ESTÁS LEYENDO...

I Jornada Regional sobre la Enfermedad de Parkinso...

I Jornada Regional sobre la Enfermedad de Parkinson en Castilla La Mancha

I Jornada Regional sobre la Enfermedad de Parkinson en Castilla La Mancha

Con el objetivo de proporcionar información completa y actualizada de la enfermedad de Parkinson, la Federación Regional de Asociaciones de Parkinson de Castilla La Mancha (FEDEPAR-CLM) ha celebrado el 18 de septiembre, la I Jornada Regional sobre la Enfermedad de Parkinson en la Consejería de Sanidad de Toledo.

La jornada, la primera a nivel regional con una visión integral de la enfermedad, ha contado con la participación de prestigiosos especialistas en neurología, trastornos del movimiento y parkinsonismos. En este sentido, en el acto ha participado el doctor Juan Carlos Izpisúa Belmonte, experto en biología del desarrollo del Instituto Salk (California, EE. UU.), quien actualmente investiga cómo revertir el envejecimiento de las células para retrasar o, incluso, evitar enfermedades como el párkinson y que ha desarrollado una ponencia sobre el alcance de la medicina regenerativa en la enfermedad de Parkinson.

Asimismo, los ponentes han abordado, entre otros puntos, el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson avanzada y las actuales novedades de tratamiento. Entre los ponentes han destacado la doctora Nuria López Ariztegui, coordinadora de la Unidad de Trastornos del Movimiento del Servicio de Neurología del Hospital de Toledo; y el doctor Gurutz Linazasoro, Presidente ejecutivo Fundación Inbiomed de San Sebastián y Director Centro de Investigación Párkinson Policlínica de Guipuzcoa, quien ha dado las últimas líneas de investigación en torno a la enfermedad. También ha participado el doctor Francisco Javier Grandas, jefe de servicio de Neurología del Hospital Gregorio Marañón, quién ha explicado la importancia de los trastornos de la marcha, y la doctora Rosario Luquin, directora de Neurología de la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona, quien ha hablado sobre el diagnóstico premotor, aquellos síntomas que pueden ser las primeras manifestaciones de la enfermedad, antes de que aparezcan los trastornos de motricidad tan característicos de la enfermedad.

“Con el siglo XXI estamos asistiendo a una revolución en las investigaciones sobre la EP, no solo dirigidas al tratamiento sintomático, sino en el tratamiento de los síntomas que no responden a la Levodopa como son los trastornos de la marcha y del equilibrio que tienen un abordaje más integral. En el momento actual hay múltiples estudios sobre la enfermedad, entre ellos los dirigidos a encontrar marcadores biológicos premotores de la enfermedad para poder iniciar terapias neurorestaurativas y neuroprotectoras”, ha explicado la doctora López Ariztegui, añadiendo que “con estas jornadas, por tanto, hemos intentado explicar la realidad de la enfermedad en aspectos diagnósticos, terapéuticos y los avances en investigación, para aclarar dudas, falsos mitos y dar una visión global del estado y las expectativas de la enfermedad”.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo, crónico e invalidante que en España afecta, según estiman los expertos, a 682 personas por 100.000 habitantes. “Teniendo en cuenta que la población de Castilla la Mancha es de unos 2 millones de habitantes, se calcula que hay unos 14.000 pacientes en nuestra Comunidad Autónoma”, ha especificado la doctora. De estos, el 10% presenta la enfermedad en estado avanzado1. En este sentido, según ha explicado la doctora López Ariztegui, “el primer síntoma de avance es la pérdida de eficacia en algunos momentos del día, como al levantarse por la mañana, la alteración severa de la marcha y el equilibrio, problemas severos de la deglución y el habla o la aparición de deterioro cognitivo o trastornos psiquiátricos”.

Destaca, además, que la enfermedad de Parkinson no solo se inicia con temblor, “hay que prestar atención a la aparición de torpeza motora progresiva, algo asimétrica que dificulta la manipulación fina en las actividades manuales y provoca una lentitud en la vida diaria, asociado a menudo a cambios en la postura, en la expresión de la cara con aspecto de tristeza y envejecimiento, disminución del tono de voz y marcha más lenta y arrastrando los pies. Si a ello se unen algunos de los síntomas premotores conocidos como es la pérdida de olfato, la aparición de ensoñaciones vividas con vocalizaciones y conductas motoras vigorosas conocido como trastorno de conducta de sueño REM y síntomas de tristeza y depresión, el diagnóstico va a ser más sencillo y es una indicación para remitir al paciente al Neurólogo para su evaluación”.

 



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com