ESTÁS LEYENDO...

Hidroclorotiazida, “sin alarmas”

Hidroclorotiazida, “sin alarmas”

Hidroclorotiazida, “sin alarmas”

“En algunos medios profesionales he leído que la hidroclorotiazida puede provocar cáncer y yo la tomo para controlar la tensión. ¿Qué debo hacer?”

Nos escribe… Ana (Sevilla)

La hidroclorotiazida es un principio activo que se encuentra en numerosos medicamentos utilizados para la hipertensión arterial, edema asociado a insuficiencia cardíaca, renal o hepática, y también en diabetes insípida e hipercalciuria idiopática. Puede aparecer sola pero también (en la mayoría de los casos) asociada a otros principios activos antihipertensivos como por ejemplo enalapril. Hasta ahora todos los estudios sobre seguridad de la hidroclorotiazida eran positivos; sin embargo,  y sin ser alarmistas debemos saber que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) organismo oficial que pertenece al ministerio de Sanidad, ha emitido una nota informativa  para advertir que aquellas personas que utilicen de manera prolongada la hidroclorotiazida tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel no melanocítico (carcinoma basocelular y carcinoma espinocelular), lo cual se ha conocido por recientes estudios epidemiológicos de poblaciones en Dinamarca, riesgo que al parecer, depende de las dosis acumuladas desde el principio del tratamiento. Estos estudios han encontrado riesgo en dosis acumuladas de 50.000 mg de hidroclortiazida o superiores, lo cual correspondería, por ejemplo, al uso diario de 12,5 mg de hidroclorotiazida durante aproximadamente 11 años. En España se están estudiando estos datos para comprobar si son extrapolables, aunque parece que existe un mecanismo fisiológico que puede explicar esta conexión y es la fotosensibilidad, ya conocida, de este fármaco.

Mientras tanto ¿qué debemos hacer?

Acudir a nuestro médico de cabecera, él decidirá en cada caso qué se debe hacer. Las recomendaciones de la AEMPS a los sanitarios en este sentido son: reconsiderar el uso de hidroclorotiazida en pacientes con antecedentes de cáncer de piel no melanocítico; solicitar valoración especializada en caso de lesiones cutáneas con sospecha de malignidad; informar a los pacientes en tratamiento con hidroclorotiazida acerca de este posible aumento de riesgo tras tratamientos prolongados y advertirles sobre la necesidad de limitar la exposición excesiva al sol y/o rayos ultravioleta y de usar fotoprotección solar adecuada. Y, por último, la conveniencia de revisar periódicamente la piel y de consultar con un médico en caso de que aparezcan lesiones cutáneas sospechosas (o que cambien de aspecto las ya existentes).

Recomendaciones para reducir posibles efectos adversos

  • La hidroclorotiazida se debe administrar con las comidas para favorecer su acción y mejorar su absorción o con un vaso de leche para disminuir las molestias gastrointestinales.
  • Puede darse en una o dos tomas, en caso de una sola toma se recomienda por la mañana para evitar una mayor frecuencia al orinar por la noche.
  • Se recomienda durante el tratamiento tomar alimentos ricos en potasio tales como: zumo de manzana, zumo de naranja, zumo de piña, zumo de melocotón, zumo de tomate, plátanos, albaricoques, ciruelas, melocotón, fresas, melón, sandía, legumbres, sandía, chocolate, frutos secos.
  • Tomar suficiente agua todos los días, aunque no tenga sed, para reducir el riesgo de deshidratación por la mayor eliminación de orina de los diuréticos.
  • Evitar bebidas alcohólicas por aumentar el riesgo de hipotensión.
  • No se pueden realizar exposiciones prolongadas al sol durante el tratamiento con hidroclorotiazida.




ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com