ESTÁS LEYENDO...

Hacia una farmacia de servicios asistenciales

Hacia una farmacia de servicios asistenciales

Hacia una farmacia de servicios asistenciales

·        Cálculo del precio de los servicios profesionales farmacéuticos.

Y entramos aquí en un aspecto que rara vez se tiene en cuenta como debería. Debemos tener en cuenta los costes:

1.- Coste de oportunidad: lo que estás dejando de ganar por dedicarte a esta actividad y no a otra. ¿Qué ganarías si en lugar de desarrollar un servicio de Revisión del Uso de la Medicación (RUM) te dedicaras a potenciar la dermocosmética?

2.- Costes directamente relacionados con el servicio ofertado: maquinaria (glucómetro, tensiómetro…), material desechable (guantes, agujas, blisters…) y otros.

3.- Costes derivados del servicio: tiempo invertido (coste/hora de la persona encargada), formación del equipo, utilización del espacio…

Y luego sumarás los honorarios profesionales que vayas a establecer. Aún no hay consenso en la tarifación de estos honorarios. El colegio de tu provincia puede orientarte específicamente en tu caso.

·        Es hora de que tomes acción.

Estoy segura de que, en tu entorno, hay pacientes que necesitan de tu oferta asistencial. Que precisan el desarrollo de todas las funciones para las que estás sobradamente capacitado y por las que están dispuestos a pagarte. Eso sí, hay que hacerlo de manera excelente. Te animo a reflexionar tanto si tienes un servicio farmacéutico en marcha como si te estás planteando añadirlo a tu cartera.

Pregúntate:

•        ¿Tengo mis servicios farmacéuticos básicos optimizados?

•        ¿Cuáles son las necesidades de mi paciente?

•        ¿Qué es lo mejor que puedo ofrecer que sea coherente con mis valores y mi especialización?

•        ¿Qué capacitación tenemos mi equipo y yo para poder ofrecer este servicio?

•        ¿Qué condiciones tiene mi local y mi entorno?

•        ¿Es un servicio rentable y sostenible en el tiempo?

Estoy segura que de este análisis saldrán extraordinarios servicios farmacéuticos pensados para el paciente. Y si tienes dudas, escríbeme a mcsaez@impulsatufarmacia.com y estaré encantada de ayudarte.

·        Mi reflexión final

Estos son unos meses de zozobra en la Comunidad de Madrid a costa de los Servicios Profesionales Farmacéuticos. El Colegio de Farmacéuticos de esta comunidad se ha posicionado al lado de Lucrecia Gutiérrez (El Boalo) en defensa de su labor profesional frente a las acusaciones vertidas sobre ella.

Y yo, no puedo dejar de romper una lanza por los compañeros que, como Lucrecia, trabajan incansablemente por sus pacientes con una oferta sanitaria de excelente calidad.

La profesión farmacéutica es vocacional, es un estilo de vida lleno de sacrificios.

En mi mundo ideal, todo el equipo sanitario trabaja al unísono en pro de la salud del paciente.

Los farmacéuticos comunitarios somos una pieza imprescindible del puzzle.

Somos parte de la solución para un sistema sanitario sobresaturado.

Somos los expertos del medicamento, de su conservación, distribución, seguimiento y correcta utilización.

Y como tal, vamos a seguir reivindicando nuestro papel y trabajando por nuestros pacientes.

Le pese a quien le pese.

1 2




ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.