a través de la farmacia comunitaria ha tenido muy buena acogida en toda Cataluña: durante el 2022, 7.742 pacientes crónicos retiraron la medicación hospitalaria en una farmacia comunitaria y participaron 37 hospitales y 2.341 farmacias comunitarias catalanas. De hecho, en Cataluña fuimos pioneros en impulsar el circuito al inicio de la pandemia con el objetivo de facilitar el acceso de la medicación a los pacientes y mejorar la adherencia terapéutica, siempre con la supervisión de los servicios de la farmacia hospitalaria.

España es pionera en digitalización con el sistema de receta electrónica. Sin embargo, la comunicación entre profesionales dista mucho de ser como debiera. Cómo podría mejorarse.

Como he mencionada al principio, es uno de los principales retos de la profesión. Desde el COFB ya estamos trabajando en este sentido, recientemente realizamos una sesión conjunta entre farmacéuticos de atención primaria y coordinadores de Farmacia Comunitaria del COFB para presentar la cartera de servicios de las oficinas de farmacia, consensuada con CatSalut. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer y la mejora de la comunicación entre la farmacia y la atención primaria es uno de los grandes retos para el sector este 2023. Concretamente, una de las necesidades a potenciar en el aspecto comunicativo es la falta de sistemas de interconexión y bases de datos que faciliten el trabajo entre ambos colectivos.

Desde el primer momento en su colegio han sido partidarios de la aprobación de la propuesta de regulación del uso terapéutico del cannabis y han celebrado que se incluya a la farmacia comunitaria. Por qué cree que las farmacias comunitarias son la mejor vía para acercar este recurso terapéutico a los pacientes.

El cannabis es una planta medicinal que tiene mucho potencial y siempre hemos sido partidarios de dar respuestas sanitarias que garanticen la seguridad de los tratamientos en este campo. El farmacéutico, mediante la formulación magistral, puede ofrecer opciones seguras con principios activos que cuenten con la indicación terapéutica aprobada y garantía farmacéutica ante los casos que requieran soluciones individualizadas, siempre bajo la correspondiente prescripción médica. Gracias a la capilaridad y proximidad, las farmacias comunitarias son la mejor vía para acercar este recurso terapéutico a los pacientes. 

Combatir la resistencia a los antibióticos es una de las prioridades del Pla de Salut 2021-2025. El PESBUM o la acción “La resistencia a los antimicrobianos, ¿qué puedo hacer yo?” son dos buenas muestras de ello. En qué otras acciones de prevención están implicados los farmacéuticos de Barcelona.

Además de los proyectos mencionados anteriormente, como el programa para la Detección Precoz del Cáncer de Colon y Recto (PDPCCR) o el programa de detección precoz del VIH mediante test rápido, tenemos muchas otras iniciativas que tienen como objetivo la prevención de enfermedades. Uno de los proyectos que acabaremos de implementar en 2023 es el Programa de Detección Precoz del Cáncer Uterino, que gracias a su éxito, se está extendiendo a toda la provincia de Barcelona; y también el Programa sobre el buen uso de los medicamentos (PESBUM) en los centros educativos, que se ha iniciado con una prueba piloto en algunos centros del área metropolitana, pero el objetivo es ampliar el número de centros para llegar a más jóvenes. Y finalmente, el pasado año retomamos el estudio Derma-Risc, que tiene como objetivo la integración del farmacéutico comunitario en el circuito de detección del cáncer cutáneo

Para impulsar la digitalización de las farmacias, Salut y el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya iniciaron el proyecto “Oficina de farmacia libre de papeles”. Cree que a las farmacias les queda aún mucho camino por recorrer para conseguir su completa digitalización.

Conseguir una completa digitalización es complicado a corto plazo porque hay muchas vertientes en las que trabajar y adaptar a formato digital, pero no cabe duda de que vamos por el buen camino. Como bien comentas, el proyecto “Oficina de Farmacia libre de papeles” es un claro ejemplo de avance hacia una mayor digitalización en el ámbito farmacéutico. El objetivo del proyecto es que las farmacias puedan gestionar de forma electrónica el libro recetario, el libro de contabilidad de estupefacientes y los vales de estupefacientes. Otro proyecto con el que colaboramos es “La meva cartera”, un monedero digital que impulsó la Generalitat el pasado septiembre, que se estrenó con la tarjeta sanitaria individual (TSI) en más de 3.200 farmacias catalanas. En este sentido también me gustaría destacar que el año pasado el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya y el Departament de Salut activamos la interoperabilidad europea para poder dispensar medicamentos prescritos en Cataluña en otros países y la inversa. No cabe duda que la digitalización del sector se está llevando a cabo y que es beneficioso tanto para los profesionales como para los usuarios.

Y qué puede decirnos de proyectos como Farmaserveis, la plataforma de registro asistencial de la red de farmacias catalanas, puesto en marcha por el Consell, o la nueva Tarjeta Cuidadora del Ayuntamiento con la que colaboran los farmacéuticos de Barcelona.

Antes hacía referencia al proceso de digitalización del sector farmacéutico y Farmaserveis es un ejemplo de ello. La plataforma se hizo extensiva a toda Cataluña a principios de 2021 y, desde entonces, año tras año hemos ido implementando mejoras. En 2022, se sumaron cuatro servicios nuevos a los que ya se ofrecían: perfil lipídico, parámetros antropométricos, glicemia y HbA1c y consejo alimentario. Y este 2023, la plataforma también contará con una app para el paciente que se lanzará próximamente.

Por otro lado, la Tarjeta Cuidadora ha tenido buena acogida entre las farmacias de la ciudad de Barcelona y ya cuenta con 181 farmacias adheridas desde septiembre. Desde entonces, se han realizado 11 sesiones, que han contado con 115 asistentes (personas cuidadoras) que han participado en sesiones realizadas sobre el buen uso de los medicamentos ante el dolor o el insomnio.

Cómo cree que podrían solucionarse los problemas de desabastecimiento de medicamentos, como el vivido recientemente en las farmacias de Cataluña y de toda España con la amoxicilina.

El desabastecimiento de determinados medicamentos no es un problema nuevo de ahora, pero sí es verdad que en los últimos meses se ha acentuado. Se trata de un problema multifactorial producido por diferentes causas, como el incremento puntual de la demanda, las políticas de los precios de los medicamentos, la falta de materia prima, entre otras razones. Ante esta situación, el año pasado firmamos un convenio con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos (CGCOF) para promover el uso del aplicativo Farmahelp en las farmacias comunitarias de la provincia de Barcelona. Se trata de una herramienta participativa y voluntaria con la cual las farmacias pueden solicitar stock de medicamentos a otras farmacias cercanas. La otra opción, complementaria a Farmahelp es el Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (CISMED) que, a partir de la información proporcionada por las farmacias, permite conocer en tiempo real los problemas de suministro y detectar si se trata de un problema puntual o generalizado.

Más allá de estas herramientas, para paliar el problema son imprescindibles dos aspectos que ya he comentado anteriormente: disponer de un canal de comunicación entre atención primaria y farmacia comunitaria y capacitar al farmacéutico para hacer sustituciones por fármacos equivalentes.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Paula Rivero

Soy de la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94, estudios que completé con los de Historia Contemporánea, licenciándome en...