ESTÁS LEYENDO...

La actigrafía evita falsos positivos en el diagnós...

La actigrafía evita falsos positivos en el diagnóstico de la narcolepsia

La actigrafía evita falsos positivos en el diagnóstico de la narcolepsia

La Sociedad Española del Sueño (SES) y la compañía líder en tecnologías de salud Philips, han presentado durante la XXV Reunión de la SES que se celebra hasta el día 22 en Santander la “Guía de Actigrafía en las Unidades del Sueño”. El documento, coordinado por la Dra. Odile Romero, Responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, destaca por ser el primero en castellano que recopila todos los protocolos de actigrafía que deben seguirse en las unidades del sueño. El objetivo de la guía es profundizar en el conocimiento tecnológico y de funcionamiento de los dispositivos de actigrafía así como revisar las indicaciones de uso en las unidades de sueño. Todo ello mediante un enfoque práctico para que cualquier profesional interesado en realizar este tipo de exploraciones encuentre los conocimientos suficientes para ello existentes hasta la fecha en la literatura.

Ventajas de la actigrafía

La actigrafía, es decir, el registro de movimiento del paciente durante el día y la noche, es una técnica cada vez más utilizada y apreciada en los laboratorios de sueño. Se considera una herramienta de gran utilidad para el control y seguimiento de alteraciones circadianas e insomnio, así como para evitar falsos positivos en la valoración de exploraciones de somnolencia diurna como el test de latencia múltiple de sueño y el test de mantenimiento de vigilia.

“Entre las ventajas que aporta la actigrafía se encuentra su facilidad de uso, su bajo coste y permitir registros prolongados en el tiempo, lo cual hace posible valorar al paciente en condiciones ambulatorias sin interferencias sobre su actividad cotidiana”, afirma la Dra. Romero. Por todos estos motivos, el uso de la actigrafía cada vez está más extendido y se ha hecho imprescindible, por ejemplo, para el correcto diagnóstico de la narcolepsia. En este sentido, “contar con los registros actigráficos una semana antes del diagnóstico de la narcolepsia es fundamental paraque los profesionales de las unidades de sueño puedan descartar falsos positivos”, explica la Dra. Romero.

La guía incluye capítulos sobre los aspectos técnicos de la adquisición y procesamiento de datos, las indicaciones de uso de la actigrafía y la aplicación práctica de los dispositivos en los pacientes, así como una explicación detallada de las ventajas y desventajas de la actigrafía y muestras prácticas de un diario de sueños.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.