“Resulta urgente demandar que se pongan en vigor las previsiones del Real Decreto del RD 717/2019, de 5 de diciembre que determina  que a partir del pasado 9 de febrero de 2024 el Ministerio deberá publicar la Orden Ministerial por la que se elimina la obligación para los farmacéuticos de recortar y pegar los cupones-precinto en hojas de verificación para llevar a cabo la facturación de la receta electrónica. De igual forma está prevista la eliminación de esta obligación para las recetas en papel». Así lo solicita el Observatorio del Medicamento, publicación editada por la Federación Española de Farmacéuticos Empresarios (FEFE), que este lunes ha demandado con “urgencia” la eliminación de esta traba.

Se puede calcular que, para 1.120 millones de recetas, y obviando que hay algunas que pueden contener más de un cupón-precinto, solo el coste de recortar y pegar el cupón en las hojas de comprobación o en las recetas en papel, superaría los 40 millones de euros. Señala el observatorio del medicamento del mes de enero.

La eliminación del cupón-precinto es técnicamente posible, y así lo han puesto en evidencia varias Comunidades Autónomas en ensayos piloto o declaraciones. Solo falta la Orden Ministerial para que los farmacéuticos puedan verse libres de una operativa arcaica, que además presenta un coste elevado para las farmacias.

Ahora, gracias al proceso de verificación implantado y a la existencia de código QR en los envases, todas las funcionalidades del cupón-precinto, e incluso muchas más, se mantienen.

Tenemos que recordar aquí que la existencia del cupón-precinto se remonta a los años 60 del pasado siglo, algo que no ha existido en ningún país de nuestro entorno y que ha ocasionado, además de un gran problema burocrático, y algunos disgustos a los titulares de oficina de farmacia, ya que se recogen sanciones relacionadas con su existencia fuera de la receta o las hojas de comprobación.

En el pasado, el cupón-precinto permitió la informatización de todas las recetas y procesos increíblemente adelantados para su tiempo que permitían cruzar datos de prescripción y de dispensación con laboratorios y médicos, permitiendo un control casi perfecto del gasto farmacéutico y evitar cualquier fraude.  

El coste que ha supuesto, y supone todavía la obligación de incorporar cupones-precinto en los envases y en todo el proceso de facturación es enorme, tanto para la industria como para las farmacias.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...