ESTÁS LEYENDO...

Infección de orina: prevención de forma natural

Infección de orina: prevención de forma natural

Infección de orina: prevención de forma natural

“Cada verano tengo tendencia a tener infecciones de orina. Puedo prevenirlas con algún tratamiento natural?” Nos escribe… Mercedes (Vigo)

Las infecciones de orina o cistitis son más frecuentes en verano, al coexistir en esta época factores que la propician, como el calor, los baños en lugares públicos o cambios en nuestros hábitos de alimentación, todo lo cual puede favorecer que las bacterias en el tracto urinario proliferen.

4 medidas para evitarlas

1.     Bebe mucha agua: estimularás  la eliminación del líquido al orinar lo que contribuirá a limpiar más rápidamente las posibles bacterias que hayan en el aparato urinario. Al menos, intenta beber litro y medio al día

2.     No te aguantes las ganas de ir al baño: procura ir al baño con frecuencia, porque cuanto más tiempo permanece la orina en tu vejiga, más tiempo le das a las bacterias para colonizarla.

3.     Cuida tu higiene íntima: utiliza jabones adecuados que no alteren el pH tan delicado de la zona genital e intenta ir al servicio antes y después de mantener relaciones sexuales, ya que la actividad sexual incrementa la posibilidad de infección de orina.

4.     No te quedes con el bañador mojado:  llévate una muda si vas a quedarte mucho rato o no puedes pasar por casa a cambiarte.

Infección de orina: prevención

1.     Los arándanos rojos: los arándanos son ricos en proantocianinas, que impiden a las bacterias se adhieran al tracto urinario, proliferen y causen la incómoda infección. Beber zumos a base de esta fruta puede ser una buena opción, pero para aprovechar al 100% sus propiedades, lo mejor es tomarlo en forma de complementos alimenticios, en cápsulas. La dosis irá en función de la concentración del producto pero deberá tomarse un mínimo de 2 veces al día.

2.     Los probióticos: contribuyen al equilibrio de la flora digestiva y ayudan a mantener una flora íntima sana. Dosis: 3 veces al día.

3.      Vitamina C: 2-3 zumos de naranja o limón natural/día, o comprimidos de vitamina C, en cantidades mínimas de 500/1000 mg al día. La vitamina C acidifica la orina y ayuda a evitar que las bacterias se fijen a las paredes del tracto urinario.

 

 





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.