ESTÁS LEYENDO...

GSK se une a la nueva alianza global para vencer d...

GSK se une a la nueva alianza global para vencer diez enfermedades tropicales olvidadas antes de 2020

GSK se une a la nueva alianza global para vencer diez enfermedades tropicales olvidadas antes de 2020
GSK se ha unido a otras compañías farmacéuticas y organizaciones líderes, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Bill y Melinda Gates, el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido y la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (US Agency for International Development – USAID), para aunar esfuerzos y apoyar a los países emergentes a vencer las “enfermedades tropicales olvidadas” (neglected tropical diseases – NTD). Estas afectan a más de mil millones de personas en los países en desarrollo y provocan enfermedad, incapacidad y muerte, además de aumentar la carga para unos sistemas sanitarios ya de por sí desbordados.

Esta alianza apoyará los ambiciosos objetivos definidos esta semana por la OMS para controlar o erradicar 10 de las 17 enfermedades de este tipo antes de finalizar la década. Así, se prevé erradicar cinco enfermedades: filariasis linfática (elefantiasis), dracunculiasis o dracontosis (gusano de Guinea), tracoma, enfermedad del sueño y lepra, y se controlar otras cinco: helmintiasis (causada por gusanos intestinales), esquistosomiasis, oncocercosis, enfermedad de Chagas y leishmaniosis visceral antes de 2020.

Sir Andrew Witty, Consejero Delegado de GSK, ha señalado que “está encantado de anunciar que GSK forma parte de este esfuerzo conjunto para liberar a generaciones futuras de la carga de las enfermedades tropicales olvidadas. Apoyamos íntegramente la visión audaz de la OMS y nos comprometemos a desempeñar nuestra parte para ayudar a conseguir la cobertura universal de los programas de intervención en unas enfermedades que pueden controlarse o erradicarse con los tratamientos actuales, además de fomentar la I+D de nuevos medicamentos para enfermedades para las que no existe tratamiento. Gracias a esta nueva alianza, disponemos de los medios y de la energía para asestar un golpe definitivo a las enfermedades en los países más desfavorecidos del mundo”.

Con el fin de apoyar los objetivos de la alianza, GSK ha ampliado su amplio programa de donación de albendazol, centrado en dos enfermedades olvidadas, y ha reforzado su compromiso de apoyar los esfuerzos en I+D. Además, GSK se ha comprometido a prolongar cinco años más su colaboración donando 400 millones de comprimidos de albendazol cada año a la OMS para permitir la desparasitación de escolares en todos los países endémicos. De esta forma, la ampliación del programa, que inicialmente estaba previsto hasta 2015, supondrá la donación de 2.000 millones de comprimidos más de albendazol hasta 2020.

Asimismo, GSK también ha reafirmado su compromiso de suministrar todo el albendazol que sea necesario para erradicar la filariasis linfática en todo el mundo antes de 2020. En la actualidad, GSK dona 600 millones de comprimidos de albendazol al año a la OMS para prevenir la transmisión de la filariasis linfática y ha donado más de 2.000 millones de dosis a la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosOMS hasta la fecha. Entre 2000 y 2010 se administraron más de 1.700 millones de tratamientos de albendazol en 52 países, y el importe económico global del programa de la filariasis linfática entre 2000 y 2007 se ha estimado, siendo conservadores en la estimación, en 24.000 millones de dólares.

GSK seguirá desempeñando un papel activo en el desarrollo de tratamientos nuevos y mejores para las enfermedades tropicales olvidadas mediante colaboraciones como la que mantiene con Drug for Neglected Diseases initiative (DNDi), una organización sin ánimo de lucro para promover la I+D de enfermedades olvidadas. GSK comparte conocimientos, investigación y propiedad intelectual con grupos como este con el objetivo de contribuir al descubrimiento de medicamentos para enfermedades como la enfermedad del sueño, la leishmaniosis visceral y la enfermedad de Chagas. Además, GSK es miembro fundador del consorcio WIPO Re:Search, creado para acelerar el desarrollo de tratamientos nuevos y mejores para las enfermedades tropicales olvidadas.

Además, GSK continúa investigando en su propio programa activo de I+D sobre las enfermedades que más afectan a los países en desarrollo, incluyendo las enfermedades tropicales olvidadas. En el portfolio de I+D se incluyen en la actualidad proyectos sobre la enfermedad de Chagas, el dengue, la tripanosomiasis africana humana y la leishmaniosis.

Filariasis linfática
También denominada elefantiasis, es una enfermedad desfigurante, presente sobre todo en países tropicales, que está causada por un parásito y propagada por mosquitos. Afecta a más de 120 millones de personas y es una de las principales causas de incapacidad permanente en el mundo2. En diciembre de 1997, GSK estableció una colaboración con la OMS para liderar los esfuerzos para la erradicación de la filariasis linfática. Desde entonces, el programa ha evolucionado hasta convertirse en una importante colaboración público-privada, conocida como la Alianza Global para la Erradicación de la Filariasis Linfática.

Para prevenir esta enfermedad, la OMS recomienda tratar a todas las comunidades endémicas una vez al año con una coadministración de dos medicamentos antiparasitarios durante un mínimo de cinco años. En los países africanos, estos fármacos son albendazol e ivermectina (Mectizan®, donada por Merck & Co., Inc.), y en el resto del mundo son albendazol y dietilcarbamazina (DEC, un fármaco genérico).2

GSK se ha comprometido a donar albendazol, durante el tiempo que sea necesario, hasta que esta enfermedad esté erradicada; en el mejor de los casos, la magnitud de este compromiso se estima en alrededor de 6.000 millones de tratamientos. En la actualidad GSK dona 600 millones de comprimidos al año a la OMS. Además de donar comprimidos gratuitos de albendazol, GSK proporciona un apoyo financiero considerable para la creación de grupos de trabajo, talleres educacionales y acciones divulgativas, así como la experiencia de personal especializado.

Helmintiasis causada por gusanos intestinales

La helmintiasis causada por gusanos intestinales, es la causa principal de enfermedad en niños en edad en escolar de los países en desarrollo y con frecuencia causa retraso en el crecimiento, anemia, malnutrición y fracaso escolar3. La OMS recomienda un tratamiento anual a los niños de zonas endémicas con una dosis de un fármaco desparasitario como albendazol4. La desparasitación aporta mejoras notables a la salud y al desarrollo infantil, optimizando también la asistencia escolar, los resultados académicos y la productividad1 y podría ayudar a reducir la carga en unos sistemas sanitarios ya de por sí desbordados. En septiembre de 2011, GSK ha formalizado un compromiso con la OMS para donar 400 millones de comprimidos de albendazol al año para el tratamiento de niños en edad escolar con riesgo de tener gusanos intestinales.

I+D de enfermedades tropicales olvidadas
GSK dispone de un grupo I+D específico dedicado a las enfermedades de los países en desarrollo, incluidas las enfermedades tropicales olvidadas. Su trabajo de I+D incluye proyectos para varias enfermedades de particular importancia en estos países como meningitis bacteriana, enfermedad de Chagas, clamidia, dengue, VIH/SIDA, tripanosomiasis humana africana, leishmaniosis, malaria, gripe pandémica, enfermedad por neumococo y tuberculosis.

GSK ha creado un centro de I+D en Tres Cantos (Madrid), dedicado a la investigación de enfermedades tropicales olvidadas, malaria y tuberculosis, donde investigadores de organizaciones y centros académicos externos trabajan junto a científicos de la compañía como parte de la iniciativa denominada “Open Lab”.

Hasta el momento, en el marco del “Open Lab”, once científicos han trabajado en siete proyectos en este campus. Entre los que se están desarrollando en la actualidad, se incluye la investigación para identificar y optimizar compuestos que puedan probarse en humanos contra la tuberculosis multiresistente a fármacos; tres proyectos diferentes sobre malaria, entre ellos uno que investiga compuestos con potencial de la colección de GSK, y un enfoque nuevo contra los parásitos que pueden causar leishmaniosis.

GSK continúa invirtiendo en la investigación de vacunas para enfermedades de países en desarrollo. La compañía lleva más de dos décadas trabajando en una vacuna frente a la malaria. Los positivos resultado iniciales del estudio fase III de la vacuna candidata de GSK, RTS,S, desarrollados en colaboraci





ARTÍCULOS RELACIONADOS