ESTÁS LEYENDO...

Kleresca Acne Treatment: terapia con fluorescencia...

Kleresca Acne Treatment: terapia con fluorescencia para el acné

Kleresca Acne Treatment: terapia con fluorescencia para el acné

Todavía existe mucha desinformación sobre el acné, una enfermedad de la piel que preocupa, especialmente, a los adolescentes. Según la dermatóloga Paz Cerdá, directora de la clínica Paz Cerdá de Zaragoza, “aproximadamente el 70% de los jóvenes presentan algún tipo o grado de acné. Además, esta patología lleva consigo muchos falsos mitos que contribuyen a una mayor confusión a la hora de considerarla una enfermedad como tal. “En algunos casos se piensa que es algo propio de la edad y no se toma en serio que puede tener una incidencia psicológica negativa entre quienes lo padecen, produciendo retraimiento y alteraciones en la socialización”, señala la doctora.

Mantener unas pautas correctas de higiene para cuidar la piel adolescente son otras de las cuestiones generalmente ignoradas por los jóvenes. Como asegura la Dra. Paz Cerdá, “a esas edades, que es principalmente cuando se da cualquier caso de acné, es fundamental utilizar jabón especial cada día, no manipular las lesiones activas, utilizar cosméticos que sean “oil-free” y, sobre todo, considerar el acné como una enfermedad dermatológica y tratarla consecuentemente con la ayuda de un dermatólogo”.

Diversos grados de acné, diversas soluciones
En función de las características del paciente, los dermatólogos se decantan por distintos tratamientos para el acné. En los grados leves generalmente basta con aplicar una rutina facial y cuidados específicos para mantener el acné controlado. “En cualquier caso, el paciente no debe manipular las lesiones ni realizar tratamientos agresivos por su cuenta. Dependiendo de la severidad del caso, y siempre bajo la supervisión de un dermatólogo, se puede recurrir a tratamientos tópicos o antibióticos orales”, indica la doctora.

Asimismo, existen diferentes tratamientos como la terapia con fluorescencia que, “además de ser muy innovadora y sin efectos adversos, se puede combinar con otros tratamientos”. Precisamente la energía fluorescente es la tecnología empleada por Kleresca.

Una alternativa no invasiva para tratar el acné
Kleresca Acne Treatment es efectivo contra el acné y no invasivo respecto al paciente, logrando una mejora tanto de las lesiones del acné activo como de las cicatrices. El tratamiento se realiza aplicando un gel fotoconversor especialmente formulado sobre la piel del paciente, que es colocado
bajo la lámpara de luz azul de Kleresca. Cuando esta luz incide sobre el gel –generando apenas una sensación de calor- los cromóforos contenidos en el mismo convierten la luz en fluorescencia que penetra en la piel a diferentes longitudes de onda reduciendo los signos del acné y la inflamación, y
atenuando las cicatrices.

La terapia con fluorescencia consigue algo realmente innovador: que la propia piel comience a “funcionar bien” por sí misma. Esta activación de los mecanismos de reparación internos de la piel se proyecta, además, a largo plazo, de modo que la mejoría continúa progresando tiempo después de
finalizar el tratamiento. Se puede apreciar que los resultados duran hasta un año o más. La duración estándar de Kleresca Acne Treatment consiste en dos sesiones semanales durante seis semanas, dependiendo de la severidad del caso. Cada sesión requiere sólo nueve minutos de exposición bajo la lámpara, siempre bajo la supervisión de un especialista. Además, la terapia biofotónica no es fotosensibilizante, por lo que otra de las ventajas evidentes de Kleresca es que se puede aplicar en cualquier momento del año, incluso durante el verano.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.