ESTÁS LEYENDO...

FRACASO ESCOLAR ¿No será que no ve bien?

FRACASO ESCOLAR ¿No será que no ve bien?

FRACASO ESCOLAR ¿No será que no ve bien?
Si a tu hijo no le va bien en el cole, plantéate hacerle una revisión de la vista. Detrás de uno de cada tres casos de fracaso escolar se esconde algo tan sencillo y fácil de corregir como un problema de visión.

Un 33% de los casos de fracaso escolar se deben a problemas visuales, según datos del Ministerio de Educación recogidos en el informe Datos y cifras. Curso Escolar 2009-2010. La posición de la cabeza al estudiar o el color de los párpados pueden ser claves e indicarnos claramente la conveniencia de someter al niño a una revisión oftalmológica.

De cómo llegar a ser un experto
A través de la observación podemos llegar a percatarnos de muchas anomalías visuales en nuestros hijos. Así lo afirma la doctora Sánchez-Ramos, profesora experta en visión de la Universidad Complutense de Madrid, quien propone la observación como medida fundamental a la hora de evaluar un posible problema de visión en un niño, especialmente ante casos de dificultad académica o de adaptación a la escuela. Con motivo de la presentación del programa de prevención y salud visual Mirando por Todos, cuyo objetivo es fomentar el cuidado de la vista, la doctora Sánchez Ramos nos propone:
1.    Observar la posición de la cabeza del niño respecto al papel o a la pizarra. Si el niño trabaja con la cabeza inclinada lateralmente sobre el papel puede denotar astigmatismo,  Niño ensimismado jugandomientras que una proximidad excesiva denota dificultad para ver de lejos y podría responder a un problema de miopía.
2.    Fijarse en el color de los párpados. Si estos presentan un tono rojizo o están inflamados cuando los niños leen o desarrollan actividad visual, puede deberse a un exceso de acomodación.
3.    Algunos gestos repetitivos pueden ser indicativos de la existencia de un problema de visión, como por ejemplo el que el niño se tape un ojo para mejorar su visión o guiñe los ojos mostrando esfuerzo para ver mejor objetos y cosas distantes, como por ejemplo la pizarra.
 
Recomendaciones expertas
•    Además de la observación, la doctor Sánchez Ramos nos recuerda una serie de medidas a la hora de estudiar y fijar la vista. Así, por ejemplo, nos recuerda que cuando se trabaja con ordenadores, la distancia debe ser la correcta y es recomendable hacer descansos de cinco minutos cada media hora.
•    Igualmente conviene incluir en la dieta de los niños abundantes alimentos con vitamina A. Este nutriente se puede encontrar en el hígado, la zanahoria, las espinacas, la leche, el brócoli, el huevo, el queso, la pera, la naranja y la manzana.
•    En los meses de verano es imprescindible que los menores también utilicen gafas de sol homologadas, ya que en el último estudio realizado por la doctora Sánchez-Ramos (Agosto 2009) se detectó que más de un 90% de las gafas adquiridas en establecimientos no sanitarios (mercadillos, bazares, etc…) pueden ser dañinas para los ojos de los niños.
•    Y por último, y muy importante, las revisiones oculares en centros oftalmológicos deben ser periódicas, al menos una vez al año.





ARTÍCULOS RELACIONADOS